La maldición del Club de los 27

Hola ^^

Hoy quiero hacer un pequeño homenaje al "Club de los 27", a todas esas estrellas del rock que se fueron a iluminar el firmamento a la temprana edad de 27 años por causas dramáticas.


Robert Johnson

Este célebre guitarrista nació en 1.911 y tras la prematura muerte de su mujer e hijo se cuenta incluso que hizo un pacto con el diablo para que lo ayudase a tocar como los ángeles.
Johnson se transformó de la noche a la mañana en un músico sublime, grabando 29 canciones, entre las cuales se encuentran dos de sus mayores éxitos, “Crossroad blues” y “Me and the devil blues”, las cuales hacían referencia precisamente a este pacto demoníaco.
Falleció en 1.938, a los 27 años, después de tocar en un local llamado "Three Forks". Johnson había intentado seducir a la mujer del dueño del establecimiento, y antes de subir a un escenario una botella de whisky abierta llegó a su mesa. Johnson no se hizo de rogar y la bebió con avidez, pero cuando comenzó a tocar comenzó a sentir molestias físicas. Así que paró de cantar, dejó su guitarra a un lado y salió a la calle. Estuvo perdido durante 3 días y, cuando lo encontraron, ya estaba muerto. Había sido presumiblemente envenenado con estricnina. Con su misteriosa muerte, el rey del delta blues se convirtió en el primer miembro oficial del “Club de los 27”.


Brian Jones

Él fue el fundador de mis adorados Rolling Stones. Tras muchas fricciones con sus compañeros de banda le pidieron que abandonara el grupo, en el momento en el que se encontraba ingresado por depresión.

Pero un mes más tarde, inexplicablemente, Jones fue hallado muerto flotando en su piscina. Junto a su cuerpo se encontró su inhalador de asma, que se encontraba al borde del estanque. El informe del forense detalló “muerte accidental” y la causa fue la “inmersión en el agua bajo la influencia del alcohol y las drogas”.Los informes de la policía indicaron que el músico había muerto a causa de un ataque de asma, enfermedad que sufría desde la niñez, aunque en la actualidad esta versión todavía es muy discutida. El temido “Club de los 27” ya tenía a su segundo miembro.


Jimi Hendrix

James Marshall Hendrix, mejor conocido como “Jimi” Hendrix, nacido en Seattle, Estados Unidos, el 27 de noviembre de 1942, es considerado el más grande guitarrista en la historia del rock and roll. Pero la triunfal carrera de Hendrix se cortaría abruptamente en Londres, Inglaterra, la noche del 18 de septiembre de 1970. Después de acudir a una fiesta, su novia lo fue a buscar para dejarlo en un hotel Samarkand. Hendrix, que ya estaba totalmente bebido, tomó en su habitación una decisión fatal: ingirió nueve pastillas para dormir. La mezcla de somníferos y alcohol fue totalmente contraproducente, y Hendrix cayó presumiblemente desvanecido, muriendo después por la aspiración de su propio vómito. Posteriormente, se especuló que Hendrix no había muerto en ese momento, sino cuando lo llevaban en la camilla: cuando necesitó girar la cabeza para vomitar en el suelo, uno de los enfermeros habría colocado su cabeza sobre la camilla, provocando así su atragantamiento y fallecimiento (también se especuló que su manager, Michael Jeffery, quien iba a ser despedido por el músico, le había hecho tomar pastillas y grandes cantidades de vino, para provocarle la muerte y cobrar el millonario seguro que estaba a su nombre). Lo único cierto es que el mundo de la música había perdido a uno de los grandes y el “Club de los 27” ya tenía a otro miembro.


