En la mente de Icen: Willow


Título: Willow (1988)
Director: Ron Howard

Reparto: Val Kilmer, Joanne Whalley, Warwick Davis.


SinopsisEn las mazmorras del castillo de la hechicera y malvada reina Bavmorda, una prisionera da a luz a una niña que, según la profecía, pondrá fin al reinado de la hechicera. La comadrona intenta salvar a la niña de la ira de Bavmorda, pero, alcanzada por los perros de presa del castillo no tiene más remedio que dejar al bebé sobre una improvisada canoa para que se lo lleve la corriente del río. El bebé llegará hasta una aldea de Nelwyns (enanos), allí un nelwyn llamado Willow se encargará de protegerla hasta que llegue sana y salva con los daikini (humanos normales)



Tres valientes que se enfrentan de lo que han estado huyendo toda la vida.


Opinión personal
A petición de Francis os traigo mi opinión personal sobre esta nostálgica película que muchos recordaréis haber visto hace, al menos, un par de décadas. Para disfrute mayor la conseguí ver en versión original, una forma de satisfacer a mi niño interior y a mi yo adulto al mismo tiempo.

Volver a ver Willow después de unos veinte años ha sido una experiencia muy gratificante. Por una parte recordaba fragmentos y situaciones, por otra parte muchos detalles que de niño se me podrían haber escapado ahora los he podido entender. Willow ofrece la clásica película del bien contra el mal envuelta en un mundo fantástico donde habitan Nelwyns, Daikinis, Brownies, hechiceras malvadas y buenas, hadas, trolls y monstruos gigantescos.

Una película de antaño, donde los decorados se hacían a mano y los monstruos rezumaban vida a través de la goma. Al verla me acordé mucho de "La princesa prometida". Ambas películas se centran principalmente en los personajes y cómo sortean los obstáculos que se presentan en su camino. Personajes marcados que se sienten reales, donde las intenciones de cada uno evolucionan a medida que se desarrolla la historia. La primera vez que aparece Willow en escena descubres su encanto, ese encanto que te enamoró por primera vez cuando eras joven. Un personaje de apariencia pura e inocente que sabes que hará lo correcto en todo momento guiado por sus mejores intenciones.

Warwick Davis encandilando al espectador.
La disfruté, mucho. Cada detalle, la cantidad de sub-historias que yacen dentro de la película, sus efectos especiales que ahora se ven desfasados pero siguen cumpliendo perfectamente con su cometido. Willow no narra una historia de aventuras al uso. Los personajes tienen pasado, una vida antes del suceso que se cuenta y eso determina sus movimientos y su forma de actuar. Ese trato de los personajes parece haberse olvidado en las películas actuales de aventuras, como si los personajes hubieran nacido por y para ese momento y no existiera en ellos razón mayor para vivir o existir. 

Willow habla sobre el amor, sobre la valentía, sobre hacer lo correcto y enfrentarse a tus temores. Una historia que nos enseña que más vale ser valiente que quedarse en casa, una historia que inspira a nuestros corazones a correr aventuras y dejarnos llevar por la emoción de lo inesperado. Willow es aventuras y humor. Ese humor de situación, ese humor que sale solo y que no se fuerza mediante nada escandalosamente brusco, un humor creado por el personaje más que por el guión. 

Val Kilmer como un Madmartigan desesperado por agua.

Esta película es la muestra perfecta donde crear un mundo entero hace más creíble la historia que se desarrolla en él, por muy fantástica que parezca. Donde unos personajes bien detallados cuentan mejor la historia que mil diálogos forzados. Me encantó ver personajes que se comportaban como debían según su rol. Lejos de esas películas donde los personajes se comportan de maneras que nunca lo harían forzados por un guionista que no ha sabido resolver adecuadamente la situación.

Cada nuevo personaje aporta dimensión a la película, engrandeciendo la historia para desembocar en la batalla final. Con presentaciones justas y donde las situaciones se explican solas por el contexto o por comentarios aislados. Como la alianza del ejército que se une para luchar contra la malvada hechicera, una subtrama que se desarrolla ajena a los personajes principales y que no necesita de una gran explicación. Siempre he pensado que en una película si tienes que justificar un comportamiento a base de guión es que no estás contando bien la historia ni has desarrollado bien las intenciones y características de los personajes. 

