En serie: Bates Motel (Temporada 1)



Sinopsis:

La historia comienza después de la muerte del señor Bates, cuando Norman y su madre compran el motel que llevará su nombre. La serie retrata la vida del joven de aspecto frágil llamado Norman Bates y de su posesiva madre Norma, unos años antes de los acontecimientos narrados en la película Psicosis.


Opinión personal:

Hace mucho tiempo que le tenía echado el ojo a esta serie y por fin he comenzado con ella. Tengo que decir que me he bebido la primera temporada, me ha resultado muy adictiva y hoy vengo a contaros por qué.

La trama comienza tras la muerte del señor Bates, que provoca que su mujer Norma y el hijo de ambos, Norman, quieran empezar de cero en otro lugar para dejar atrás los malos recuerdos. El lugar elegido es White Pine Bay, donde compran un motel y una casa a la que se mudan inmediatamente. Nada más mudarse, los problemas parece que persiguen a los Bates y todo se empieza a torcer para Norma: el antiguo dueño del hotel la acosa, aparece su problemático hijo Dylan y la construcción de una nueva carretera amenaza la clientela de su negocio.

Vera Farmiga es una actriz maravillosa que lo demuestra sobradamente en cada escena, interpretando a una madre posesiva con Norman, una mujer que no dudará en hacer lo que sea para sobrevivir junto a su hijo. Freddie Highmore, al que conocí cuando era un chiquillo en Charlie y la fábrica de chocolate, creo que es ideal para interpretar al adolescente Norman Bates. Este está como empanado y ya deja ver trazas de su enfermedad mental. Aunque tengo que decir que a mí me cae fatal y que me decanto, por supuestísimo, por su hermano Dylan. Está interpretado por Max Thieriot y, aunque desde el principio lo ponen de malote, a mí me despierta ternura. Creo que este personaje está muy falto de amor, sobre todo del maternal, y muchas veces durante los episodios he odiado a Norma por ello. Ya en esta temporada empieza a evolucionar y a cambiar su actitud, así que tengo muchas ganas de verlo en las siguientes.Otro personaje que me encanta es Emma, a la que da vida Olivia Cooke. ¡Pero qué chica más guapa, más achuchable, más ojazos, más todo! Este Norman está tonto perdío, de verdad que sí.

La ambientación es otra cosa que ha hecho mis delicias. ¿Un hotel con historias raras detrás, en un pueblo donde todos están medio locos y ocultan cosas? ¿Dónde hay que firmar? ¡Yo quiero vivir en Bates Motel! Además, la historia se entremezcla muy bien con la droga (el sustento principal del pueblo) y la trata de blancas, por lo que el resultado es una adicción más que interesante.

P.D: Traumatizante la escena del perro

¡No os la perdáis!


Tamara López

6 comentarios:

  1. Cuando la vi anunciada en Netflix quise verla, pero no sé si es para mi. Y con esa posdata del perro, creo que la dejaré pasar. Estoy con Narcos 3, muy buena temporada.
    Besos.

    ResponderEliminar
  2. Hola! En el trabajo están superenganchadas a esta serie y a mi no terminaba de llamarme, aunque no la de PD creo que ha hecho que por ahora la deje pasar.

    Un saludo!

    ResponderEliminar
  3. A esta serie le tengo echado el ojo desde hace tiempo, así que a ver si me animo de una vez y me pongo con ella ^^
    ¡Un beso!

    ResponderEliminar
  4. Pues tengo porrón y medio de series por ver...aunque últimamente he vuelto a ver alguna. Esta me la apunto porque promete.

    Y te dejo como recomendación "Peaky blinders" ;)

    Besitos

    ResponderEliminar
  5. De momento estoy hasta arriba de series, así que la dejaré pasar por el momento.
    Un beso ^_^

    ResponderEliminar
  6. Me parece que esta no me la apunto, soy una cagada porque el otro día me puse Midnight Texas y no pude ver más de veinte minutos y a cada rato Mikel me tapaba con el cojín para que no viese a los fantasmas jeje es que no tengo remedio... jejeje

    Besos =)

    ResponderEliminar

Susúrranos entre sombras lo que te ha parecido la entrada...