jueves, 27 de octubre de 2016

Macabrismos por Rain Cross: La noche de Halloween



Se acerca la noche de las brujas. El momento en el que los espíritus vagan por las calles preparados para asustar a cualquiera que se atreva a cruzarse por su camino. Pero, a parte de los disfraces, los dulces y las buenas películas de terror, la víspera de todos los santos es mucho más que eso.

Su origen data de la fiesta celta que anunciaba el fin del verano, Samhain. Posteriormente, y con la llegada del cristianismo, trataron de suplantarla por el día de Todos los Santos, pero como podemos comprobar, no lo hicieron demasiado bien, ya que en la actualidad se celebran las dos festividades.

Pero, ¿de dónde viene la costumbre de disfrazarse? Se cree que los celtas se ponían máscaras y trajes para espantar a los malos espíritus que traspasaban la línea de la vida y la muerte. Hoy día, los disfraces forman parte más de un divertimiento que de una tradición, haciendo que los más pequeños pidan caramelos y los adultos disfruten de la noche en una fiesta decorada con calaveras.

El origen de las calabazas de Halloween ya es más moderno, y es que fueron los inmigrantes irlandeses los que crearon esta tradición, llamándola Jack-o’-Lantern por una leyenda de la que hay varias versiones de la historia pero que tienen en común una cosa: que la luz que emanan esas calabazas les protege de los demonios de esa noche.
En la actualidad, hay competiciones de talla de calabazas donde las más originales y terroríficas pueden ganar suculentos premios, y es frecuente, sobretodo en los países anglosajones, que las calabazas estén en la entrada de las casas, dando la bienvenida a los niños deseosos de dulces.

Y es que, no nos podemos olvidar del Truco o Trato. También de origen céltico, se creía que el temible Jack (el de la linterna), iba casa por casa pidiendo Truco o Trato y que lo mejor era aceptar Trato, ya que si no lo hacías, podía llegar a maldecirte para siempre.

Como veis, All Hallows' Eve, tiene un rico folklore que hemos querido rememorar hoy. Pero, a pesar del tiempo transcurrido desde sus orígenes, hay algo en común en todas las épocas: el miedo a la Muerte.

Y es que, en la noche en la que los espíritus vuelven del más allá y las brujas sacan las escobas para volar bajo el amparo de la noche, el ser humano ha ido creando a lo largo de los años toda clase de inventos para evitar ser presa de los males que las sombras esconden, y a la vez, ese mal le ha fascinado y ha hecho que disfrute contando historias bajo la luz de una linterna o viendo películas de terror hasta el amanecer.

Hay algo que nos atrae y nos aterra a la vez, ese misticismo que envuelve la noche de Halloween y que nos rememora nuestros miedos más ocultos: el miedo irracional a la muerte y a lo desconocido.

Así que recordad: 
Si de los demonios os queréis resguardar, el día 31 de Octubre os tenéis que disfrazar. Calabazas talladas serán vuestras guías, mientras el chocolate endulza la noche sombría. 

Que tengáis una feliz noche de brujas. 


Reacciones:

12 comentarios:

  1. Interesante entrada, aquí en los pueblos ahora está llegando esta fiesta, como hay muchos beatos eran reacios a ello con lo bien que se lo pasan lo críos, jeje

    Besos =)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me meo con lo de los beatos. Ahora quieren disfrazar en Halloween a los niños de santos. Pa matarlos, mira lo que te digo...

      Eliminar
  2. ¡Hola!
    Me ha gustado mucho esta entrada. No sabía lo del origen de las calabazas. ;)
    Besos.

    ResponderEliminar
  3. Me ha encantado la entrada, muy interesante.
    ¡Besos!

    ResponderEliminar
  4. Conocía el origen de Halloween, pero no sabía a qué venía la tradición de las calabazas. La verdad es que es curioso.

    Besos!

    ResponderEliminar
  5. Hola.

    Que entrada más interesante, me ha encantado. Si te digo la verdad es que no tenía ni idea de dónde venía, se de los anglosajones, pero me gusta saberlo y poder comentarlo.

    Muchos besos!

    ResponderEliminar
  6. Hola
    Pues gracias por la info, no sabía la mayoría, jajajaja.
    Parece que se extiende esta moda de celebrarlo, aunque aun hay gente que reniega de las "americanadas", como les llaman.
    Besos.

    ResponderEliminar
  7. ¡Todos/as a decorar calabazas! Me ha encantado tu explicación sobre esta fiesta.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  8. Hola! Muchas gracias por la entrada, muy interesante!

    Un saludo!

    ResponderEliminar
  9. Muy buena entrada! aunque yo nunca lo celebro más que viendo alguna peli jaja
    Un beso!

    ResponderEliminar
  10. Muy interesante, no conocía los orígenes de esta fiesta. Siempre se aprende algo nuevo.

    Un beso ;)

    ResponderEliminar

Susúrranos entre sombras lo que te ha parecido la entrada...