From the shadows: Visítame en sueños


Querida yaya:

Soy yo, tu nieta. Esa que tanto se parece a ti, ¿te acuerdas? La que come las mismas cosas que tú, de la misma manera que tú. La que ríe como tú, aún cuando de todo lo que tenga ganas sea de llorar. Solo te escribo para despedirme, porque la maldita muerte no me ha dejado hacerlo.

Hoy el día amaneció triste, incluso el cielo tiene ganas de llorar, porque sabe que ni él merece un ángel como tú, el más bello de todos. Sé que al fin estás descansando, tranquila, sonriendo y comiendo Calippos sentada en una estrella. Sé que tu viejito, mi yayo, está a tu lado, cogiéndote la mano, por fin, después de tantos años esperándote. Siento mucha tristeza, pero ya me conoces, sabes que prefiero quedarme con la alegría de haber sido tu nieta, de haberme reído contigo, de saber que mi abuela siempre fue una guerrera. Esta vida te hizo sufrir mucho, por lo que la muerte te ha dado una tregua. Te ha cogido tranquila, rodeada de amor y agarrada a una mano querida que no te ha soltado hasta que tu calor se ha apagado.

Te marchas dejando un vacío muy grande en todos, pero sé que estás bien, porque por fin puedes abrazar a tu hermano Juan, al que perdiste tan trágicamente, a tus padres y a tu demás familia, que seguro que te estaban esperando con la enorme sonrisa que te mereces. Sabes que no voy a ir a visitarte al cementerio, ya me conoces. Prefiero recordarte como eras, recordar cinco minutos a tu lado, antes que pasar toda una noche llorando ante tu frío cuerpo. Lo siento, yaya, lo siento de verdad, pero no soy capaz de hacerlo. Solo te pido, egoístamente, que sigas cuidándonos desde allí arriba. Y que bailes, ¡baila!, baila ahora que no te duelen los huesos, juega al dominó con el yayo (y déjalo ganar, pobrecito) y visítame en sueños de vez en cuando.

Hasta siempre, guerrera linda.

Tamara López

37 comentarios:

  1. Como ya te he dicho antes por privado y en Facebook. Si es una estrella, las mías la amparan. Si ha de reencarnarse, sabes que os volveréis a encontrar. Si hay cielo, ella es un ángel ahora que no solo te visitará en sueños sino que te susurrará consejos, será esa corazonada que te haga tomar tal o cual decisión. Porque los buenos siempre siguen con nosotros, nunca parten del todo...

    Besitos, preciosa

    ResponderEliminar
  2. Lo siento mucho, de verdad. Es precioso lo que escribes y estoy segura de que serás capaz de quedarte con todos los buenos momentos. Mucho ánimo preciosa.

    ResponderEliminar
  3. Que manera más hermosa de cerrar un ciclo. lo siento mucho y de corazón deseo que tengas la fortaleza para salir de esto, la sabiduría para apoyar a los que te rodean y la tranquilidad para recordad los momentos felices vividos a su lado. Un abrazo desde el otro lado del mundo, ánimo.

    ResponderEliminar
  4. Lamento mucho tu pérdida. Tengo fe en que ella esté bien donde está ahora y que te cuidará.
    Ten fuerza.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  5. Por favor, qué bonito y qué triste
    Un abrazo enorme, lo lamento terriblemente

    ResponderEliminar
  6. Me he emocionado leyendo tu carta, en momentos así poco se puede decir, tan sólo mandarte un abrazo enorme.

    ResponderEliminar
  7. *-* ay, sé que de poco sirven las palabras así que un abrazo muy fuerte, bonita *-*

    ResponderEliminar
  8. Las abuelas..... no tengo palabras ellas son las que nos enseñan el día a día con una sonrisa, nos miman, y un sin fin de cosas mas. Es lo mas parecido a una madre que alguien puede tener. En fin Titi, ahora mismo te llamo, recuerda que por algún extraño motivo siempre se van los mejores! Aquí también amaneció el cielo triste.
    Te quiero!!

    ResponderEliminar
  9. Muy bonito y sentido, precioso.
    Y lo lamento mucho mucho, pero como dices, quédate con lo bueno que es haber sido su nieta.
    Un beso!

    ResponderEliminar
  10. Lo siento mucho Tamara. Mientras te leía se me ha formado un nudo en la garganta, ha sido precioso. No tengo ninguna duda de que se sentiría orgullosa de la nieta que le ha tocado.
    Ánimo preciosa.

    ResponderEliminar
  11. Muy bonito, Tamara.
    Lo siento, muchísimo
    Ánimo

    ResponderEliminar
  12. Lo siento mucho, guapísima. Y es una putada que no hayas podido despedirte como toca.
    Un besazo.

    ResponderEliminar
  13. No soy bueno diciendo palabras cuando sé que es completamente inútil. No me gusta ser un robot que repite lo que has escuchado tantas veces como personas hayan ido a verte o llamadas hayas recibido. En estos momentos, quizá el silencio sea más efectivo que el sonido vacío. Y cualquier muestra de afecto también es más efectiva que esas palabras, que quizá, a fuerza de repetirse y de oírse tantas veces han perdido su significado.

    Me gusta tu carta. Y aunque la sienta como una forma de agarrarse a un hasta luego, sé igualmente que es necesario hacerlo para no perder la razón, aunque creo que con lo locos que estamos ese es el menor de los problemas ahora. Me gusta tu carta porque guarda humanidad y guarda detalles que demuestran una vez más que las cosas que se hacen en vida, son las que se quedan hechas. Cosas concretas, no promesas de vamos a ir a Disneyland, pero luego cumples 20 años y no te han llevado. Ese cogerse de la mano, esa partida de cartas, esa risa compartida y contagiosa, son cosas que han dejado sensaciones ancladas en el recuerdo de experiencia vital. Y late, y vive y ahora son necesarias todas las artimañas (o quizá realidades) para que la sensación de vacío sea menos vacía. Esta carta también es un detalle palpable, de esos que dejan huella, de esos que abren la puerta de salida al ahogo y al dolor. Y me alegro de haberla podido leer porque la he sentido como una forma de compartir el dolor para hacerlo más llevadero.

