RESEÑA: Cuarentañeras, de Regina Roman.




No malgastes el dinero en psicólogos... ¡lee a Regina Roman!«Mira que hay agoreros que disfrutan gastando lengua acerca de la crisis de los cuarenta. ¡Será la que ellos sufren, no te fastidia! Mi amiga Rita se cuenta entre ellos.Rita se encargó de deprimirme pensando en los cuarenta. Yo, que siempre decía: '¿Crisis? ¿Guat crisis', llegué a paralizarme de puro miedo. Si quieres desterrar fantasmas y descubrir qué hay de mito en tanto rollo pesimista, acompáñame a través de estas páginas y sorpréndete, porque si tú quieres, puede ser la mejor época de tu vida: ¡El retorno a los veinte!»


OPINIÓN PERSONAL

Lola es una mujer divorciada, madre de un niño de 10 años, a punto de cumplir 40 y recién despedida del trabajo. Da sabios consejos a sus amigas, pero es incapaz de aplicárselos a sí misma. Eso me ha gustado, porque es algo que nos pasa a todas las mujeres, o casi. Me ha parecido un personaje muy divertido , que me ha hecho reír. Es una muy buena madre, pero también tiene tiempo para vivir, algo que la autora nos demuestra que es totalmente necesario y compatible. Su nuevo trabajo la lleva a situaciones, que más tarde que pronto, tiene el coraje de solucionar.

El personaje de Rita me ha puesto de los nervios. No sé si alguien opinará igual que yo, pero me recuerda mucho, muchísimo al personaje de Estela Reynols en "La que se avecina". Es ególatra e insoportable. Quiere que todo el mundo le baile el agua, pero lo que le ocurre en el fondo, es que no se quiere nada a sí misma y tiene un grave problema de autoestima.

Con Gio he pasado por altibajos en toda la novela. Hay veces que creía que iba con buenas intenciones, otras creía que era una arpía... Al final, me ha gustado mucho este personaje, aunque he echado de menos que le hubieran cerrado un poquito más el final.

Felicia es una mujer florero anulada por su marido. Lo mejor que le ocurre es su divorcio. A partir de ahí, su personaje empieza a gustarme cada vez más.
Una de las cosas más graciosas del libro ha sido el hijo de Lola, me ha encantado ese niño. A pesar de su corta edad, da una importante lección de vida a su madre y al lector. Muchas veces deberíamos intentar ver la vida desde la perspectiva de un niño de diez años.

Respecto a los personajes masculinos. El italiano es un bombón, pero para mi gusto, se rinde muy pronto. Y Hamilton, pues es un amor. Me ha gustado mucho la historia que Lola ha tenido con ellos, se nota la edad y madurez de la protagonista. Ella demuestra cómo hay que vivir: sin prisa pero sin pausa.

Es una historia fresca y adictiva, que nos da una importante lección: Lo que cuenta es la actitud, que dura para siempre. La belleza es mortal.

MI PUNTUACIÓN: Un 7,75.

Tamara López

6 comentarios:

  1. Excelente reseña, sin duda esta en mi lista de lectura! Un saludo ;)

    ResponderEliminar
  2. Feliz como un regaliz de que te haya gustado. Ya estaba harta de leer novelas hablando de cuarentonas y de "para ser una cuarentona se conservaba muy bien...". Grrr... A nadie se le ocurre un modo mejor de deprimirnos? Positivismo al podeeeer!!
    Gracias mil por la reseña :)

    Regina

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues yo me alegro de que la hayas escrito :) He pasado muy buenos ratos leyéndola.
      Besines guapa :)

      Eliminar
  3. Me encantan los libros que transmiten un mensaje positivo y este es uno de ellos, mil gracias por la reseña
    un beso :D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te hace pasar un rato muy divertido :) Bienvenida guapa!

      Eliminar

Susúrranos entre sombras lo que te ha parecido la entrada...