Las aventuras de Shadow y Nia: Entrevista a Miquel Alventosa y Laia Castells

En el Microteatre de Valencia (Ruzafa), todos los martes y miércoles de 19:00 a 21:00 se representan diferentes obras de actores debutantes. Este miércoles fuimos a conocer la obra “A Primera Vista”, interpretada por Miquel Alventosa y Laia Castells, que hoy nos acompañan para responder a nuestras curiosidades:




Nia: ¿Qué os ha llevado a introduciros en el mundo de la magia interpretativa? ¿Desde cuando sentís atracción por este arte?

Laia: Yo siento atracción por las artes escénicas desde pequeña. Empecé haciendo cursos en mi adolescencia, continué con otros cursillos en la universidad y finalmente en el taller de las artes escénicas de Canals. Siempre he querido hacer algo más a nivel profesional y ahora al fin se ha presentado la oportunidad.

Miquel: Pues yo como Laia, desde jovencito te atraen los escenarios, te gusta cantar, bailar, actuar... Con trece-catorce años empecé en el mundo del baile y poco a poco iban saliendo actuaciones y cositas. También estoy metido en el mundo de la radio, he hecho pruebas de doblaje, diferentes cursos y al llegar la adolescencia me uní al taller de artes escénicas de Canals, donde también he estado siempre con Laia y nada, así hasta hoy día.


Nia: ¿Qué nos encontraremos al entrar en la sala numero 3 del Microteatre? ¡Es el momento de venderos!

Laia: Vuestra primera sensación es que os subís a un ascensor con nosotros.

Miquel: Todos somos desconocidos en ese momento, te preguntarás “¿Hablarán del tiempo o pasará algo mas?” ¡Desde luego algo más pasa!

(Risas cómplices ya que nosotras acabamos de ver la obra y ya sabemos que efectivamente “algo” pasa, la palabra “claustrofobia” ronda en el ambiente)

Laia: ...algo de claustrofobia, algo de risas... y todo en solo diez minutos.


Nia: Contadnos como fue la primera vez que os pusisteis frente al público, imagino que los nervios no serían pocos: ¿Salió cómo esperabais? ¿Gustó a los asistentes?

Miquel: Ah, pues como anécdota chula; en el ensayo general de esta obra, nos quedamos en blanco, pero en blanco, ¡los dos! No teníamos idea de por donde continuaba el texto, el director gritándonos: “¡Continuad por donde podáis!” “¡Salvad la escena!” Y no salía, no salía. Los dos callados mirándonos el uno al otro. Nos morreamos un par de veces pero nada, no funcionaba. (Risas)
Y nada, salimos de escena, nos hicimos dos chupitos, volvimos a entrar y no se nos olvidó ni una coma.

Laia: Y desde entonces nunca nos ha vuelto a pasar nada parecido.

Miquel: Y aquí en el Microteatre lo que te pone nervioso es que tenemos al público muy, muy cerca. ¡Lo tenemos encima! Entonces notas cada reacción de ellos, buena o mala.


Shadow: ¿Y cuando notáis que no está gustando la obra, no os ponéis un poco incómodos?

Laia: Sí, yo sí.

Miquel: Lo que ocurre la mayoría de las veces es que si notas que no les está gustando, vas a más, intentas cambiar, mejorar, hacer algo diferente.

Laia: Es lo que siempre nos enseñan: “Si no funciona una cosa, intentas otra”.

Miquel: Exacto, si notas que no estás causando la impresión deseada, toca venirse arriba y buscar un enfoque diferente para que el publico se anime. Y la verdad es que prácticamente siempre funciona.


Nia: ¿Habéis recibido el apoyo de vuestro entorno?

Laia: Pues ahora sí, mucho, me siento muy apoyada por mi familia y mis amigos y muy animada. Pero en un principio me sentía muy sola con la idea de actuar, nadie me decía “Venga va, que tú puedes”. Todos pensaban que no era una carrera seria. Entonces acabas estudiando otra carrera, que bueno, también me gusta mucho y es mi profesión.

Miquel: Yo la verdad es que nunca he tenido ningún problema así. Siempre he sido una persona muy creativa, muy lanzada, desde pequeño he hecho radio, cantado, bailado... lo veía como una cosa normal y me han apoyado. Tengo que decir que a mis padres, por ejemplo, no les atrae especialmente todo este mundo, pero aun así me ven feliz y haciendo lo que quiero y siempre me dan todo su apoyo.


