Entrevista a PL Salvador, el joyero de la literatura



¡Hola, bonito! Lo primero, darte la bienvenida a Chica Sombra. Cuéntame, ¿cómo es un día normal en tu vida?

¡Hola, Wonder! Los días normales (en mi vida) comienzan con un paseo campestre de dos kilómetros. Luego viene la obligada ducha. Después, desayunar leyendo. Y a trabajar. Tengo una joyería-taller. Por las mañanas trabajo en el taller y por la tardes escribo entre cliente y cliente. Por la noche, a casa corriendo. Solemos prepararnos un bocadillo (exquisito) y ver un documental o una película.

Además de crear novelas, ¡también creas joyas! ¿Es otra de tus pasiones o solo tu forma de ganarte la vida?

Crear joyas es divertido, pero lo que más hago es repararlas, y eso ya no es tan divertido. Si fuera rico, no haría ni una sola reparación más.

Los lectores y la crítica dicen de ti, cuanto menos, que eres un autor peculiar… ¿A qué se debe eso? ¿Crees que tienes una forma diferente de ver la vida y eso acaba reflejándose en tus novelas?

Siempre he sido raro. Rebelde. Mis padres decían que era extraterrestre. Como no me parezco a ellos (en ningún sentido)… No lo soy, claro. Si a mi madre la hubieran inseminado, mi genética sería mejor. Creo.

Estoy a punto de leer tu novela 2222. ¿Te atreves a decirme qué crees que me va a gustar más de ella?

Kest. Creo que conectarás con ella.

Además de la lectura, te apasiona también la música y eres guitarrista del grupo musical Prolýmbux. Tengo aquí tu CD y estoy a punto de escucharlo… ¿Qué momento crees que sería el ideal para hacerlo?

Por la noche, incluso de madrugada, cuando todos duermen. O al amanecer, cuando los sentidos aún están un poco embotados.

Tienes varias novelas publicadas y sé que es imposible elegir, pero mójate un poquito. ¿A cuál le tienes más cariño?

Nueve semanas (justas-justitas) es mi preferida sin ninguna duda. La escribí con esa ironía (delicada) que suele envolver a la amargura (sorda). 

¿Me puedes contar algo sobre tus próximos proyectos?

He coescrito otra obra con Mercedes de Miguel y la están evaluando. Se trata de una novela inversa, pero no diré nada más. Y, por supuesto, en breve publicaré la octava.

Para terminar, darte mil veces las gracias y hacerte una última pregunta: ¿eres feliz?

Gracias mil, Wonder. Verás, soy feliz, pero lo sería más si la gente no se despedazase.



Tamara López

4 comentarios:

  1. Interesante y peculiar,me gusta 😊

    Besitos carinyet 💋💋💋

    ResponderEliminar
  2. Hola Tamara,

    Yo soy una de esas lectoras que ha leído sus libros y sin duda confirmo que se trata de un autor peculiar y original... Tanto Nueve semanas (justas- justitas) como 2222 me encantaron... Novelas cortitas, frescas, singulares que no dejarán indiferente... Un autor a tener en cuenta!!! ;)

    ResponderEliminar
  3. Hola! No lo conocía, interesante entrevista!

    Un saludo!

    ResponderEliminar
  4. Ohh no conocía yo su vena de joyero! Qué alegría tener por aquí a este autor que merece tanto la pena por lo diferente de lo que aporta a un mundo literario en el que cuesta encontrar la originalidad. Yo tengo esperando 2222, pero espero leerla pronto ;)

    Besitos

    ResponderEliminar

Susúrranos entre sombras lo que te ha parecido la entrada...