sábado, 18 de febrero de 2017

Test Psicoloco a... Manuel Amaro

¡Hola sombritas!
Hoy tenemos un nuevo paciente que, de tan quisquilloso, ha terminado por volverse majara...

Doctora: Tamara López



Paciente: Manuel Amaro



Si pudieses vivir dentro de una serie, ¿elegirías The Big Bang Theory, o preferírias The walking dead?

Como matemático, friki nivel 14, lector de cómics y escritor de fantástico y terror, nadie se extrañaría si me hubiesen dado un papelito en The Big Bang Theory interpretándome a mí mismo.  Tengo más camisetas raras que Sheldon, aunque casi todas las mías son negras. 
Si estuviera dentro de TWD, me tiraría a los zombis (suena erótico, pero mi intención iba más acerca de lo suicida). No soporto a tanto empanado con problemas de mundo interior. ¡Espabilad, leche, que se ha acabado el mundo! (esta arenga va para los personajes no zombis de la serie, pero también para los guionistas, que menudos petardos).

Te dejan asesinar a alguien con un método de tortura de estos dos, utilizados durante la Inquisición: la doncella de hierro o el tormento de la rata. ¿A quién ejecutas y con qué método?

A pesar de que no dejo títere con cabeza en mis libros, soy anti-violencia. Toda mi oscuridad la  desfogo escribiendo. Eso no quita que de vez en cuando vea a algún tontolnabo en la tele soltando chorradas (llámese politicucho de turno, contertulio de Telecinco o cantante de reggaetón) y me den ganas de todo, pero entonces pienso en sus madres, pobres ellas, qué culpa tendrán, y me apaciguo.

Apareces de repente dentro de un libro. ¿Dónde te gustaría encontrarte al abrir los ojos: en Panem, en La Comarca o en Narnia?

¿En serio? ¡No me molesté en crear un mundo propio, con toda la complejidad y dificultad que eso conlleva, para irme ahora a lugares chorras! En Olimpia hay un sitio llamado Kiria, lugar maldito por los Grandes Señores, en el que esperaría a cumplir la mayoría de edad para luchar contra mi demonio interior. Si lo someto, vivo en paz. Si me somete, me volveré una criatura salvaje e inhumana y mis familiares tendrán que darme caza para exterminarme. Si demonio y yo quedamos en tablas… el resultado es impredecible. Solo ha ocurrido una vez. XD

Siempre hay canciones que, cuando empiezan a sonar, empiezan a darnos hasta retortijones, nos sangran los oídos y el cerebro se nos hace diarrea. ¿Qué canción borrarías para siempre?

Tengo la buena costumbre de no aprenderme las canciones que odio. Suerte también para ti, porque la lista sería tremenda. No me gusta casi nada de lo que le guste a la mayoría. He salido así de rarito.
De todas formas, hay canciones tan malas que molan. Por ejemplo, ¿de qué nos reiríamos si no existieran las versiones de Smell like teen spirit de Pitingo, o in the Guetto del príncipe gitano?
Recuerda: no matar y no borrar para siempre porque todo puede tener su razón de ser en un futuro. ¿Es que no has leído el Señor de los Anillos?

Te metes a la cama y te encuentras rodeado. En un lado tienes a un leproso, y en el otro a Kiko Rivera. ¿De quién intentas alejarte más?

Mmmmmm. Enfermedad contagiosa segura frente a enfermedad contagiosa más que probable… Difícil dilema. 
Esto me recuerda al test de masculinidad número 3 que hago a todos mis amigos (varones, el test de hembras solo llega hasta el número 1. Algún día te lo haré): te despiertas desnudo en una cama y observas que a tu derecha está la tía más buena del mundo, no hay otra igual, increíble pero cierto, en pelota picada, boca arriba y dispuesta a hacer de todo. Solo hay un problema, y es que es pasiva. Si quieres algo de ella, tendrás de desplazarte. Peeeeeero, a tu izquierda, y también desnudo, se encuentra el gay más agresivo del universo. Allí donde haya agujero, allí que se tira en forma de boli. ¿Qué haces?

Si te pidiese pasar una tarde juntos, ¿adónde me llevarías para sorprenderme?

Si me lo pidieses, te apuntaría en mi agenda para el 2018, como poco. De todas formas, no sé si soportaría una tarde entera contigo… XD
Planear es un coñazo. Y menos pretender una sorpresa. Lo mejor es sentarse a echar un café y tener una buena charla. Los feos tenemos el superpoder de la oratoria, así que no alegramos la vista pero puede que sí el espíritu. Nada me ha sorprendido más que una tarde relajada en la que he tenido una conversación improvisada y estimulante acerca de libros y de aficiones con alguien afín. 

Tras mis preguntas, ¿cómo crees que está mi salud mental?

¿Tras mis respuestas, qué piensas de la mía?
Eres un bicho loco. Y lo sabes. Y te encanta.
A mí me mareas un poco, pero ya me he acostumbrado.


Conclusión: Acabo de castigar a Manuel a pasar toooooodas las malditas tardes de su vida conmigo. Por hablar.

Reacciones:

7 comentarios:

  1. Creo que tu paciente esta de atar jajajjajjjaa muy buen test.

    ResponderEliminar
  2. jijiji, me gustan casi más tus preguntas que cualquier respuesta. La doctora está un poco crazy, pero como decía el sombrerero loco, todas las grandes personas lo están un poco.

    ResponderEliminar
  3. Genial la entrevista, me ha encantado. Me gustaría conocer Olimpia, ese lugar maldito me ha llamado la atención.
    ¡Besos!

    ResponderEliminar
  4. Jajajajajaa tooodas las tardes.
    Son geniales estas entrevistas rápidas
    Besos

    ResponderEliminar
  5. jajajajajaja! Muy bueno el test como siempre!

    Un saludo!

    ResponderEliminar
  6. Jajajaja
    genial el test!!!
    Un beso ^^

    ResponderEliminar

Susúrranos entre sombras lo que te ha parecido la entrada...