From the shadows: Cambio príncipe por estrella del rock

Cambio tu corona por sus tachuelas.
Cambio tu carruaje por su Harley.
Cambio tus serenatas a la luz de la luna por una canción de Metallica en su furgoneta.
Cambio tus besos insípidos por sus mordiscos.
Cambio tus galones por sus tatuajes.
Cambio tu pelo repeinado por su salvaje melena de león.
Cambio tu bonito y romántico amor por su desenfrenado y apasionado sexo.
Cambio tu palacio por su gótico y especial local de ensayo.
Cambio tu falsa inocencia por sus morbosas verdades.
Cambio tu soso traje de principito por sus fabulosos pantalones de cuero.
Porque ya no quiero ser princesa, ni que me encanten con falsas fábulas, ni me despierten con un casto beso. Quiero ser musa para canciones eternas, quiero despertar en los brazos de alguien mientras me toca como a su guitarra eléctrica. Quiero sentir algo en las venas, algo que no sea la horchata que me provocas, algo que me haga sentir viva y salvaje. Quiero ser eterna. Quiero ser yo.
Quiero cambiar al maldito príncipe por una estrella del rock.

Tamara López

21 comentarios:

  1. ¡Hola, guapa! Me ha gustado mucho, yo también cambio al principe por una estrella de rock :P
    Un besazo.

    ResponderEliminar
  2. A mí también me ha gustado. :-)

    Besos

    ResponderEliminar
  3. hola enhorabuena yo a ese príncipe también lo cambiaría jeje aunque no sé si por una estrella de rock chao

    ResponderEliminar
  4. ¡Holaa!
    La verdad es que me ha encantado, y estoy totalmente de acuerdo contigo ;)
    Besitos<3

    ResponderEliminar
  5. Hola! Me ha gustado mucho y estoy de acuerdo en todo lo que has dicho :)
    Besos!!

    ResponderEliminar
  6. jajajaja, totalmente de acuerdo! Son más interesantes las estrellas de rock que un simple príncipe encantador!

    ResponderEliminar
  7. ¡Hola!
    Me ha gustado mucho, yo también cambiaría a ese príncipe, aunque quizás no por una estrella del rock jaja
    ¡Besos!

    ResponderEliminar
  8. ¡Hola!
    Muy bueno aunque a mí eso de los pantalones de cuero, luego le pasa como a Ross en Friends XD
    ¡Un saludo!

    ResponderEliminar
  9. Jajaja Yo también lo prefiero mil veces.

    ResponderEliminar
  10. Me ha gustado muchísimo, la verdad ^^
    Un beso :)

    ResponderEliminar
  11. Me ha encantado!!! En serio, el párrafo genial es perfecto XD

    ResponderEliminar
  12. Yo cambiaría al príncipe por libros xD soy así de simple jajajajaj

    ResponderEliminar
  13. "Cambio tu pelo repeinado por su salvaje melena de león." Ésta es la que más gracia me ha hecho xD
    Saludos.

    ResponderEliminar
  14. Me gusta esta sección, a mi me cuesta la vida contar cosas mías o relatos en mi blog.

    ResponderEliminar
  15. Hola Tamara!!
    Qué chulo, me ha gustado mucho :)
    Gracias por pasarte por mi blog, ya me quedo por aquí...
    Besos!! <33

    ResponderEliminar
  16. Joe es que pintas un principe un poco... muy soso xD pero si, yo también lo cambiaba xD

    ResponderEliminar
  17. Cambio tu falsa inocencia por sus morbosas verdades. Yo también cambiaría esto.

    Pero tras haber conocido alguna estrella del rock y haber acabado entendiendo la esencia humana, con estos cambios sólo se viven situaciones muy breves, mucho más intensas, eso sí, pero que al final, dejan heridas y cicatrices más profundas.

    Yo entiendo la entrada como un deseo de vivir emociones fuertes, como una crítica al acomodo, como un canto a la libertad de improvisar, de que el amanecer sea una sorpresa continua y emocionante. Un deseo de un compañero afín que quiera lo mismo que quieras tú y que se mueva y tenga voluntad por conseguirlo.

    Y mención aparte a la "licencia poética" que te has marcado con el príncipe. Un hombre malcriado que basa la felicidad en el lujo de la materia y que a priori, no sería capaz de ver la magia que hay en las cosas más pequeñas. Un ser que muchos no dudaríamos un segundo en cambiar también ^_^.

    Sin embargo déjame que te diga que es muy sencillo hacer de ti una musa. Sea príncipe o estrella del rock, que fabrique magia con tu esencia y no deje de buscar el movimiento del cambio y la novedad.

    ResponderEliminar

Susúrranos entre sombras lo que te ha parecido la entrada...