La vida es fácil, nosotros la complicamos.

Hoy necesitaba desahogarme y la mejor forma que encuentro para hacerlo es escribir. Creo que la vida es una cosa maravillosa, llena de amor, de instantes bonitos, de sonrisas que nos regalan y que regalamos, de canciones que hacemos nuestras, de amigos que nos quieren.. también es un valle de lágrimas, sí, pero siempre tenemos a alguien que nos da la mano y nos ayuda a cruzarlo. ¿Entonces por qué nos empeñamos en complicarlo todo? A veces no vivimos como queremos por miedo. Por miedo al fracaso, a hacer daño a los demás, a sufrir... y el miedo es una maldita losa que a veces nos impide ser felices.
¿Y qué me decís de la sociedad? Nos impone unas "reglas" que no se creen ni ellos. ¿Eres gay? Te miran, juzgan y señalan... ¿realmente a alguien le importa con quien se acueste otra persona? El amor es libre, se aman dos corazones, da igual a quien pertenezcan. Yo, por ejemplo, amo a miles de corazones y aún me queda espacio para seguir amando. Amo a mis sobrinos, amo a mis amigas con locura (a las buenas , a las de verdad,  a las que si caigo me dejan que repose mientras me limpian el siguiente tramo del camino de piedras), amo a mis animales, a mi madre... hay que dar amor, pues eso nos dará la vida. ¿Qué te juzgan porque no vistes normal? Y que coño es normal? nacimos desnudos, lo lógico sería vivir así, al igual que moriremos.
Mi consejo es que hay que hacer que el miedo nos tema a nosotros, que nos vea y diga "jo, con esta no puedo" y se vaya lo más lejos posible. Que exprimamos cada instante de felicidad porque cada día tenemos muchos y no los valoramos. Que llenemos nuestro corazón de amor, sea hacia quien sea, porque el amor es lo que hace latir el alma. Así el día que vaya a morir, podré estar orgullosa de cómo he vivido y sabré que he dejado huella en el corazón de alguien.

Tamara López

19 comentarios:

  1. Genial texto Tamara, coincido al 100% contigo, nunca entenderé por qué la gente tiene ese empeño en burlarse de los que son diferentes, no parecen entender que todos y cada uno de nosotros somos diferentes a nuestra manera... menos mal que hay gente que se da cuenta de las cosas.
    ¡Nos leemos!

    ResponderEliminar
  2. Creo que fue a ti misma, a la que una vez respondí en un comentario, de una entrada de julio o agosto del año pasado, que delante de ti tienes un arco iris y un precipicio. Y eres tú la que eliges hacia dónde vas. Lo cuál no significa que vaya a dejar de doler o que vayas a dejar de sentir euforia. Dolor en este caso, pero tú eliges. Tú eliges enfadarte o sonreír, tú eliges gritar o dar un abrazo y decir que te quiero, y arreglarlo con la conciencia plena de que lo que se haya hecho, hecho está y que los gritos y malos modos no van a solucionarlo. Tampoco va a solucionarlo la sonrisa, ni va a borrar lo que se haya hecho, pero tu estado vital en uno y en otro caso, tomes la decisión que tomes, libremente, van a llevarte a un extremo y a otro de la cuerda. Y en el extremo de la calma, a menos así lo creo, uno tiene esa sensación de que la vida es algo único, un milagro maravilloso y también sin sentido, o, en su defecto, el único sentido que tú le quieras dar.

    Tú misma has dicho los prejuicios y juicios que el mundo tiene. Reconozco que tuve que estampar en un camión contra una mediana de hormigón para despertar y para renacer. Y desde entonces, adopté una forma de ser mía, muy consciente del sentido personal y subjetivo de la persona. Amar cada día que amanece, agradecerlo, porque llegará el día en que no amanecerá. Despierto, me miro en el espejo, sonrío, digo, "tío, te hicieron sin ganas", pero sonríes y te ríes de ti mismo. Te pones lo primero que sale del armario y a tomar por culo lo que los demás piensen de tu forma de vestir. Vas y trabajas y siembras paz. Cuando hay algún pleito, dices, "ey, vamos a arreglarlo" Y se miran las formas, cuando lo más "lógico" es liarse a gritos porque tú mandas que otro. No, eso te aseguro que no crea un clima bueno laboral y por consiguiente, las ocho horas que te tiras, estás en tensión constante y luego, es muy fácil que saltes con quien no tiene nada que ver con tu entorno de trabajo.

    Respetas todas las opiniones y modos de vestir y de ser, lecturas y aficiones. Pero tú tienes las tuyas. A modo de anécdota persona te puedo decir que una vez le dije a una abuela con el cabello pintado de dos colores (violeta y rosa) que me encantaba y que se veía muy bien. La señora sonrío. También me pasó con una pareja de góticos en la cola del supermercado, en la que ella tenía un tatuaje de un gnomo y al ver que se quedaba mirando el mío de una hada, le dije que estaba muy hecho el suyo. Y lo tomaron como una especie de meterme en su forma de ser, y lo ignoraron. No me molesté, estuve tranquilo porque hice lo que quise y sin duda sin ánimo de ofender. No niego que pensé que eran medio imbéciles porque en mi voz no había deje de desprecio ni de burla, pero como te he dicho, respetar absolutamente todo, te hace estar en paz contigo mismo.

