En la mente de Icen: Pieza Inconclusa para sofá y dos cuerpos

¡Bienvenidos a mis neuronas!

Soy Vicente Aparicio, Icen en los relatos de Chica Sombra y Nia. Me dispongo a estrenar la sección que me se me ha ofrecido en el blog y qué mejor que hacerlo que con una obra que me sorprendió y que disfruté mucho.



Sinopsis

<<Diego y Bea son una pareja que habla sobre los distintos momentos de su relación amorosa, como quien se confiesa. A través de sus palabras y de saltos temporales conoceremos los mejores y los peores momentos de su historia juntos. El espectador será testigo de los primeros amagos del romance, momentos de maravillosa incertidumbre; del apogeo sensorial y afectivo, marcado por la magia de dos cuerpos que se aman; de la paulatina decadencia del amor, cuando llega la inclemente rutina y la fatiga; y de la ruptura, cuando el entenderse ya no es posible y la comunicación es inviable.

Desde el ascenso y hasta la caída al vacío de una relación. El espectador se verá en la posición de juzgar lo que está ocurriendo encima del escenario. Tanto es así que cada uno de los personajes, a través de su subjetiva visión de los acontecimientos, intentará hacerlos sus aliados ¿De qué lado ponerse?>>



Visión objetiva de la obra


Al entrar en el teatro te encuentras a los dos actores sentados encima del escenario mirando hacia el centro. No sabría decir si se miraban o no, quizá no lo recuerde. Unas lámparas rojas encima de ellos te permiten verles las caras pero pronto desviarás tu mirada al fondo del escenario donde una pantalla te ofrecerá frases de distintas visiones de diversos personajes famosos en la historia.

El escenario se completa con un sofá de dos plazas sencillo, en el centro mirando de frente. La sencillez de la escenografía invita a concentrarse en las actuaciones de los actores. La coreografía de movimientos está marcada en torno al sofá y las múltiples conversiones que el autor ha querido otorgarle. En un momento es un sofá, al otro es un vínculo entre dos casas y sin tocarlo se convierte en cama del uno, del otro y de ambos.

El juego de luces acompaña a la historia y se hace partícipe de sus emociones, creando espacios y lugares que de otra forma no podrían comprenderse. 



El autor, director y co-protagonista de la obra, Mariano Rochman, nos cuenta en su obra la historia de la caída en desgracia de una relación entre un chico y una chica, invitándonos a valorar quién tiene y quién no tiene razón, así como a terminar la historia como el espectador crea que sucedería. La obra invita a sentirse identificado con las situaciones presentadas, poder valorarnos a nosotros mismos a través de los personajes de la obra. 



Opinión personal

Tengo que decir que fui a ver la obra sin muchas expectativas. No conocía a ninguno de los actores, ni a Mariano Rochman ni a Blanca Oteyza. En la rueda de prensa me habían parecido simpáticos y poco más. Con ganas de explicar de qué iba su obra. 



Puedo decir también que gracias a ello la sorpresa fue mucho mayor. La sencillez de la propuesta en escena me dejó concentrarme en las interpretaciones y en cómo se contaba la historia. No podemos desgranar esta obra sin mencionar el excelente juego de luces que la acompañó y la más que medida coreografía de movimientos entre los personajes y el escenario. El sofá que nos encontramos en el centro se convierte en un tercer espectador y personaje de la propia obra.

Mariano Rochman y Blanca Oteyza se mueven por el escenario propuesto con soltura y eficiencia. Ningún movimiento está de más ni de menos. Todo tiene un motivo y todo tiene un por qué. Desde tumbarse encima del sofá hasta sentarse en los posa brazos el uno enfrente del otro como si de un asiento de tren se tratara.

Las tonalidades en la pantalla de fondo me transmitieron las emociones del momento. Desde tonos alegres en los momentos más felices hasta tonos rojizos y morados en los momentos más tensos. Todo ello me hizo quedarme maravillado. Hacía tiempo que no veía una obra de teatro con unas pautas de movimiento tan bien dirigidas. Y más cuando realizas elipsis temporales sin salir del escenario ni cambiarlo.



