RESEÑA: El valle de los caballos de Jean M,Auel



Argumento:

Tras haber sido expulsada del Clan, Ayla encuentra una cueva para refugiarse y decide pasar un tiempo allí tras no haber encontrado a ningún grupo de Los Otros, a los que pertenece. En esta cueva vive más de dos años en los que, entre otras cosas, decide quedarse con la cría de una yegua que cazó. La llama Whinney (onomatopeya de un relincho en el idioma original) y aprende a cabalgar en ella.
Por otra parte, el libro relata el viaje de Jondalar y su hermano Thonolan, hombres de la tribu Zelandonii, que se dirigen hacia la desembocadura del Río de la Gran Madre (Danubio), compartiendo experiencias con otras tribus que conocen a lo largo del camino.
La autora va contando ambas historias en capítulos alternados, hasta que las vidas de Ayla y Jondalar se cruzan. Un león cavernario mata a Thonolan y Ayla encuentra mal herido e inconsciente a Jondalar, a quien lleva a su cueva para curarlo. Él es el primer hombre de Los Otros que Ayla ve después de haber sido adoptada por el Clan.
Tras varios meses de convivencia en la cueva de Ayla aprenden a entenderse, lo cual no resulta fácil, pues los Zelandonii consideran animales al Clan y Jondalar sufre por sus prejuicios al enterarse que Ayla vivió con ellos e incluso tuvo un hijo mestizo. Además, dado que la gente del Clan no habla, al principio Ayla tampoco sabe hacerlo. Luego Jondalar le enseña a hablar, comparten muchos momentos juntos y, finalmente, se enamoran.
Por último, deciden continuar juntos el viaje que habían iniciado Jondalar y su difunto hermano, llevándose con ellos a Whinney y su potrillo, Corredor.


Opinión personal:

El valle de los caballos es la segunda parte de esa gran saga llamada Los hijos de la Tierra, que comenzó con El clan del oso cavernario. Es un libro estupendo, que mantiene en tensión al lector esperando el tan anhelado encuentro entre Ayla y Jondalar.
Vemos un gran cambio en Ayla, que ya es una mujer, fuerte y valiente. Es capaz de sobrevivir ella sola en la naturaleza, y precisamente, ese es su único miedo: la soledad.

Esta soledad disminuye un poco cuando adopta una potra y más tarde un cachorro de león cavernario, a los que cuida, quiere y alimenta. Ellos le hacen mucha compañía, pero sigue teniendo falta de afecto de otra persona, alguien de " los otros", como ella. Los únicos momentos de pena y debilidad que vemos en Ayla, son cuando recuerda a su hijo. También me llama la atención en ella que lo que más le preocupe de su "próximo encuentro" con los de su especie, sea que no la dejen reír o que no acepten a sus animales, algo que no consentiría.

Jondalar es un hombretón rubio de ojos azules del que yo me he enamorado al igual que Ayla. Enamora a todas las mujeres, vaya donde vaya. Algo que no es de extrañar, ya que aparte de guapo, se le da mejor el tema que a Nacho Vidal. Para que luego digan que "hombre de las cavernas" es un insulto....
En resumen, es un libro que engancha mucho y es 100 % recomendable.

PUNTUACIÓN: Un 8.

Tamara López

5 comentarios:

  1. Totalmente de acuerdo contigo. A mi ella me enamoró con el Clan del Oso cavernario, pero Jondalar lo hizo con El valle de los caballos. Mola la tercera, Cazadores de Mamuts, te tiene en vilo. Pero Las llanuras del Tránsito se hace muy pesado. Estupenda reseña. Mil besines!!
    PD: A modo de consejo: la configuración que has usado y el tipo de letra hacen dificil la lectura de tu blog.

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias, guapa! En breve leeré el tercero y lo reseñaré. Y perdón por la configuración, es que apenas hace dos días que tengo el blog y aún no me manejo muy bien, voy a intentar solucionarlo. Besines!

    ResponderEliminar
  3. Creo que ahora se ve un poco mejor no? Gracias por el consejo!

    ResponderEliminar
  4. Hola Tamara , soy Marisa de Jazz y Letras . Muchas gracias por tus reseñas . Encantada te sigo .
    Es probable que en uno de los programas de radio , con tu autorización previa y nombrándote , tome tus escritos para difundir algunos libros . ( siempre que estés de acuerdo )
    Gracias!
    Un beso
    Marisa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Marisa, no sólo estoy de acuerdo sino que estoy encantada! Para mí es un honor que difundas mis escritos, eso quiere decir que no lo estoy haciendo tan mal ;)
      Un beso guapa!

      Eliminar

Susúrranos entre sombras lo que te ha parecido la entrada...