    Igual que cuando leo algo que no me gusta, lo digo sin tapujos, explicando los porqués, respeto que alguien lea algo mío y le parezca la mierda más grande del universo y si me lo dice, no me molesta. Sé que en este momento de su vida, seguro que lo que he escrito, le parece material de vertedero. Y así, la cadena de elegir lo que llena tu mundo, se extiende en la senda del respeto y te permite vivir mejor o, por lo menos, más en paz. Y si alguien piensa lo contrario, desde ya, le digo que me parece perfecto. Pero que este es mi modo, y no voy a cambiarlo a no ser que descubra otro que me haga sentir mejor. En mi vida he estado tan en paz conmigo mismo como lo estoy ahora. Y habla alguien con tendencias autodestructivas desde que tiene uso de memoria.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y si esto te anima, Tamara, que sé que no te hace falta, que tu entrada refleja muy bien la fuerza que tienes y el valor que tienes, decirte que quererte es algo muy fácil. Y que no me extraña que tengas siempre a personas a tu alrededor para completarte y para hacerte mejor, aún cuando te digan que esa o aquella conducta, para ellos, no es acertada. Mientras lo sea para ti y haya un respeto por todo, croe que será perfecto.

      Un besito, princesa. Y que tengas un día lleno de sueños cumplidos y cosas tan bonitas como tú ^_^.

      Eliminar
  3. Tienes muchísima razón. La sociedad tendría que hacer un cambio de chip y vivir de otra manera. Pero como no podemos esperar que lo haga, lo mejor es ir haciendo pequeños cambios nosotros mismos.
    Un beso!

    ResponderEliminar
  4. titiii, adoro lo que piensas porque yo se que tu eres esa persona la cual intentas reflejar, pero dime, tus ideas son claras asi quieres vivir tal y como dices, tu problema es que tu nunca le das la sentencia a nadie, excepto a ti, eres muy dura contigo!! y ahora mismo te voy a llamar y preparate!!!!
    ;)

    ResponderEliminar
  5. La sociedad de hoy en día es una mentira, parece que tenemos libertad, pero para nada. MI lema desde hace años es Carpe diem... ^_^mucho animo si estás de bajón! que nadie te derrumbe tus ilusiones!
    Muy buen post Tamara.. ;)
    Besos

    ResponderEliminar
  6. Hola Tamara coincido en lo que has expresado en tu texto, espero que este momento se pase, para dar paso a otros mejores y que cada cuál se ocupe de sus cosas, así que ánimos y apóyate en las personas que te quieren y te valoran. Un saludo y disfruta de cada momento de felicidad.

    ResponderEliminar
  7. Cuanta razón, me quedo sobre todo con el último párrafo porque es lo que deberíamos de hacer todos.
    Un beso y a por todas!

    ResponderEliminar
  8. ¡hola!!!

    Me encantó el texto ^^ Cuanta verdad condensada en tan pocas palabras. Tienes razón en todo, yo soy de las que opino que somos nosotros mismos los que nos ponemos obstáculos a nuestra felicidad. Si queremos conseguirla, no tenemos que ponerlas en manos de nadie, y que lo importante no es seguir el ritmo de lo que se considera normal, sino seguir nuestro propio ritmo, porque la gente que realmetne nos quiere y nos valora son compañeros, no cargas y lo que debemos buscar realmente es lo que nos hace feliz, lo que realmente queremos. Viene muy bien el lema, de "Vive y deja vivir".
    Con respecto a quien queremos o como, creo que lo que realmente queremos y de lo que nos enamoramos es del interior, del alma que nos hace ser como somos, no de como somos por fuera. Mi consejo siempre es alejarnos de aquello que no nos hace feliz y que nos agobia, y rodearnos de aquello que nos da sentimientos de paz y tranquilidad.
    Besicos :D

    ResponderEliminar
  9. Tienes muchísima razón, nosotros mismos nos condicionamos muchas veces por miedo, y muchos de estos los produce la propia sociedad. Me quedo con la última frase porque es un gran reflexión
    Besos

    ResponderEliminar
  10. "Que exprimamos cada instante de felicidad porque cada día tenemos muchos y no los valoramos. Que llenemos nuestro corazón de amor, sea hacia quien sea, porque el amor es lo que hace latir el alma."

    No se puede decir más claro. Un beso grande preciosa!!! Y se siempre como tu quieras ser ;)

    ResponderEliminar
  11. Pues tú misma lo dices, no hay que complicarse la vida. Si te sirve de algo, creo que los que estamos en la blogosfera aceptamos a todo el mundo sea como sea, en este caso en concreto, solo nos interesan las opiniones de los libros.

    ResponderEliminar
  12. Amén pretty, el mayor obstáculo casi siempre es uno mismo. Besos

    ResponderEliminar
  13. Ole, ole y ole!! Cuánta razón tienes nena ;D

    ღBesinosღ

    ResponderEliminar
  14. Tienes mucha razón en lo que dices, especialmente en el último párrafo. Hay que coger la vida por los cuernos y sin miedo, sin que nos importe que se pueda decir de nosotros y con la cabeza bien alta.

    ResponderEliminar
  15. Estoy de acuerdo contigo. Muchas veces las ataduras nos las ponemos nosotros mismos

    ResponderEliminar
  16. Una reflexión preciosa, Tamara, y mucho más importante, totalmente cierta. Todos deberíamos hacer lo que dices aunque, lamentablemente, casi nunca llegamos a hacerlo...
    Un beso :)

    ResponderEliminar
  17. Me ha gustado esta entrada, es como una inyección de fuerza para tirar hacia adelante ;)

    Por cierto, mañana publico una entrada dedicada a una propuesta tuya ;)

    Un besiño

    ResponderEliminar

Susúrranos entre sombras lo que te ha parecido la entrada...