Macabrismos por Rain Cross: El exorcismo de Anneliese Michel


Detrás de muchas películas que afirman estar ‘Basadas en hechos reales’ se oculta una oscura verdad. Es el caso de El Exorcismo de Emily Rose, título de 2005 dirigido por Scott Derrickson y que cuenta la historia de Emily, una joven que cree estar poseída a la que realizan un exorcismo. Todo quedaría allí si no fuera porque, como es costumbre, la realidad supera a la ficción.

Y en esta ocasión, en Macabrismos, os traigo el caso real.

Anneliese Michel nació en Leiblfing, Baviera, el 21 de septiembre de 1952. De familia católica, tuvo una niñez normal hasta que en 1968 le diagnosticaron epilepsia.

Los medicamentos no mejoraban su situación e incluso hacían que estuviera deprimida. A pesar de ello, consiguió sacarse el bachillerato y en 1973 se matriculó en la universidad.

Anneliese, que era una ferviente creyente, rezaba cada día esperando que su dolencia se curara, pero un día empezó a tener visiones que ella aseguraba que eran diabólicas. También mostraba aversión por los objetos religiosos, por lo que en 1970 la ingresan en un psiquiátrico y le recetan medicación contra las convulsiones. Poco después le prescriben Periciacina, que se usa para distintos tipos de psicosis y esquizofrenia y Tegretol, un estabilizador emocional.

Pero nada de eso le ayuda.

Convencida de que está poseída, en verano de 1973, sus padres piden ayuda a la iglesia, visitando a varios párrocos y exponiéndoles su caso. La mayoría les dice que confíen en los médicos, pero los Michel no se rinden tan fácilmente.
Uno de los curas les explica los síntomas que debería presentar su hija si quieren que se haga el exorcismo. Los padres de Anneliese se lo cuentan más tarde, parece que hiciera nota mental de ello.

Poco después, en 1974, el párroco Ernst Alt, convencido de que la joven es portadora del mal en su interior, consiguió permiso de las autoridades eclesiásticas para que le pudieran realizar el exorcismo.

Anneliese no sólo no mejora, si no que cada día está peor.

Se vuelve cruel con su familia, les golpea y llega a morderles. Deja de comer, alegando que los demonios no la dejan probar bocado.

En las sesiones con Atl, llega a manifestar que está poseída por seis demonios: Lucifer, Cain, Judas Iscariote, Nerón, Hitler y un sacerdote corrupto del siglo XVI de apellido Fleischmann.


Anneliese se destrozó las rodillas debido a la genuflexión (flexionar las rodillas con el tronco erguido), dormía en el suelo, comía arañas, moscas y carbón, y llegó incluso a beberse su propia orina del suelo. También se escondía debajo de una mesa y ladraba como un perro. Sus gritos se podían oír durante horas.

El exorcismo duró un año.
Llegando a su punto final, Anneliese se autolesionaba: daba cabezazos contra la pared, lo que provocó que se rompiera la nariz, chocaba contra los muebles y se desgarraba la ropa.

En 1975, el obispo de Würzburg pidió al padre Arnold Renz que se uniera a Alt en el exorcismo.

En primavera de 1976, Anneliese Michel se encontraba cada vez más debilitada debido a una neumonía y a la anemia producida por la falta de alimento.

El 30 de junio Anneliese está al borde de la muerte. A las 23h les pide la absolución a los párrocos. También dice que esa misma noche, a las 00h, los demonios abandonarán su cuerpo y se queda dormida. Cuatro minutos después, se despierta con un grito horrible, dice que Lucifer se acerca y que la Tierra está condenada. Presenta problemas respiratorios y dos minutos después, el 1 de julio a las 00:06h la joven falleció a los 23 años.
Su madre lo grabó todo.

La autopsia dictaminó que la causa de la muerte fue la desnutrición y deshidratación.

Se inicia una investigación y posterior juicio, en el que tanto sus padres como los dos curas son llevados ante la justicia acusados de asesinato. Todos fueron declarados culpables de  homicidio por negligencia al permitir que llegara a la desnutrición y se les condenó a seis meses de cárcel, sustituidos por una fianza y tres años de libertad condicional.

Tanto Anna y Josef Michel como Ernst Alt y Arnold Renz siguen afirmando que Anneliese estaba poseída y todo lo que hicieron fue por el bien de la joven.

Los psiquiatras forenses que investigaron el caso alegaron que todo fue debido a que su cuadro de esquizofrenia, epilepsia y psicosis se mezcló con el fanatismo religioso de los que la rodearon e hicieron cree a la joven que estaba poseída por demonios.

¿Y vosotros? ¿Qué opináis de este horrible caso? 

Fuentes:



Rain Cross

11 comentarios:

  1. Esto si lo conocía porque fui al cine en su día con la peli e investigué al respecto. Qué cosa me dan estos temas aunque en este caso....yo tiraría más por el fanatismo religioso, no sé porqué...
    Un beso!

    ResponderEliminar
  2. I've never seen this tag before, I love it! Girl your answers are exactly the same as mine would be! xx You will like to see more fashion from here.

    ResponderEliminar
  3. Me parece horroroso lo que se puede llegar a hacer por fanatismo religioso y no acudir a algún especialista médico que es lo que deberían...
    Besos!

    ResponderEliminar
  4. ¡Hola!
    No he visto la película porque me da un poco de miedo pero es muy interesante lo que has contado.

    Un saludo ^^

    ResponderEliminar
  5. Se me han puesto los pelos de punta.
    Es deprimente. Si la gente dejara de gastar el dinero en chorradas y fuera a un psiquiatra, no habría casos así tan a menudo.
    besos

    ResponderEliminar
  6. Buff conocía que la película estaba basado en un caso real pero no lo había leído...es fuerte, mucho. Y debe de impresionar verlo, pero estoy segura de que la propia epilepsia acabó provocándole esas alucinaciones, y el desconocimiento de la medicina al final acaba fatal en estos casos.

    Besitos

    ResponderEliminar
  7. es triste que la obsesión y fanatismo religioso lleguen hasta este punto, mal por la chica que obviamente no esta bien de la cabeza pero peor por los padres por dejarla morir asi.

    ResponderEliminar
  8. Hola! Madre mía que macabra es la gente. Gracias por la historia.

    Un saludo!

    ResponderEliminar
  9. Una historia muy dura. Siendo esa época me extraña que no tomaran La vía sanitaria. Seguro que era un desorden psicológico.

    ResponderEliminar
  10. Hola Rain
    Me encanta tu sección, había visto la película pero no conocía la historia real de esta mujer. Madre mía vaya calvario tuvieron que vivir sus familiares y ella misma.

    ResponderEliminar

Susúrranos entre sombras lo que te ha parecido la entrada...