Entrevista a Maia Losch

¡Hola Sombritas!

Hace bastante tiempo desde mi última entrevista así que había que poner remedio a eso. Amablemente, Maia Losch me ha concedido una para que podáis conocerla un poco más.

Maia Losch nace en Montevideo, Uruguay, en el año 1971. A los 25 años se traslada a Israel, donde reside actualmente con su marido y sus dos hijos. Realizó estudios en Letras y Antropología e incursionó en las artes plásticas. 

Allí donde el viento espera es su primera novela mas no su primera publicación. Algunos de sus poemas y cuentos han aparecido en diversas antologías y revistas, y ha participado en diversos concursos literarios, resultando ganadora del Concurso Internacional de Poesía Versos de la Torre del Reloj y finalista de Los cuerpos del deseo, entre otros. 

Desde el año 2010 mantiene el blog literario Errante y Errata. Es autora asimismo de un libro de cuentos inédito y en el momento se encuentra trabajando en su segunda novela.




1. Hola Maia, lo primero de todo es darte las gracias por conceder esta entrevista para mí y para todos mis seguidores. ¿Nos puedes contar cómo es un día normal en tu vida?

Hola Tamara. Gracias a ti por la oportunidad de llegar a través de ti a tus lectores. Un día en mi vida me preguntas. Pues bien, me levanto a las siete de la mañana, ayudo a los chicos con el desayuno y ellos salen a la escuela. Me preparo un café y me siento a chequear mails, ver si hay algo interesante en la red, leo blogs, leo el diario digital y, a eso de las nueve, me pongo a trabajar en el proyecto que tenga en ese momento. Actualmente estoy escribiendo mi segunda novela. A eso de las doce y media preparo el almuerzo, los recibo cuando vienen de clase, almorzamos juntos y, por la tarde, según las actividades del día. Hay una casa que mantener y niños que llevar y traer.  Dos veces por semana, además, por las tardes, trabajo en otra cosa que no tiene nada que ver con la escritura. Por las noches procuro acostarme temprano y siempre, siempre, leo al menos una hora antes de dormirme. No tengo ni idea de qué pasan en la tele. Escribo un promedio de tres horas diarias, que no es suficiente porque se me pasan en un abrir y cerrar de ojos. 


2. ¿Cuándo comenzó tu pasión por la escritura?

No sabría decirte con exactitud. Mi primer poema lo escribí a los ocho, luego llevé diarios, escribí cuentos, pensamientos…cosas de adolescentes. Algunos amigos con los que me reencontré estos últimos años, que saben que me decidí a escribir, me recordaron cosas que había olvidado; como que escribía breves ensayos. Escribía sin pensar en ser escritora, escribía porque me nacía, por necesidad. Luego dejé por mucho tiempo. Entre los 21 y los 37 no escribí nada. Estaba en otra cosa: trabajé en logística y administración, me fui de Uruguay, tuve que adaptarme a un nuevo país que tenía poco que ver con todo lo que yo conocía, me casé, tuve niños y dejé de lado la literatura por demasiado tiempo. Pero, a los 37, casi por casualidad, me encontré escribiendo nuevamente y sentí que era eso, que no había nada más en este mundo a lo que quisiera dedicarme. Y bueno, aquí estoy, dispuesta a pagar el precio, que no es bajo, por hacer lo que realmente quiero hacer. Pero siempre me gustó la literatura e incluso intenté hacer la carrera de Letras pero abandoné porque todo lo teórico me aburría sobremanera y como no tenía pensado ser escritora, lo dejé. Ahora me da pena pero uno toma decisiones y la vida luego le da sorpresas. 


3. Sé que “Allí donde el viento espera “es tu primera novela, pero no tu primera publicación. ¿Qué nos puedes contar de las demás? 

Anterior a Allí donde el viento espera tuve la oportunidad de participar con cuentos y poemas en antologías y revistas de España, Chile y Estados Unidos. Dos de ellos gracias a concursos y los demás por invitación.  


