Macabrismos por Rain Cross: La extraña muerte de Ioana Constantinescu

Si bien hace unas semanas os hablaba de la fotografía de la muerte y su importancia en la era victoriana, en esta ocasión nos centraremos en una de ellas, y es la siguiente:



No encontráis nada raro, ¿a qué no? Una joven mujer yace sobre lo que parece ser un sofá, en una de las típicas poses que se usaban en las imágenes post mortem que simulan el sueño.

Y es que allí no hay nada extraño, lo increíble de este caso es la historia detrás de su muerte.

Ioana (también llamada Loana o Leana, dependiendo de la fuente que se consulte) Constantinescu vivió en el poblado de Timisoara, Rumania y falleció en 1909 a los veintisiete años.

Se dice que practicaba una antigua religión llamada zoroastrismo, de origen Iraní que aún perdura en algunas zonas de Asia oriental.

En su pueblo, los zoroastrianos eran considerados brujos por los cristianos, por lo que a veces eran perseguidos por sus propios vecinos.
La misma Ioana sufrió un ataque por parte de una multitud que la golpeó y la arrastró por las calles debido al rumor de que era una bruja adoradora de Satán que bebía la sangre de niños inocentes. La joven sobrevivió al ataque y fue hospitalizada, pero a pesar de sus lesiones, se marchó de allí a los pocos días.

Al día siguiente, el 21 de octubre de 1909, la encontraron muerta. ¿La causa? Suicidio, por medio de ingerir su propia sangre.

El cuerpo fue hallado con multitud de cortes en brazos y piernas, de los cuales Ioana drenó una gran cantidad de sangre que bebió en una copa sacramental en lo que se dice fue un extraño ritual ya que algunas fuentes afirman que se encontró un altar en el lugar del fallecimiento, así como hierbas y extraños símbolos.
El forense de la época describió su muerte como una mezcla entre la gran pérdida de sangre y el choque de ingerirla, que posiblemente derivaron en un paro cardíaco.
Su macabra y extraña muerte le valió el sobrenombre de “Ioana, the Bloodthirster (Ioana, Sed de Sangre)”

Pero su historia no acaba allí. Para avivar los rumores de brujería, los dos ministros que la difamaron con los rumores y causaron el ataque murieron poco después debido a una extraña enfermedad. Varios de los atacantes fallecieron de forma prematura, a uno de ellos se le cayó árbol encima y otro pereció junto a su familia en un incendio.

En su pueblo se decía que todas aquellas muertes fueron la venganza de Ioana hacia los que la golpearon y humillaron.
Muchos dicen que su leyenda sigue viva, y que experimentan sucesos extraños con la circulación de su fotografía.

Toda esta historia podría ser, como en otras muchas ocasiones, fruto de los rumores y del miedo de aquella época hacia lo desconocido debido a las extrañas circunstancias de su suicidio, o simplemente una creepyepasta creada para Internet por un usuario con mucha imaginación.

¿Y tú qué crees? ¿Realidad o ficción?

Fuentes:




Rain Cross

16 comentarios:

  1. Hola.

    Me encantan estas entradas, todos estos temas desde pequeña me fascinan, así adoro las películas de terror. LA verdad es que ahora con internet hay muchos bulos, pero no voy a negar que estas fotografías dan grima.

    Muchos besos.

    ResponderEliminar
  2. Uffs, esas imágenes me dejan con los pelos como escarpias. Me dan un nosequé y un queseyo... Pero oye, la historia mola, como siempre. No la conocía. Debo admitir que en este mundo estoy pez, y me encanta leer tus entradas. Son descubrimientos tras descubrimientos.
    Por lo pronto me voy no vaya a ser verdad esto de la imagenes y tal.. ¿Qué? ¿Miedica yo? Qué vaaaaa. ;p

    Besos

    ResponderEliminar
  3. ¡Hola! Vaya historia más tétrica, pero bueno sea o no verdad la moda que tenían de fotografiar a los difuntos también da repelús.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  4. Si fuera real vaya historia, macabra, macabra...
    Besos.

    ResponderEliminar
  5. Me gustan estas entradas, la época victoriana a dado para mucho la verdad. Otra de las hermanas Fox, ahí lo dejo. Besos

    ResponderEliminar
  6. Hola!! pues no se si es realidad o ficción pero la historia da un poco de miedito jejejeje. Besos!!

    ResponderEliminar
  7. Una historia tétrica, donde las haya. No la conocía.
    Un beso :D

    ResponderEliminar
  8. Pues en Croacia tienen esta misma historia, o muy parecida, como propia... Algunos rumanos dicen haberla escuchado pero proveniente de Yugoslavia..

    Me encanta!!!! ������

    ResponderEliminar
  9. Como me gustan estas cosas!!!y esta en concreto no la conocía!
    Un beso!

    ResponderEliminar
  10. Madre mía, desconocía la historia. Un beso

    ResponderEliminar
  11. A mí siempre me gusta creer en estas cosas, aunque sean mentira...pero es que así es mucho más interesante! jaja

    Besitos

    ResponderEliminar
  12. ¡Hola!
    No conocía esta historia, muy buena entrada.
    Besos.

    ResponderEliminar
  13. Hola! Ufff menuda historia... Mira que no me gustan las historias de miedo pero estas sí, jejeje.
    Besos!

    ResponderEliminar
  14. Hola! No conocía la historia así que muchas ganas por compartirla.

    Un saludo!

    ResponderEliminar

Susúrranos entre sombras lo que te ha parecido la entrada...