Shadow: ¿Os ha llevado mucho tiempo poner en marcha la obra? ¿Habéis ensayado mucho?

Laia: Si, es un texto complicado que tiene que ser muy ágil al representarlo, cuando ensayábamos la obra podíamos tardar media hora en recitarlo y luego tienes que hacerlo todo en diez minutos.

Miquel: Es un guión complicado con el que necesitas de mucha compenetración con tu compañera para interpretarlo, porque empiezas una frase y la termina el otro y así sucesivamente. Es como un partido de tenis, bueno, como uno de pin pon, tablero más pequeño, juego más rápido. Estuvimos unos tres meses para conseguir que saliera perfecto.

Shadow: Se ha hablado muchas veces en los rodajes de diferencias entre los actores que se tienen que tragar para que quede bien. ¿Creéis que es importante la compenetración entre vosotros, o sería muy difícil hacer una obra como esta con un compañero con el que no te llevas bien?

Laia: Yo creo que sí, sería muy difícil.

Miquel: Esta sí. “A primera vista”, con una persona que no te llevas bien o que no tienes mucha confianza, sería complicado.

Laia: Claro, es que si no te llevas bien con la otra persona, tú tampoco estás motivado o cómodo.


Nia: ¿Qué ha sido lo mejor y lo peor de introduciros en este proyecto?

Miquel: Lo mejor, conocer a nuestros compañeros de sala, ir a verlos actuar, que vengan ellos, lo hemos pasado muy bien. Y el apoyo de tanta gente animándonos, viniendo, colaborando de una u otra manera.
Lo peor es que esto es muy diferente a un teatro convencional, donde tú das una sola función al día y ya sabes cuantas entradas vendidas hay y que efectivamente hay gente. Aquí cada diez minutos hacemos un pase, y no sabemos si habrán diez, cinco o ninguna persona, por lo que hasta el último minuto en que te avisan de si ha venido gente o no, no sabes si vas a actuar o no.

Laia: Tenemos que estar preparados y esperando a ver qué pasa.


Nia y Shadow: ¿Vamos a tener más de Miquel y Laia sobre el escenario? ¿Le habéis pillado el gustillo? ¿Tenéis algún proyecto más a la vista?

Laia: Sí que hay más proyectos, pero de momento son secretos, iremos avisando.

Miquel: Bueno, si que os podemos decir que en Julio tenemos una muestra de teatro musical en Canals.


Nia: ¿Qué pregunta os hubiese gustado que os hiciéramos?

Laia: ¿Si soy feliz? Y yo contestaría “¡Si!”

Miquel: Sí, yo también en esa línea; si nos está gustando lo que estamos haciendo y somos felices con ello.

Nia: ...y aquí acabó la entrevista, justo cuando les avisaron que tenían otro nuevo pase de “A primera vista” y salieron disparados para no perder su ascensor.
Evidentemente, ambos son felices y están disfrutando mucho de lo que están haciendo, nos ha quedado claro viendo sus caras y entusiasmo. ¡Mucha mierda, chicos!


¿Qué os ha parecido? ¡Contadnos! ^^

Tamara López

9 comentarios:

  1. Una oportunidad para buenisimos actores que disfrutan actuando y una oportunidad tambien para el espectador que disfruta de estàs pequenas obras de Arte.

    ResponderEliminar
  2. Una oportunidad para buenisimos actores que disfrutan actuando y una oportunidad tambien para el espectador que disfruta de estàs pequenas obras de Arte.

    ResponderEliminar
  3. ¡Hola! Muchas gracias por la entrevista.
    Un beso. :)

    ResponderEliminar
  4. Da gusto ver a la gente luchar sin desmayo por hacer lo que le gusta, aunque tenga que compaginarlo con algo que no le gusta tanto.
    Besos.

    ResponderEliminar
  5. Hola!
    Te quedo super chula la entrevista.
    Besos

    ResponderEliminar
  6. Muchas gracias por la entrevista
    Besos

    ResponderEliminar
  7. Si supieras lo de cosas de teatro que estoy aprendiendo¡¡ magia interpretativa esto es improvisación muy preparada¡¡¡ si no fuera por que los ascensores me dan cague¡¡¡ jajajaja... me parece una propuesta fabulosa¡¡ cómo todas las tuyas¡¡ besos¡¡

    ResponderEliminar

Susúrranos entre sombras lo que te ha parecido la entrada...