Janis Joplin

Esta cantante estadounidense, la primera mujer en ser considerada una gran estrella del rock and roll y el blues, nació en Texas el 19 de enero de 1943 y desde muy temprano llamó la atención por la calidad de su voz y la visceral intensidad de su interpretación. Luego de alcanzar la fama y después de que se enterara de la muerte de Jimi Hendrix, la cantante comenzó a cuestionarse qué podría suceder si ella también falleciera: " Dos estrellas del rock no se pueden morir en el mismo año. Pero no se preocupen. No voy a morir el mismo año que Jimi Hendrix. ¡Soy mucho más famosa que él!”
Pero la cantante no sabía que tenía una cita con la muerte y que ésta iba a producirse menos de un mes desde del fallecimiento de Jimi Hendrix. El sábado 3 de octubre de 1970, cuando Janis Joplin se aprestaba a grabar las partes vocales de la canción “Buried alive in the blues”, en un estudio de Los Ángeles, se retiró a su habitación en el Landmark Motor Hotel. Como la cantante no se apareció en el estudio al día siguiente, según lo acordado con el productor, sus amigos decidieron visitarla en el hotel, pero, al entrar a la habitación, la encontraron muerta, tirada en el suelo a un lado de su cama. La causa oficial de su deceso fue una sobredosis de heroína, probablemente bajo los efectos del alcohol. Joplin fue incinerada y sus cenizas esparcidas desde un avión en el océano Pacífico. En su testamento, Joplin dejó 2500 dólares para realizar una fiesta en su honor en caso de su desaparición y se repartieron pasteles de chocolate mezclados con hachís entre los cerca de 200 asistentes que llegaron a la particular “celebración”.


Jim Morrison

James Douglas Morrison, vocalista de The Doors, es considerado uno de los cantantes más populares, influyentes y carismáticos de la historia del rock. Era un consumidor habitual de alcohol y varios tipos de sustancias psicoactivas (LSD, cannabis y peyote), las que defendía porque lo ayudaban, en su opinión, a alcanzar otros estados superiores de conciencia, con un mayor equilibrio espiritual y paz interior (curiosamente, Morrison jamás se mostró especialmente entusiasmado con la heroína, principalmente por su declarada fobia a las agujas).
Después de la grabación del disco L.A. Woman, Jim Morrison decidió tomarse un tiempo libre y se mudó en marzo de 1971 a Francia, tierra del existencialismo, con su novia, Pamela Courson. Pero el 3 de julio de ese mismo año la misma Pamela lo encontró muerto en la bañera de su piso del barrio del Marais. El parte médico estableció que el cantante murió por un fallo cardiaco agravado por el abuso de alcohol, pero nunca se realizó una autopsia en regla debido a que no se evidenció violencia en su muerte. Morrison fue enterrado en París, en el cementerio de Père-Lachaise, convertido en la actualidad en un lugar de peregrinación para fans de todo el mundo (su tumba, de hecho, es el cuarto lugar más visitado por los turistas en la capital francesa, después de la Torre Eiffel, Notre Dame y el Centro Pompidou). La actual lápida, colocada por los padres del cantante en 1991, dice en griego antiguo: “Kata Ton Daimona Eaytoy”, que significaría “Fiel a su propio espíritu divino dentro de él”, aunque otros afirman que significa “De acuerdo a su propio demonio”.


Kurt Cobain <3 <3 <3 ( Sorry, estoy enamorada de él).

Nacido en febrero de 1967 en Aberdeen, Estados Unidos, ha sido sindicado por la crítica como el último “portavoz de una generación” que tuvo la música popular. Y ciertamente no fue un epíteto exagerado.
Formó la banda Nirvana, pero pese a la fama planetaria y el dinero que le llegaba a raudales, también se sentía incómodo y frustrado, creyendo que su mensaje y su visión artística habían sido malinterpretadas por el público. Además, su notoria incapacidad para hacer frente a las presiones profesionales y personales de su vida, lo fueron convirtiendo en un adicto a la heroína y los tranquilizantes. En febrero de 1994 Cobain hizo su última aparición en televisión en un programa de la televisión italiana, y en marzo, después de que el grupo tocara su ultimo concierto en Alemania, al cantante se le diagnosticó bronquitis y laringitis severas, por lo que viajó a Roma para recibir tratamiento médico. A la mañana siguiente, cuando despertó, su esposa, Courtney Love, descubrió que Cobain había sufrido una sobredosis por una combinación de champán y flunitrazepam, que ella calificó de intento de suicidio. Después de cinco días de tratamiento, Cobain salió del hospital y regresó a Seattle. Su estado mental, por cierto, no era el mejor. De hecho, sus recurrentes ataques de depresión lo habían llevado a querer titular el último disco de Nirvana como “I hate myself and I want to die” (“Me odio a mí mismo y quiero morir”).
El 8 de abril de 1994 el cuerpo sin vida de Kurt Cobain fue descubierto en una habitación encima de su garaje por Gary Smith, un empleado que había llegado a la casa para instalar un sistema eléctrico de seguridad. “Cuando vi el cadáver pensé que era un maniquí”, dijo Smith a la policía, agregando que no había notado signos visibles de traumatismo, y al principio creyó que el cantante estaba dormido. Smith también encontró en un jarrón de flores lo que parecía ser una nota de suicidio, que decía entre otras cosas: «Por favor, Courtney, sigue adelante. Por Frances. Por su vida, que va a ser mucho más feliz sin mí. los quiero, ¡los quiero!”. Al lado del cadáver de Cobain se encontró también una escopeta. Una autopsia concluyó que la muerte de Cobain fue el resultado de «una herida por bala infligida en la cabeza». El informe estimó que Cobain murió el 5 de abril, alrededor de las 11:30 de la mañana. Wendy Fradenburg Cobain O´Connor, la madre del líder del grupo Nirvana, declaró posteriormente que “ahora Kurt se ha unido a ese estúpido club de músicos muertos con 27 años, con el que solía estar obsesionado, a pesar de que yo le decía que se olvidara de esas tonterías”.