    Y ya me callo, al final he dicho muchas cosas para una situación en la que un abrazo grande es más remedio que todo el registro de entradas de una academia. Un abrazo grande, guapísima y sigue llenando el mundo con sombras de colores en honor a un recuerdo.

    ResponderEliminar
  14. Lo siento mucho, el año pasado perdí a dos abuelas en quince días y fue devastador, pero al igual que tú yo se que al fin se reunieron con los suyos y descansaron de sus enfermedades.
    Una despedida preciosa que me ha humedecido los ojos, ánimo guapa.

    Un beso enorme

    ResponderEliminar
  15. Un texto precioso... hasta ha asomado una lagrimita. Veo que hoy es un día triste para ti así que animo y sin duda esas personas que se han ido están ahí en alguna parte cuidándonos!

    Besos

    ResponderEliminar
  16. Uy, lo siento... haces bien en decir que te quedas con lo bueno.
    Me gusta cómo escribes.

    Lo siento por la pérdida y un besazo!!!

    ResponderEliminar
  17. Muchos ánimos. Siempre hay que quedarse con los momentos buenos, son los que nos sacarán una sonrisa.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  18. En mi caso, no soy mucho de decir cosas en estos casos. Sobran las palabras. Tan solo decirte que es una despedida preciosa y que espero que estés bien, porque ella seguro que lo está.

    ResponderEliminar
  19. Hola :)
    Lo cierto es que es un texto muy triste y a la vez muy bonito.
    Animo con todo!
    Un beso infinito,
    La Mitad de tu Sonrisa ∞

    ResponderEliminar
  20. El texto que has escrito es precioso. Lamento mucho tu pérdida, yo tuve que pasar por eso el año pasado y sé lo difícil que es, pero hay que salir adelante y quedarte con esos buenos momentos que has vivido junto a ella :)
    ¡Besos!

    ResponderEliminar
  21. Hola, muy bonitas palabras. Hay una frase que me gusta mucho que es. Que el dolor de haberte perdido no me quite la alegria de haberte tenido. Besos.

    ResponderEliminar
  22. Hola! Lo siento mucho! Muchos ánimos! Un escrito precioso!

    Un saludo!

    ResponderEliminar
  23. lo siento muchisimo!!!!!
    Supiste plasmar los sentimientos q te inspiraba esa Yaya,!!! asi tendrian q ser todas las nietas/nietos con sus abuelos

    Besitosss

    ResponderEliminar
  24. Es un escrito precioso, transmite una barbaridad. Lo siento muchísimo, mucho ánimo.
    Un beso

    ResponderEliminar
  25. Un texto absolutamente precioso, de la primera palabra al punto final, muy muy bonito. Lamento mucho tu pérdida. Mucho ánimo guapa

    ResponderEliminar
  26. Hola guapa! Lo siento mucho, cuando lo he leído me ha echo acordarme mucho de los míos que por desgracia ya no están y a los que sigo echando mucho de menos aunque siempre los recuerde con una sonrisa, porque los abuelos son así para recordarlos con sonrisas.
    Un beso muy grande y mucho animo.
    Mis Momentos De Relax.

    ResponderEliminar
  27. Me has hecho recordar lo que sentí hace unos años, cuando perdí a mis dos abuelas en el mismo mes... Que duro es dejarlas marchar, pero que bonito es recordar que las tuvimos a nuestro lado. Los abuelos son especiales, y eso no cambia aunque ya no estén con nosotros.
    Un besazo enorme preciosa. Y recuérdala como a ti te apetezca.

    ResponderEliminar
  28. Lo siento mucho.... espero que podáis compartir tus sueños y todos los recuerdos que ha dejado en ti¡¡¡
    un beso enorme¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡ Mucho ánimo¡¡¡

    ResponderEliminar
  29. Te soy sincera: no he podido leerla entera porque me afecta un montón estas cosas. No te conozco pero lo siento :(

    ResponderEliminar
  30. Un abrazo muy fuerte. Lo siento mucho.
    Besos.

    ResponderEliminar
  31. Seguro que tus palabras le han llegado allá donde esté.
    Ánimo!!, te mandó un abrazo y un beso enorme!!

    ResponderEliminar
  32. Tamara lo siento muchisimo, mientrs leia lo que has posteado se me ha hecho un nudo en la garganta y se me ha puesto la piel china, se que tu yaya esta muy orgullosa de ti y mucho animo desde aca que perder a la gente que amamos nunca es sencillo pero te mando un abrazo enorma y un besazo

    ResponderEliminar
  33. Hola guapa
    Que palabras más bonitas!
    Enhorabuena por la forma en que escribes.
    Un beso

    ResponderEliminar
  34. Wooow muy buena la escritura, verdaderamente llega a transmitir n.n
    Besos!

    ResponderEliminar
  35. Lo siento mucho, Tamara. Es precioso lo que escribiste, me he sentido identificado al leerte porque cuando murió mi abuela ha sido la vez que más triste me he sentido, un antes y un después en mi vida. Otros se han ido yendo después, pero sus pérdidas no las sentí igual, tan adentro.

    Mucho ánimo guapa, lo mejor es quedarnos con los buenos recuerdos que nos dejaron.
    Un beso ;)

    ResponderEliminar

Susúrranos entre sombras lo que te ha parecido la entrada...