Teatro: Ellas mienten como mienten los boleros




Sinopsis:

Si sabes que todo sabe a casi nada, que esta es la canción de las noches perdidas y que ellas mienten como mienten todos los boleros, solo necesitas confirmar que tiene nombre de mujer, como mi corazón, como tu olvido.

Don Bolero y Doña Poesía se marcan un dueto cabaretero en una velada íntima, repleta de matices románticos en clave de comedia.

Sobre el escenario, Rosalinda Galán pone voz como maestra de ceremonias y Víctor Elías se dedica con pasión a las teclas de su piano, acompañados dos artistas invitadas que cambian en cada representación.

Sonarán temas de Sabina, Serrat, Pasión Vega, Los Panchos, Ana Belén, Zenet, Luz Casal, Luis Eduardo Aute, entre otros muchos. El ciclo apuesta por intérpretes, que cantan con el corazón y con el alma celebrando así la creatividad femenina


Opinión personal:

Empieza el puente de San Isidro, otro puente más en Madrid. Lo celebro como casi siempre, en el teatro. Pero hoy es algo diferente, es música de toda la vida, mirada de una manera distinta… “Ellas mienten como mienten los boleros” dirigida por Rosalinda Galán. 

Tres sillas; una mesa y una botella de vino sobre ella. Un piano a mi izquierda, y el color de los focos me distraen mientras espero. Pido una copa de vino blanco, aquí se puede beber mientras actúan. Observo unos claveles en el escenario. Todo está listo para que empiece el espectáculo… En el Gran Teatro Príncipe Pío. 

Se ilumina el escenario, y unos acordes de piano suenan de fondo. Rosalinda cruza la pasarela con el arte que le atesora. Se presenta al público como más le gusta, cantando. Tres mujeres vestidas de negro y blanco, con una copa de vino en la mano, esperan su turno para demostrar su valía.

Una manera sencilla y, a la vez, complicada de realizar un espectáculo. Intercalar canciones clásicas y alguna más contemporánea con destellos de poesía. Varios estilos en una misma función (no solo cantaron boleros) y alguna sorpresa de última hora. El ambiente está embriagado por la melancolía, de un viaje en el tiempo, de un transistor en casa de tu abuela, de una terraza llena de macetas. Pasión, ruptura, amor y desamor. Poemas de Miguel Hernández y alguno de Neruda, todo esto mezclado con las ágiles manos al piano de Víctor Elías. Dos voces nuevas en el escenario, Sandra Delaporte y Blanca Paloma, voces con mucha personalidad, que le dan un toque distinto al espectáculo, mas peso. Luego está Rosalinda, que lleva el arte en las venas, que se lleva las canciones a su terreno, a donde le da la gana, removiendo las entrañas de los espectadores de arriba a abajo, con una pasión que no veía desde hace tiempo. Un espectáculo recomendado para todos los públicos, no solo para gente que pasa de los cincuenta  y que llenó la sala. Recomiendo que os sumergíais en vuestros recuerdos, y en vuestras raíces… ¡No se la pierdan!



Victor Gomez Pino

1 comentario:

  1. Hola! Pues es una lástima que no pueda ir porque tiene una pinta estupenda. Gracias por la crítica.

    Un saludo!

    ResponderEliminar

Susúrranos entre sombras lo que te ha parecido la entrada...