Amy Winehouse

La última integrante famosa del club de los 27 fue Amy Jade Winehouse, la extravagante cantante y compositora británica de soul rock que destacó por sus tatuajes, su peinado beehive (o panal de abeja) y su inconfundible contralto. Amy Winehouse se convirtió en la primera mujer en ganar la mayor cantidad de reconocimientos en una sola noche y en la primera artista británica ganadora de cinco Grammys, entre otros muchos reconocimientos. A la par de sus logros artísticos, la cantante también comenzó a aparecer en la prensa debido a sus constantes problemas legales y, especialmente, a su adicción a las drogas y el alcohol. En junio del 2011, de hecho, Amy realizó en Belgrado, Serbia, un concierto que fue catalogado por sus propios seguidores como «el peor concierto jamás visto», al encontrarse en el escenario completamente ebria. Las críticas fueron tan furibundas que la artista canceló el resto de las presentaciones, regresando a Inglaterra antes de lo previsto. Debido a su alcoholismo se temía lo peor y así ocurrió. El 23 de julio de 2011 la artista de 27 años fue encontrada muerta en su departamento de Londres, después de sufrir un colapso alcohólico. Según la autopsia, Winehouse falleció después de ingerir una cantidad muy excesiva de alcohol, en concreto 416 mg de alcohol por decilitro de sangre (416 mg/dl). El patólogo que realizó el examen post mortem afirmó que 350 mg/dl ya era considerado un nivel fatal, es decir, que implicaba la muerte.


¿Qué opináis de este fatídico club? Una verdadera lástima :(





Tamara López

20 comentarios:

  1. Pues lo que has dicho, una lástima de artistas. A mi Amy me encantaba y bueno me encanta aún y me pareció terrible como una chica puede ir a pique de esa forma con una prometedora carrera.

    Besos.

    ResponderEliminar
  2. Una lástima ver tanta carrera frustrada por culpa del alcohol y las drogas, en muchas ocasiones estas adicciones escondían detrás el abuso de familiares y agentes que solo exigían y miraban hacia otro lado ante estos problemas.
    Siempre que surge este tema del club de los 27 me pregunto algo: si no hubiesen muerto, ¿ahora serían recordados como estrellas de la música o sus carreras hubieran languidecido hasta ser olvidados?

    ResponderEliminar
  3. Sí que es una pena, hay algunos a los que no conocía y coincido contigo en que también me encanta Kurt Cobain
    Besos

    ResponderEliminar
  4. ¡Hola!
    Un bonito homenaje y muy informativo, muchas gracias por tomarte la molestia de hacerlo. Yo también estaba bastante enamorada de Kurt, una lástima que decidiese poner fin a su vida de esa manera...
    ¡Nos leemos!

    ResponderEliminar
  5. Hola^^
    Pues, como dices, es una auténtica lástima. Carreras truncadas por las drogas y el alcohol...
    un beso!

    ResponderEliminar
  6. Me ha gustado mucho la entrada, super completa :D
    Un beso.

    ResponderEliminar
  7. La verdad es que es una verdadera desgracia. Yo solo sabía lo de Amy (todos los demás son bastante anteriores a mi nacimiento), así que te agradezco mucho la entrada, pero es de lo más triste ver lo jóvenes que mueren por el alcohol y las drogas...
    Un beso :)

    ResponderEliminar
  8. La verdad es que sí, qué lástima, duele que se vayan tan pronto llevándose consigo tantísimo talento T_T
    Adoro a Kurt, jo, me da muchísima rabia escuchar su voz y pensar que no habrá más canciones aish
    No tenía ni idea del caso de Brian Jones, me he quedado flipada cuando leí que era fundador de los Rolling Ö
    Ha sido super interesante, gracias por compartir *-*
    Besos♥♥

    ResponderEliminar
  9. Un post muy interesante. No conocía las historias de los dos primeros músicos.

