domingo, 27 de noviembre de 2016

Test Psicoloco a... Aitor Bertomeu

Hola sombritas ^^

Hoy os traigo a un nuevo paciente. A él no sé ni para qué le hago el test, pues tengo muy claro que este chico está muy mal. Pero en Shadow Asylum tratamos con la misma tortura a todos por igual, así que... ¡adelante!

Doctora: Tamara López



Paciente: Aitor Bertomeu



Test PsicoLoco:

Si pudieses vivir dentro de una serie, ¿elegirías The Big Bang Theory, o preferirías The Walking Dead? 

¿Acaso hay alguien que no sueñe con machacar zombis? Pero yo las fusionaría a ambas. Imagínate: los frikis de Big Bang Theory contando sus penosos chistes, llega un tío con un bate lleno de pinchos, los revienta a todos tras una somanta de palos, más chistes pero de humor negro, luego una horda de zombis, los frikis transformados se comen al del bate, sangre, intestinos y risas enlatadas. Lo sé, soy un visionario. 

Te dejan asesinar a alguien con un método de tortura de estos dos, utilizados durante la Inquisición: la doncella de hierro o el tormento de la rata. ¿A quién ejecutas y con qué método?

¿Sólo puedo a una persona? Venga, ya que es el día de las bestias, ¡tiremos la casa por la ventana! Yo cogería, sin dudarlo, a todos los colaboradores de ese maravilloso programa que es Sálvame, para que gritaran «Por favor, sálvame», pero de verdad. Lo aderezaría con todos los concursantes de Gran Hermano, y en general con todas las abnegadas personas que hacen posible Telecinco, sólo por estar ahí, al pie del cañón, día a día, llueve o truene, para hacer un poquito más feliz nuestra vida. Me gustan tus torturas, aunque yo soy más de la sierra para despedazar, ya ves, uno que es tradicional. Pero seamos prácticos: una licuadora gigante tipo La Guerra de los Mundos abarataría mucho los costes. No despilfarremos que demasiado dinero ha costado ya esta gente.

Apareces de repente dentro de un libro. ¿Dónde te gustaría encontrarte al abrir los ojos: en Panem, en La Comarca o en Narnia?

Por supuesto, en La Comarca. Y que vinieran trece enanos y un mago, e irnos todos de parranda a por el dragón. ¡El hobbit es mi libro favorito! Otra opción sería darle dos collejas a Frodo, quitarle el anillo y llevarlo yo al Monte del Destino, apalizando al feo de los Calatrava (Gollum pa los amigos) por el camino. 

Siempre hay canciones que, cuando empiezan a sonar, nos provocan hasta retortijones, nos sangran los oídos y el cerebro se nos hace diarrea. ¿Qué canción borrarías para siempre?

Uff, pues mira, si navego entre mis recuerdos más dolorosos, tengo a Nunca debí enamorarme de Camela en el altar de lo grotesco. Pero ay, son tantas las opciones, tantos los reggaetones, tantas las canciones del verano… Lo cual me lleva de vuelta a la segunda pregunta. Desde hacer explotar a King África para que interprete su Bomba con conocimiento de causa, hasta coger el Cumpleaños Feliz de Parchís y meter a sus miembros en una peli de Saw, ya que tanto les gustan los jueguecitos… Pese a todo, si en este momento de mi existencia tuviera que erradicar una ofensa musical, creo que me decantaría por Enrique Iglesias. Más que nada porque es un milagro, una singularidad, un error de estadística: de entre todo el tupido manto genético que su padre esparció sobre el mundo, ¿en serio no había una probabilidad menos dañina para la raza humana? Hay que volver al pasado y evitar que nazca. (Como ves, soy todo amor.)

Te metes en la cama y te encuentras rodeado. En un lado tienes a un leproso, y en el otro a Kiko Rivera. ¿De quién intentas alejarte más?

Joder, qué situación. Sabía que tarde o temprano me vendría bien mi cápsula de cianuro. 

Si te pidiese pasar una tarde juntos, ¿adónde me llevarías para sorprenderme?

Nada más vernos, te pondría una venda en los ojos. Te guiaría suavemente hasta un destino mágico y misterioso. Caminaríamos largo rato, alejándonos cada vez más de tu mundo conocido, y no sabrías adónde nos dirigimos. Sentirías cambiar los olores, los sonidos, el terreno bajo tus pies. Te subiría a un carruaje, te haría navegar, hasta te pagaría un vuelo si pudiese permitírmelo, y tú pensarías “¿Adónde coño me está llevando éste?”. Finalmente te quitaría la venda, verías que hemos acabado en el mismo sitio donde te recogí, y yo te diría “¿Qué? ¿Te ha gustado nuestra cita a ciegas?”. Probablemente me darías una hostia. Pero oye, seguro que te sorprenderías.

Tras mis preguntas, ¿cómo crees que está mi salud mental?

Tras mis respuestas, mucho mejor que la mía.


Conclusión: Aitor se nos ha descontrolado. Hemos tenido que ir a por él al plató de Sálvame, a donde acudió con Lucille en la mano. Por desgracia, no ha habido muertos.




Reacciones:

14 comentarios:

  1. Jajajaja me encanta el test xD
    Yo preferiría despertar en Panem <3
    Un beso!

    ResponderEliminar
  2. Jajajaja, qué tío más tonto. Espera... Si soy yo!

    ResponderEliminar
  3. Jajaja estas entrevistas me divierten. Buen trabajo
    Un beso ❤️

    ResponderEliminar
  4. Jajaja está genial, es muy divertido sin duda xD
    Un beso ^^

    ResponderEliminar
  5. Gracias por la entrevista, muy divertida^^
    Besos!

    ResponderEliminar
  6. ¡Holaaa!
    Me encantan estos test psicológicos, son lo mas! Si las preguntas son interesantes las respuestas más todavía.
    Un besitoo

    ResponderEliminar
  7. Hola

    Buenísima la entrevista jajajajajaja
    Lo de The walkind dead mezclado con Big band theory me ha matao XD

    Muchos besos!

    ResponderEliminar
  8. Hola.
    Me encanta!!!! .... Me he reído muchísimo xdxdxd..... Unas respuestas super originales. xdxdxd...
    Bs.
    Cdc

    ResponderEliminar
  9. jajajjajajajajajja
    la última oración fue la mejor, lo de Sálvame y eso xd
    besitos:D

    ResponderEliminar
  10. jajaja me quedo con lo de la cita a ciegas, el tío tiene futuro!! =D

    ResponderEliminar

Susúrranos entre sombras lo que te ha parecido la entrada...