Microteatro: El asesinato de Garfield (Por Nia)


TÍTULO:
El asesinato de Gardfield

TEXTO:
J. R. Carralero

DIRECCIÓN:
Nacho López Murria

REPARTO:
Mónica Zamora
Cristina Oliva

Sinopsis:

Nadie te querrá como tu mascota. Excepto esa amiga que te apunta con una escopeta a la cara.


Opinión personal de Nia:

Dos horas después de que cerraran el Microteatre yo aún estaba como loca buscando a Newton Scamander por las calles de Ruzafa. Doy por sentado que sabéis quién es Scamander. Yo sé quién es. Quería conocerlo en persona y darle un abrazo, porque me cae bien, pero más que nada quería ser lo suficiente simpática como para liarlo de tal manera que me dejara visitar su maleta. ¡Porque también sé que llevaba su maleta! ¿Y cómo sé tantas cosas? Deducciones amigos míos, son simples y fáciles deducciones; el sábado fui al Microteatre y solo una persona en el mundo es capaz de liarla así de parda, y ese es Scamander... ¡Se le han vuelto a escapar bichos de su maleta! 



El Microteatre era un caos de plumas y pelos, Vicente Aparicio iba sacando fotos a destajo porque necesitábamos documentos gráficos para que la gente Ruzafera nos creyera más tarde. A Noelia, nuestra taquillera más dicharachera, casi no le vimos el pelo, la pobre iba desesperada con siete jaulas bajo el brazo intentando cazar tanto animal suelto. Se colaron en las salas del Microteatre un pato poliglota que fardaba de poseer un Máster de estilismo, un gato con nombre de jedi, un perro muerto y un hámster andaluz de metro setenta y cinco, (claramente era una cobaya porque las ratas domésticas no son tan altas). ¡Pero no os preocupéis porque a mí nada me impide ver una obra del Microteatre! (Excepto mi tía Hermi-Nia, si veo que hay mucho riesgo la mando a ella). Me apalanqué allí y me casqué las tres obras de la sesión golfa enteritas, puede que no consiguiera robarle la maleta a nadie pero fue una gran noche, sí señor, hasta Raphael me daría la razón.

En la primera obra conocimos a una pirada que habla con los patos. Que a ver, yo también entendía lo que decía el pato, pero al menos disimulé y no me puse a conversar con él delante de todo el mundo, eso solo lo hacen las chifladas.
En la segunda se nos coló el hámster-cobaya ahí venga a robarle protagonismo a los actores. Mare meua lo que me reí con la rata. Shadow dice que os lo va a contar todo-todo sobre este roedor.

No necesitaba ver una obra más. Ya me lo había pasado bien y estaba convencida de que la de Garfield iba a ser la que no me gustara, así que para qué entrar, igual si no hubiese entrado habría alcanzado a Scamander. Pero es que a última hora leí que salía Mónica Zamora. (Justo con ella y Aitor Caballer descubrí el Microteatre). Si Mónica sale en una pieza la tengo que ver porque ella siempre me gusta, así que al final entré y... ¡Tachán-Tachán! ¡Disfruté la que ya es una de mis obras favoritas de todas-todas las que he visto en este formato! (Música) (Champán) (Confeti) (Medio castillo de fuegos artificiales) (Un tanga volador) (Se escucha a lo lejos una ovación).


Parafraseando a Vicente Aparicio, autor de esta foto, “Esta obra es puro Microteatro”

El asesinato de Garfield está interpretado por Mónica Zamora y Cristina Oliva, no os contaré nada del argumento, pero sí os recomiendo encarecidamente que vayáis a verla. Al salir te queda la sensación de que has visto actuar a unas cracks y una sonrisa que aún asoma cada vez que me acuerdo. Solo diré que es muy, muy complicado y arriesgado interpretar el papel de un personaje tan peculiar y conseguir que quede natural a la par que cómico, Cristina lo bordó absolutamente. ¡Ya está! ¡Me he hecho fan de otra actriz! La gente aplaudió con todas sus ganas al terminar y no es para menos. La obra fue redonda, poseía el combo sagrado: buen trabajo de guión y actuación. 
De todo corazón, felicidades a las dos y gracias por ese buen rato. 

No sé si habréis leído alguna de mis otras crónico-reseñas sobre el Microteatre, pero si lo habéis hecho ya tendréis claro que este es un lugar que alberga magia. ¡No os lo perdáis, venga a ver las tres obras de la sesión golfa!

                                                         Besitos y lametones,
                                                                                                                                                      Nia



Tamara López

2 comentarios:

  1. ¡Genial Nía! Soy fan fan del microteatre y de Ruzafa, ya te veo corriendo por las calles en busca de Scamander ¿probaste con un conjuro? jajaja. Me encanta.

    Como siempre, la crítica, genial!!

    ResponderEliminar
  2. Hola! Pues parece una gran obra, ojalá pudiera ir a verla.

    Un saludo!

    ResponderEliminar

Susúrranos entre sombras lo que te ha parecido la entrada...