Según comentó el propio autor, la obra había sido reescrita en varias ocasiones y puedo darme cuenta del por qué. Se trata de una obra escrita a partir de un hecho biográfico y, con el tiempo, el autor se distanció lo suficiente como para tener en cuenta tanto la visión del personaje masculino como la visión del personaje femenino.

El tiempo nos hace más sabios y más comprensivos. Esta obra nos cuenta una historia, como tantas otras, donde el amor nace y muere, donde no hay culpables más que los que queramos buscar nosotros mismos. Una obra que disfrutar por el amor y el cariño que se le ha puesto dentro para contar una historia que pasa tan a menudo como cualquier otra.

Desde mi humilde opinión como espectador es una obra que recomiendo para cualquier público. Donde disfrutar por los momentos cómicos, reflexionar en los momentos tensos y comprender a los personajes al final de la historia. Desde mi opinión como actor y director se trata de una obra donde aprender cómo se tiene que contar una historia, cómo se lleva una escena, cómo se dirige un escenario y cómo se prepara un juego de luces para que aporte vida al escenario.

Mi más sincera enhorabuena a Mariano Rochman por todo ello. Sin desmerecer a su compañera Blanca Oteyza que le acompaña en esta bonita historia. 



"Un saludo y un abrazo"
Icen

Vicente Aparicio

15 comentarios:

  1. Pues me parece una obra muy interesante. Gracias por la recomendación.

    Besos

    ResponderEliminar
  2. Hola!
    La verdad que pinta muy bien :D
    Gracias por compartirla.
    Un beso!

    ResponderEliminar
  3. Hey, no soy mucho de obra de teatro pero gracias por compartirla, besos :3

    ResponderEliminar
  4. Me encanta esto de ver opiniones sobre obras de teatro. Pinta muy bien, gracias :)

    ResponderEliminar
  5. Hola. Nunca he podido ir a una obra de teatro, y la verdad es que me encantaría. Justo estamos organizando ir a Madrid y ya tenemos pensado ir al teatro por primera vez. Esta sección es fantástica para descubrir una buena obra de teatro. Me ha gustado mucho como te expresas.
    Muchos besos, nos leemos.

    ResponderEliminar
  6. ¡Hola Vicente!

    Muy buena entrada. De verdad.
    En cuanto a la obra de teatro parece muy buena también. No creo que vaya a verla, porque vivo lejos, pero si pudiera iría.
    ¡Y bienvenido al blog como cooperador!

    Un beso.

    ResponderEliminar
  7. ¡Hola Vicente!

    Muy buena entrada. De verdad.
    En cuanto a la obra de teatro parece muy buena también. No creo que vaya a verla, porque vivo lejos, pero si pudiera iría.
    ¡Y bienvenido al blog como cooperador!

    Un beso.

    ResponderEliminar
  8. Hola guapa! He ido contadas veces a ver alguna obra al teatro. No es que sea algo me llame especialmente, soy más de la gran pantalla!
    Besos y feliz puente

    ResponderEliminar
  9. Hola! Pues tiene muy buena pinta. La tendré en cuenta por si tengo oportunidad de ir a verla.
    Besos!

    ResponderEliminar
  10. Si que tiene muy buena pinta n.n
    Besos!

    ResponderEliminar
  11. Me ha gustado lo que comentas, yo también soy de apuestas sencillas, lo suntuoso en escena me aburre
    Besos

    ResponderEliminar
  12. ¡Bienvenido Vicente! Ahora comentando ya te conocía por fotos. Me gusta lo que cuentas pero como ya le he comentados en numerosas ocasiones a Tamara por donde yo vivo no hay demasiado teatro, alguno hay cuando son fiestas pero poca cosa así que misión imposible asistir.

    Besos =)

    ResponderEliminar

Susúrranos entre sombras lo que te ha parecido la entrada...