    Besos

    ResponderEliminar
  10. Es una pena, pero alguna gente que se muere joven es por sobredosis y a mi esos pena no me dan ninguna...
    Un beso<3

    ResponderEliminar
  11. Se les extraña a todos. Y si se me enchina la piel de pesnar en el club de los 27, como personas tan talentosas sólo terminan llegano a esta edad :S
    Besos!

    ResponderEliminar
  12. A mí la verdad siempre me ha parecido una autentica pena que gente con tanto talento como ellos acabaran así por la influencia de ese mundillo al que pertenecían.
    Muy buena entrada.
    Un beso ^^

    ResponderEliminar
  13. Hola!!1 muy interesante esta entrada, yo conocí esta "maldicion" de los 27, cuando murio amy winehouse. y es una pena, porque hay mucho talento desperdiciado
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  14. Hola! La verdad es que si parece una maldición. Es una pena ya que se va mucho talento.

    Gracias por el post!

    Un saludo!

    ResponderEliminar
  15. Muy curiosa la entrada, lo cierto es que no me va mucho este género musical pero me parece curioso lo que cuentas.

    Besos =)

    ResponderEliminar
  16. Hola!!
    Todos fueron muy muy muy grandes :D Aunque Amy... nunca me ha terminado de gustar, pero no la quita talento.

    Un saludo!!

    ResponderEliminar
  17. Hace poco descubrí la historia de el club de los 27 y me pareció muy curiosa. Aún estoy un poco dividida entre si creerla o no, pero es interesante xD Estoy esperando que JB llegue a los 27:D (Que conste que no soy believer, si no todo lo contrario) Si se muere fliparé:3
    Besos!!

    ResponderEliminar
  18. El factor común y lo que lo vuelve más triste es que son, eran, super talentosos. En lo personal solo puedo llamarme fan de Amy, que murió justo cuando más comenzaba a adentrarme en su música e historia.

    Saludos

    ResponderEliminar
  19. Bues post. una pensa que terminaran su vida tan pronto.
    Blogueros Valencianos.

    ResponderEliminar
  20. Esta entrada invita a reflexionar sobre lo que es la vida en un sentido amplio. Iba leyendo la entrada y refrescando la memoria, porque todos estos casos los conocía. Pienso en la similitud de sus excesos y pienso si estos excesos se deben a que ya tienen todo lo que se puede conseguir en el comercio o si el desencanto de la vida vacía de apariencia, de sentirse un instrumento con el que un agente, una discográfica... se enriquece, les lleva a probar lo que muchos no pueden probar y acaban sumergidos en la espiral de destrucción.

    He leído muchas historias de autores macabros, o autores malditos, como los llaman. Y suelen tener como denominador común, la falta de comprensión por su entorno contemporáneo. Y por consiguiente, según los críticos, falta de éxito. Y yo es que no entiendo eso, ni entiendo que llamen éxito a que seas muy conocido pero que luego la gente pase por tu obra de puntillas sin que ésta les aporte nada.

    Ahora mismo se me viene a la cabeza canciones de "semanas" como por ejemplo, la horripilante, "aserejé". ¿Qué ha sido de ese grupo? ¿Un éxito tan corto puede considerarse éxito? ¿Quién recuerda "aserejé" al recordar los momentos bonitos de su vida? Sin embargo, es muy posible que una noche de tormenta, al mirar por la ventana y ver las calles solitarias, puedas recordar a Poe y algún cuento de misterio e imaginación.

    Y volviendo a la entrada, quizá sea la edad temprana de su marcha lo que le da la etiqueta de "maldito". O la pertenencia a un grupo (del 27 en este caso, por la edad). El caso es que dentro de la diversidad de sus componentes, te queda la sensación de que el ser humano, es en el fondo, un grano de arena en un desierto cósmico donde el éxito, el reconocimiento o el fracaso, son sólo situaciones temporales que no transcienden más allá que un suspiro.

    Sea como sea, lo que hicieron, se ha quedado aquí... Pero ¿hay algún sentido en ello? No lo sé... Y supongo que habrá opiniones para todos los gustos...

    ResponderEliminar

Susúrranos entre sombras lo que te ha parecido la entrada...