martes, 15 de noviembre de 2016

Macabrismos por Rain Cross: El Accidente de Chernóbil


El Incidente.

Hace ya 30 años de uno de los accidentes nucleares más importantes de la historia: el ocurrido el 26 de abril de 1986 en la central nuclear Vladímir Ilich Lenin, situada a tres quilómetros de Prípiat, actual Ucrania, cuando uno de sus reactores tuvo un aumento de potencia que provocó su explosión.

A consecuencia, se liberó una nube tóxica aproximadamente 500 veces más dañina que la que expulsó la bomba de Hiroshima en 1945, lo que obligó una evacuación de las zonas cercanas y varias medidas de seguridad extremas. La nube viajó por casi toda Europa (incluida España) y Canadá, con diferentes niveles de radiación debido al clima de cada región.

En el acto murieron 31 personas, y se desconocen aún cuantas a consecuencia de la radiación. El incendio del reactor duró 10 días.

Se designó un equipo llamado los Liquidadores: la mayoría de ellos bomberos, obreros, científicos, y personal cualificado en la manipulación de substancias radioactivas, que se ofrecían voluntarios para limpiar toda la radiación de la central y los sitios afectados. Fueron aproximadamente 600.000 personas, las cuales recibieron dosis letales de radiación. Muchos de ellos han muerto y otros han quedado con secuelas graves de por vida. El gobierno, como acto de gratitud, les entregó el título de Héroes de la Unión Soviética, junto a una pensión vitalicia.


Chernóbil y Prípiat.

Al hecho se le conoce como Accidente de Chernóbil ya que la central nuclear se encontraba en esa región. Durante la explosión, su población fue evacuada. A pesar de ello, a sus habitantes también les afectó la radiación y algunas mujeres que estuvieron embarazadas durante el accidente tuvieron bebés con malformaciones o enfermedades crónicas. Actualmente, algunas zonas de la ciudad han sido renovadas y viven unas 700 personas.

Durante la construcción de la central decidieron fundar la ciudad de Prípiat para que los trabajadores y sus familias tuvieran un lugar cercano donde residir. El lugar se encontraba bien comunicado y en poco tiempo se convirtió en uno de los lugares más agradables donde vivir. Hasta el día del accidente.

A día de hoy, no es recomendable visitar Prípiat debido a la radiación, aunque sí se pueden inspeccionar algunas zonas.

La ciudad, antaño agradable y llena de vida, es ahora un paisaje fantasmal. Las altas dosis de irradiación han matado a toda la flora, en especial los pinos, creando el Bosque Rojo, un manto de árboles muertos, que fue derribado y enterrado por las operaciones de limpieza.

La llamada Zona Muerta, situada en la zona de exclusión de 30 km alrededor del lugar del Accidente de Chernóbil, es una zona prohibida al público y la cual no se podrá visitar en varias generaciones.


En la actualidad.

Los incautos que se han atrevido a visitar los lugares más seguros del accidente nos han mostrados imágenes de lo más perturbadoras: ferias abandonadas, muñecas de porcelana destrozadas, zapatos de bebés sin dueño… Fotografías de vidas rotas en pocos segundos.

Muchos aseguran haber visto espíritus entre los edificios abandonados, visiones de niños jugando en parques o espectros paseando por las desiertas calles.

Y es que un lugar así, es el escenario ideal de las pesadillas más primitivas, creando monstruos en donde no los hay.

No debemos olvidar que ese accidente trajo consigo muchas muertes. Vidas que fueron destruidas por un error que no podemos dejar que se repita.

Sus efectos tardarán millones de años en sanar las heridas de las personas, la fauna y flora que vivieron, trabajaron y rieron allí, transformando su hogar en un lugar árido y solitario. 

Una ciudad de fantasmas.


Reacciones:

6 comentarios:

  1. Un amigo mío, fue adoptado desde Chernóbil en esa época. El Orfanato literalmente estaba casi destruido, en ruinas y casi siempre se alimentaban de patatas y mucho caldo.

    Es algo muy triste, además de aterrador... .

    Un abrazo preciosa,

    Noa

    ResponderEliminar
  2. Hola.

    Se me pone la piel de gallina de solo leerlo, la imágenes ya son perturbadoras. Es increíble como de un día para otro te destrocen la vida por un error humano. Somos destructivos.

    Muchos besos!

    ResponderEliminar
  3. ¡Qué miedo! Tan solo imaginar como debe estar el lugar ya da cierto repelús, debe ser impresionante, muy interesante entrada.

    Besos =)

    ResponderEliminar
  4. Hola! Madre mía, que escalofrío... No sé si estos ligares se visitan más por morbo que por saber e interesarte por lo que realmente ocurrió. De todas formas, también es una buena manera de concienciar a los grandes para que, como tú bien has dicho, no se vuelva a repetir. Una entrada muy interesante, un beso!

    ResponderEliminar
  5. Hola!:D
    Muy buen post! La verdad que estas cosas me parecen super interesantes, a la par que escalofriantes. Solo ver las imágenes se me ponen los pelos de punta. ¿Sabes de algún libro bueno que hable sobre ello?

    Un besoo ^^

    ResponderEliminar
  6. Hola! Muchas gracias por tanta información, la verdad es que es muy impactante, tengo pendiente leer un libro sobre Chernóbil.

    Un saludo!

    ResponderEliminar

Susúrranos entre sombras lo que te ha parecido la entrada...