jueves, 16 de marzo de 2017

Macabrismos por Rain Cross: Erzsébet Báthory

En esta ocasión viajamos a Hungría a conocer a la que muchos reconocerán por el nombre de La Condesa Sangrienta: Erzsébet Báthory de Ecsed, una de las asesinas en serie más proliferas de la historia a la que se le atribuyen unas 650 muertes, todas ellas mujeres jóvenes.

Nació en el seno de una de las familias más adineradas y antiguas de Transilvania, los Ecsed, el 7 de agosto de 1560. A los quince años se casa con Ferenc Nádasdy de Nádasd, un conde húngaro y primo de Erzsébet, y se mudan al Castillo de Čachtice.

Ferenc no pasaba demasiado tiempo en el castillo ya que se encontraba ocupado luchando en las diferentes guerras de la época, y por lo que cuentan fue un soldado cruel y despiadado. A pesar de su ausencia, tuvieron cuatro hijos.

En 1604, Ferenc muere debido a las heridas provocadas en el combate, por lo que Erzsébet se convierte en señora feudal de un condado de Hungría.

Y es en ese momento cuando La Condesa Sangrienta hace acto de presencia.

Su tía Karla la inicia en las orgías con otras mujeres y uno de sus sirvientes más fieles, Thorko (que algunos identifican como una mujer llamado Dorkas), la introduce en el ocultismo.
A ellos se les unieron las brujas Dorottya Szentes y Darvulia, así como Johannes Ujvavy, un mayordomo que se convirtió en su jefe de torturas.

En un principio disfruta mordiendo a sus sirvientas o pinchándolas con agujas para verlas sangrar. Pero con el tiempo, eso ya no era suficiente.

Erzsébet comienza a intensificar sus torturas.

Secuestraba chicas humildes, jóvenes y a poder ser vírgenes. Una vez cautivas, les sometía a toda clase de crueldades: las azotaba hasta verlas sangrar, les quemaba los pechos, pies y genitales, las dejaba desnudas en los alrededores del castillo los días más fríos de invierno… y uno de los hechos que la hizo famosa: las desangraba para bañarse en su sangre.
Después de ese peculiar baño, hacía que sus sirvientas le lamieran la piel en un macabro ritual de belleza.

Al ver que a pesar de tratar su piel con sangre virgen seguía envejeciendo, pensó que necesitaba algo más puro: las hijas de los nobles de la zona.

Y ese fue su error. En aquella época, que desapareciera gente del pueblo no importaba a las autoridades, pero el hecho de que le ocurriera algo a alguien de alta alcurnia era considerado un crimen atroz.


Alertado por un pastor de la zona, el mismísimo rey Matías II de Hungría visitó el castillo. En varias de las habitaciones encontrar jóvenes torturadas y, en los alrededores del castillo, los cadáveres de las menos afortunadas.

Erzsébet y todos sus allegados fueron jugados en 1612. La condesa se negó a declarar amparándose en su estatus, pero sus secuaces no tuvieron esa suerte: todos excepto las brujas fueron decapitados y quemados. A Dorottya Szentes y Darvulia les arrancaron los dedos con tenazas y las quemaron vivas.

La Condesa Sangrienta salvó la vida gracias a si noble condición y fue condenada a confinamiento perpetuo emparedada en una de las habitaciones del castillo.

Su cuerpo fue encontrado sin vida el 21 de agosto de 1614.

Algunos historiadores piensan que sus crímenes no fueron más que habladurías para poder apartarla del poder y hacerse con sus tierras. Otros, que son un oscuro pasado con el que tuvieron que convivir sus descendientes.

A día de hoy, La Condesa Sangrienta ha sido protagonista de numerosas novelas, películas y videojuegos basados en sus sangrientos asesinatos.

El nombre de Erzsébet Báthory está unido a las leyendas vampíricas y al folclore europeo, convirtiéndola en uno de los personajes más famosos de la historia de Europa.

Fuentes:

- El Libro de los Asesinos, de Alicia Misrahi


Reacciones:

12 comentarios:

  1. Woooo
    Me encantó esta entrada, me gusta mucho descubrir historias así
    ¡un abrazo grande y gracias por traernos algo tan interesante!

    ResponderEliminar
  2. ¡Hola! ^^
    La historia de la Condesa Sangrienta sí que la conocía, y me parece fascinante. Aunque también macabra, obviamente xD
    Creo que había un libro sobre ella que tengo que leer algún día.

    Besos!

    ResponderEliminar
  3. Hola! No conocía esta historia y la verdad es que me ha gustado mucho descubrirla. Muchas gracias por compartirla :)
    Besos!

    ResponderEliminar
  4. Ya había oído hablar de esta historia, horrible!
    Besos!

    ResponderEliminar
  5. Que interesante de verdad!! Me ha encantado leerla en serio..que horror!

    ResponderEliminar
  6. Hola! No conocía esta historia pero está claro que hay gente que está (o estaba) como una cabra.

    Un saludo!

    ResponderEliminar
  7. Me había cruzado con el personaje en algún sitio pero no conocía toda la historia
    Besos

    ResponderEliminar
  8. Una de mis leyendas macabras favoritas, tengo pendiente de leer (uno) de los libros que hay sobre ella. Hasta que punto se le puede llegar a ir la pinza a la gente...
    Gracias por el post!
    Besos!

    ResponderEliminar
  9. Hola!!! una entrada genial, adoro estas historias de reyes y reinas ^^

    Un beso

    ResponderEliminar
  10. ¡Hola! Algo conocía de esta historia pero no por ello deja de impresionarme cada vez que leo sobre esta condesa...
    Saludos.

    ResponderEliminar
  11. La conozco gracias a La hija del dragón de Myriam Millán

    ResponderEliminar
  12. La conozco a través de un libro. Su historia es impresionante.

    ResponderEliminar

Susúrranos entre sombras lo que te ha parecido la entrada...