Crónica de una amistad

¡Hola!
Hoy traigo una entrada muy especial para mí. Se trata de mi amistad con Esther, administradora del blog El diario de Darait
Es una amistad algo especial, ya que ella está casada con mi primo Dylan y no nos conocíamos en persona. Ellos viven a más de 600 kms de casa y por unas cosas u otras, ella y yo no nos habíamos podido abrazar a pesar de nuestras charlas hasta la madrugada por teléfono. Somos de la misma edad, tenemos los mismos gustos, nunca se terminan nuestras conversaciones... en fin, es mi alma gemela. Pero este verano han podido venir unos días y por fin, la he podido tocar y abrazar.

Aquí podéis ver nuestras caras (con un poco de sueño) después de todas las noches que hemos pasado tiradas en el jardín hablando sin parar de todo y nada, entendiéndonos con solo mirarnos y riéndonos hasta no poder más.

Creo que es una persona maravillosa, la mejor mujer que mi primo ha podido encontrar, y con la que sé que cuento para todo lo que necesite, ya sea bueno o malo.













Sus niños (mis niños también, que los quiero con locura) son un encanto.
Como podéis ver, Darian es algo traviesillo jeje pero me encanta <3
Es un niño divertido, cariñoso, alegre y precioso, con el que me lo he pasado genial y al que adoro.








Y mi niña Aitana me ha regalado momentos preciosos, como el aquí abajo os muestro. Es una foto que guardaré conmigo para siempre, el retrato de una princesita.


Lamentablemente, los días han pasado muy rápido y ya han vuelto a casa. Aún no se habían ido cuando ya los echaba de menos. Pero nos despedimos con la promesa de volver a vernos muy pronto, ya sea una u otra la que recorra esos malditos kilómetros que nos separan.


Tamara López

24 comentarios:

  1. Una entrada muy bonita, el tiempo pasa volando así que en breve seguro que enseguida os volvéis a ver, ya se sabe que el que quiere puede chao

    ResponderEliminar
  2. Me alegro de que lo hayas pasado tan bien estos días, verás como os volvéis a ver pronto! :)

    ResponderEliminar
  3. Que entrada más bonita Tamara, me alegro un montón de que la hayas conocido en persona y que sea tu alma gemela. Haber si os veis más a menudo eso sí jaja.
    Un besazo guapa.

    ResponderEliminar
  4. ¡Qué bonita entrada, Tamara!
    Unas fotos muy dulces que hablan de lo mucho que os compenetrais, me alegro de que por fin os hayáis conocido. Un beso enorme :D

    ResponderEliminar
  5. Preciosa entrada. Es una suerte encontrar una amistad tan pura y sincera. ¡Cuídala!

    ResponderEliminar
  6. Qué bonito Tamara, me alegro de que te lo hayas pasado tan bien :3

    ¡Un besote!

    ResponderEliminar
  7. Me alegro mucho que hayas podido conocer a una persona que es tan especial para ti, y seguro que mas pronto que tarde os podreis ver otra vez :)
    Un beso!

    ResponderEliminar
  8. Hola princesa.

    Desde hace un tiempo he tenido enfrentamientos con gente que defiende que los polos opuestos se atraen. Incluso he calificado una novela o una película de desastre sólo porque empieza con esa insinuación de que lo contrario no es un impedimento para el acercamiento.

    Digo esto porque pienso en lo que has escrito. En esas charlas hasta las tantas conversando de nada. Pero compartiendo el pensamiento que encuentra similitudes. Conozco a Esther por su blog, y leo todo lo que reseña y veo ciertas similitudes con lo que aquí encuentro. Y si lo que aquí encuentro me maravilla y me fascina, otro tanto puedo decir del Diario de Darait.

    ¿No te ha pasado alguna vez que cuando termina un viaje (un libro, una película, un café o una conversación sientes una especia de nostalgia ante el desconocimiento de cuándo volverá a vivirse algo así? Creo que la nostalgia que ahora te abrasa es igual. Saber que se ha terminado un momento de tu vida lleno de cosas bonitas, de complicidad y sobre todo de compartir. Tener temas de conversación ilimitados es tener el tiempo en las manos y poder llenarlo con cosas que, sin saber por qué, nos llenan el alma y nos hace sentir bien. Así, sin explicaciones, sin motivos, sin nada. Ocurre y así es. Y así lo percibimos y nos sentimos en un estado del que no es agradable salir.