Un romeo y una julieta de fantasía

Willow nos recuerda que hasta en el lugar y persona menos inesperado puedes encontrar el amor y la bondad. Nos recuerda que prejuzgar nos puede llevar a cometer errores y que la verdadera virtud de las personas aparece en las situaciones más peliagudas. Me emocioné con la historia de amor al más puro estilo Romeo y Julieta, y agradecí que el romance no se convirtiera en el ombligo de la aventura. Son detalles que veo ahora y que no recordaba cómo se sucedían. Sufría con Willow por no ser un verdadero mago. Reía con los brownies y su loca forma de vivir su existencia. 

Echo de menos este tipo de películas de aventura, donde los personajes transcurren por la historia sin ser el centro de ella y eres capaz de empatizar mejor con ellos. Sentirte identificado a un nivel que cuesta hacerlo ahora. Willow es una película que en definitiva enseña a ser mejor persona, a ver la vida con valentía y entusiasmo, a luchar por lo que quieres y a olvidar las diferencias entre los que te rodean porque todos somos parte de la historia que recorre cada una de nuestras vidas. 

Hace más de veinte años se metió en mi impresionable corazón y se hizo un hueco en él. Hace unos días renovó su contrato dentro de mí para quedarse por, al menos, otros veinte años más. Espero que aquellos que no la hayáis visto y la veáis ahora seáis capaces de verla con los ojos de un niño. Descubriréis una película sin pretensiones, orgánica y natural. Una película que cuenta la valiente historia de un nelwyn que se tiene que aliar con un ladrón y unos brownies para salvar al imperio de una malvada hechicera llamada Bavmora. Toda una aventura digna de la imaginación más entrañable de un niño pequeño. 


Los brownies, seres llenos de energía y entusiamo dueños de los bosques de esta aventura.

Os dejo el enlace a Amazon ya que creo que podría ser un perfecto regalo para Reyes: WILLOW [LTD.EDITION STEELBOOK] [Reino Unido] [Blu-ray]


"Un saludo y un abrazo"

Icen

Vicente Aparicio

11 comentarios:

  1. La vi por primera vez siendo muy pequeña y desde entonces le he visto un montón de veces porque a mi padre le encanta y siempre que la ponen la vemos juntos jeje

    ResponderEliminar
  2. Hola! Me encanta esta película, gracias por tu entrada.
    Besos.

    ResponderEliminar
  3. No recuerdo las veces que la he visto ya, pero es una de mis peliculas favoritas. Me gusta todo en general, sobretodo el principio.
    Un besito

    ResponderEliminar
  4. Qué pasada¡¡¡ Esta película también forma parte de mis recuerdos más tiernos y, ahora, de la actualidad... son imborrables a pesar del paso del tiempo y de la evolución de los efectos especiales son inolvidables y mágicas¡¡ genial reseña-recomendación... las nuevas generaciones no deberían perdérselas¡¡ besos, besos, besos y gracias¡¡¡¡

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y a Vicente: un abrazo¡¡¡ Feliz Año¡¡¡

      Eliminar
  5. Hola! Está película es una de mis favoritas de cuando era pequeña! Es más la tengo en DVD y en Blu-Ray... jajaja!

    Un saludo!

    ResponderEliminar
  6. No pude resistirme a verla cuando la echaron el otro día <3

    ResponderEliminar
  7. También me gusta muchísimo. Es una historia preciosa.

    Besos

    ResponderEliminar
  8. Me encanta la película y tu entrada...Genial :3
    Un saludo!!

    ResponderEliminar
  9. Ooooh Willow es sin duda una de las pelis de mi infancia ♥
    Es una película preciosa que tiene esa esencia de la época y que pocas películas consiguen hoy en día. Ahora al leer tu reseña me han entrado muchas ganas de volver a verla >w<

    ResponderEliminar
  10. Vale, ésta película ya me suena mucho más. Creo que alguna vez, en su día ya la vi.

    Noa <3

    ResponderEliminar

Susúrranos entre sombras lo que te ha parecido la entrada...