Macabrismos por Rain Cross: Ed Gein


En esta ocasión me gustaría presentaros a Edward Theodore Gein, mejor conocido como Leather Face o El Carnicero de Plainfield por los horrendos crímenes que la policía descubrió en su domicilio allá por los años cincuenta y que aún hoy en día son fuente de inspiración para películas y novelas.

El 17 de noviembre de 1957, las autoridades de Plainfield (Wisconsin) investigaban la desaparición de Bernice Worden, propietaria y dependienta de la ferretería.
Por aquella época, Gein era un hombre de mediana edad, de complexión débil y que sus vecinos consideraban como tranquilo. Vivía solo desde la muerte de su dominante madre y trabaja en diversos oficios en el pueblo.
La policía sospechó de él ya que, según el libro de contabilidad de la ferretería, Ed fue la última persona que vio a Worden con vida.

Los agentes decidieron registrar su casa y lo que descubrieron allí les horrorizó: el cuerpo de Bernice estaba colgado por los tobillos y las muñecas, desnudo, sin cabeza y abierto en canal.
Durante el proceso, encontraron cráneos partidos que usaba como tazones o cuencos, sillas de cocina, lámparas, fundas de cuchillo e inclusos ropa hechas con piel humana, huesos… La cabeza y el corazón de Worden se encontraban en una bolsa de plástico.
Gein también confeccionaba máscaras con piel humana, algunas con el cabello incluido, y que decoraban su habitación como si de un adorno más se tratase.
Otros objetos encontrados fueron un cinturón de pezones humanos y una caja de zapatos con nueve vulvas.
Los policías lo fotografiaron todo y lo destruyeron después.



La única habitación ajena a todo este macabro descubrimiento fue la de su madre, que Gein había sellado desde su muerte.

Confesó el asesinato de Bernice y de Mary Hogan, una camarera desaparecida en 1954. Afirmó que el resto de partes de cuerpos humanos fueron robados de tumbas recientes, y llevó a los agentes hasta ellas para que lo comprobaran.
Se le preguntó si abusaba de los cadáveres, pero negó tal acusación alegando que “olían muy mal”.

Durante la declaración, dijo que su madre le susurraba cosas después de su muerte.

Ed Gein fue declarado enfermo mental e ingresado en un psiquiátrico donde murió el 26 de julio de 1984, a los 77 años, a causa de una insuficiencia respiratoria.

Su casa ardió hasta los cimientos en un incendio que se sospecha fue provocado.

La vida de este asesino tan particular inspiró a muchos escritores como Robert Bloch (Norman Bates, Psicosis) y Thomas Harris (Buffalo Bill, El silencio de los corderos).

La película La matanza de Texas también tomó a Gein de ejemplo para crear a Letherface, usando hasta uno de los apodos del asesino.

Ed Gein es uno de los asesinos más famosos, ya no por el número de víctimas, si no por los perturbadores descubrimientos que se hicieron en su casa y la afición que tenía por decorar su casa con partes de restos humanos.


¿Conocíais su historia?

Fuentes:





Rain Cross

3 comentarios:

  1. Hola! No conocía la historia pero como todas da un poco de yuyu.

    Un saludo!

    ResponderEliminar
  2. Una entrada muy curiosa. Todo un personaje que ha inspirado cantidad de películas. No le había puesto cara hasta ahora. Qué miedo, y parece hasta pacífico viendo la foto.

    Un beso ;)

    ResponderEliminar
  3. Hola!!
    Madre mía, qué mal rollo me ha entrado leyendo el post O.o
    Besos :33

    ResponderEliminar

Susúrranos entre sombras lo que te ha parecido la entrada...