    Y todo lo que se te diga, que el tiempo pasa volando (el tiempo pasa volando cuando es bonito, cuando estás en el infierno, una palabra que empieza por m es lo que pasa volando y hablo con total conciencia de lo que digo, las batallas que se libran en esos momentos son eternas) , que os volveréis a ver pronto, que está internet, la cam, el teléfono para mantener el contacto, no sirve absolutamente de nada. La nostalgia no te deja ver más allá de la ausencia que se tarda bastante en asimilar.

    A mí, lo único que se me ocurre en estos casos, es apelar a ese movimiento que tanto defiendo, y mientras esos 600 kilómetros estén dentro de la península, son 6 ó 7 horas en coche. Te lo dice alguien tan loco que ha ido desde Marbella a Salamanca para ver un concierto y ha hecho de ese viaje una experiencia llena de cosas bonitas. Un fin de semana casi al aire libre que son las experiencias que se recuerdan con más afecto en el futuro. Puedes apuntarte al club de los sin remedio y sólo el hecho de pensar en un tiempo robado durante un fin de semana, durante un tiempo en el que tus obligaciones puedan ser dejadas para dos o tres días más tarde, va a obrar la ilusión de la cercanía de un encuentro muy deseado.

    O será que no yo tengo remedio ni del malo, princesa, pero es lo más sensato que se me ocurre decirte.

    Y encender una vela de vainilla porque este tipo de amistad, la que enriquece la vida, dure y se haga más grande, hasta el fin de los tiempos.

    Un beso y un abrazo muy grande, guapísima. Que tengas un final del fin de semana lleno de cosas bonitas y sonrisas en tu rostro.

    ResponderEliminar
  9. Una amistad así es algo que hay que cuidar muy bien, me alegra que hayas disfrutado del tiempo que habéis estado juntas y espero que hayan más encuentros en el futuro.

    ResponderEliminar
  10. Jo, me entran ganas de llorar y todo.
    Me parece una entrada preciosa y muy emotiva,
    Pero no te preocupes porque seguro, seguro, seguro que muy prontito os vais a volver a encontrar todos.

    Un besazo!!

    ResponderEliminar
  11. Hola Tamara me alegro que hayas disfrutado tanto, y vuestra amistad es una historia muy bonita, y es que el mundo es un pañuelo.

    ResponderEliminar
  12. ¡Hola Tamara! Es una entrada preciosa y realmente emotiva. Dice mucho de vosotras que seáis tan amigas aún sin haberos visto en persona ^^
    Un beso :)

    ResponderEliminar
  13. Ahora si, estoy a lagrima viva!!! Yo también te quiero muchoooo!!!!

    ResponderEliminar
  14. ¡Hola!
    Me parece muy bonita esta entrada que has hecho para tu amiga. Me alegro mucho de que te lo hayas pasado tan bien con ella esos días que habéis estado juntas, y, aunque cueste despedirse, piensa que pronto la verás de nuevo y podréis reíros juntas otra vez :)
    Besos desde http://dontworryjustread.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  15. Qué entrada tan bonita llena de dulzura y amistad. Espero que podáis veros de nuevo muy pronto :) Besos

    ResponderEliminar
  16. Hola,

    ¡Qué bonita amistad! Me ha encantado la entrada. La amistad es tan bonita... ¡Me alegro por vosotras dos! ;)

    Saludos

    ResponderEliminar
  17. Es una historia muy bonita la que nos cuentas pero tienes que pensar que 600 km no son nada, aunque no os podáis ver todo lo que os gustaría, sí es posible cuando tengas un par de días libres. Un besote :)

    ResponderEliminar
  18. Una entrada bellísima. La amistad siempre hay que celebrarla y valorarla, es la única forma de que no se diluya en el tiempo
    Besos

    ResponderEliminar
  19. me alegra mucho que por fin puedas darle ese gran abrazo.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  20. oh que bonito, me alegro que al fin os hayais podido ver en persona y compartir esos momentos maravillosos hablando sin parar! besotes

    ResponderEliminar
  21. ¡Hola! ¡Qué bonito! Aunque no os veáis todo lo que os gustaría la amistad sigue, eso es precioso :D
    Un besazo.

    ResponderEliminar
  22. Es muy bonito lo que has escrito y una lástima que estéis tan lejos pero no es eso lo que importa, sino que cuando os necesitéis acudan. Y eso parece que lo tenéis :)

    Un abrazo ^^

    ResponderEliminar

Susúrranos entre sombras lo que te ha parecido la entrada...