4. ¿Te has basado en alguien real o en ti misma para “Allí donde el viento espera”, o todo ha salido de tu imaginación?

Hay una mezcla. Ana, la protagonista es inventada, su carácter es suyo. No conozco a nadie como ella. Pero su historia, la historia de sus padres, puede que tenga relación con la de mis abuelos y la de sus hijas con mi experiencia cuando me vine a Israel. El padre de Ana me recuerda a mi abuelo, en su carácter. Y la madre de Ana un poco a mi abuela paterna. Uno mezcla. Mezcla recuerdos con imaginación, con cosas que vio, que sintió. Nada es nunca cien por ciento original, no se puede escribir sin una base, creo. 


5. ¿Tienes algún nuevo proyecto en mente? ¿Nos puedes adelantar algo?

Como te comentaba en una de las respuestas anteriores, en este momento estoy trabajando en mi segunda novela. En este caso, la protagonista, también mujer, es una chica de 19 años que no sabe qué quiere hacer de su vida. Alma es su nombre. Tiene una memoria prodigiosa, recuerda párrafos enteros de libros que ha leído pero se comunica mejor con los libros que con las personas de carne y hueso, a las que no consigue entregarse del todo. Lo demás, lo van a tener que leer cuando esté lista, claro.  Supongo que me llevará un año más, más o menos, acabarla. Escribo lento y soy muy dispersa. 
Además, tengo un libro de cuentos, que quiero corregir —por enésima vez— cuando acabe de escribir esta novela, y un poemario en el que he trabajado de manera intermitente a lo largo de tres años, en busca de editor. 
Tengo otros proyectos. Yo siempre estoy llena de proyectos, pero no te adelantaré al respecto porque falta demasiado y veremos aún si acaban por concretarse. 


6. Muchos de mis seguidores, incluso yo misma, escribimos. ¿Nos darías algún consejo?

Lo único que puedo decirles es que se armen de paciencia, que lean mucho, que no lean nada que no les guste porque no hay tiempo para leer todo. Y les podría recomendar algunos libros que a mí me han ayudado:

-El escritor y sus fantasmas de Ernesto Sábato,
-El zen en la escritura de Ray Bradbury, 
-Una habitación propia de Virginia Wolf, 
-Mientras escribo de Stephen King, 
-La práctica del relato de Ángel Zapata, 
-Para ser novelista de John Gardner 
-Escribir y reescribir de Gloria Fernández Rozas. 

Te dejo el link al blog de Sinerrata, la editorial que ha publicado mi novela, en el que escribí una serie de entradas sobre la creación literaria. Allí podrán encontrar algunas de mis ideas al respecto. Espero les ayude.



7. Por último, cuéntanos por qué crees que deberíamos leer tu novela.

Esta es una pregunta difícil. En realidad, no creo que nadie deba leer mi novela. A mí me haría feliz si lo hacen, pero sólo puedo recomendarla a quienes gusten de las novelas intimistas, que no depresiva, porque el tono en el que está narrada es incluso un poco irónico, por momentos. Lo que puedo comentarte es que las críticas han sido bastante favorables y que, según dicen, tiene un buen ritmo por lo que te “engancha” de principio a fin. Como autora de la misma no me siento capaz de juzgarla. Ahora son los lectores los que deben dar su opinión.  


Tamara López

2 comentarios:

  1. Puedo atestiguar, como uno de los primeros lectores de "Allí Donde el Viento Espera," que es, sin duda, una novela que te engancha de principio a fin. Sé que no soy el único que espera con ansiedad los próximos trabajos literarios de Maia.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nos encontramos frente a una escritora que en su primera novela '"Alli donde el viento espera" nos muestra que posee un estilo literario muy bueno y que domina en forma brillante el jugar con los tiempos
      Por logicae stoy esperando la segunda novela deseando que me agrade tanto como la primera

      Eliminar

Susúrranos entre sombras lo que te ha parecido la entrada...