Teatro: La bella durmiente



Música
P.I. Tchaikovsky
Coreografía
Marius Petipa
Puesta en escena
Sergei yElena Radchenko

Sinopsis:

Con Música de Tchaikovsky y coreorafía de Petipa, 'La Bella Durmiente' es uno de los ballets más famosos del repertorio clásico, basado en el cuento de Charles Perrault. Su argumento es por todos conocido: el día del bautizo de la princesa Aurora, el hada malvada Carabosse, enojada porque no ha sido invitada al evento, le regala a la princesa un huso y anuncia que se pinchará con él y morirá. El Hada de las Lilas, que aún tiene que ofrecer su regalo, promete que Aurora no morirá, sino que caerá en un profundo sueño del que despertará con un beso de amor... Un gran ballet para una gran historia de amor.
El Ballet Nacional Ruso se funda en 1989, cuando el solista del Teatro Bolshoi de Moscú y Artista Honorario del Pueblo de la URSS desde 1976, Sergei Radchenko intenta realizar su visión de una compañía que reuniera los elementos más clásicos de las grandes compañías de ballet Kirov y Bolshoi en una nueva compañía independiente, dentro del marco del ballet clásico ruso. Así, grandes bailarines de toda Rusia forjan bajo la dirección de Radchenko una emocionante compañía, poniendo en escena nuevas producciones de clásicos atemporales como 'El lago de los cisnes' o 'La Bella Durmiente'.


Opinión personal de María Pizarro:

He visto en mi vida distintos espectáculos de danza, pero con el ballet tenia una asignatura pendiente. No mentiré y seré completamente sincera al decir que nunca me llamó mucho la atención esta modalidad artística, pero sí he respetado el trabajo de todos esos bailarines y bailarinas que se dejaban el alma en cada interpretación.

No había mejor forma para estrenarse que en el Teatro Olympia, que poco a poco se está convirtiendo en mi segunda casa. 
Mi idea inicial era ir a ver la obra que justo se representaba el día anterior “El lago de los Cisnes”, pero acordé demasiado tarde, y las entradas ya estaban agotadas. De igual modo, este Ballet Nacional Ruso ofrecía dos sesiones consecutivas, por lo que justo al día siguiente pude ver el otro gran clásico de “La Bella Durmiente”. 

La fábula es ya bien conocida por todos, así que me centraré en el espectáculo y las distintas emociones que despertó en mi.
La explosión de colorido en las vestimentas de los bailarines y bailarinas inundaba el escenario. Pero lo que sin duda llamó mi atención desde el principio, fue la elegancia en cada pequeño e imperceptible movimiento. No solo sus cuerpos contaban la historia, la expresividad en las caras también la narraban. Cuando Carabosse (el hada malvada) apareció en escena, me vi transportada a mi niñez, y me sorprendió notar que, a pesar de mi edad, sentía un poco de miedo al ver avanzar a la bruja mientras fulminaba a los espectadores con su mirada altiva. 
Fue impresionante ver cómo un cuerpo aparentemente frágil, como el de la bailarina que interpretaba a la princesa Aurora, en contrapuesto con el del robusto bailarín que interpretaba al Principe Florimund, podían rebosar tanta vitalidad y fuerza en un mismo espacio. 
Cada uno de los personajes tenía su propio sello, y en conjunto era evidente la armonía que había entre ellos y ellas, así que mis ojos pasaban de uno a otro admirando la facilidad y destreza con la que hacían algo que, sin duda, requería mucho tiempo y disciplina.
La obra duró más de dos horas, pero estaba tan hechizada, que en ningún momento se me hizo larga ni pesada.

Dirigida por Sergei Radchenko y con la música de Tchaikovsky, “La Bella Durmiente” es un autentico regalo para la vista.

Desde aquí animo a toda persona a que si aun no ha visto ningún espectáculo de ballet, al menos lo haga una vez en su vida. A mí me ha encantado, y tengo claro que no será el último que disfrute.


Tamara López

10 comentarios:

  1. yo fui a ver el lago de los cisnes y tengo unas ganas de repetir con otro ballet, a ver si este año tengo tiempo. Besos

    ResponderEliminar
  2. A mi también me encantaría verlo :-)

    ResponderEliminar
  3. Wow, esto son ya palabras mayores.
    ME encantaría.
    Besitos

    ResponderEliminar
  4. Hola! Aunque si me gusta el ballet, la verdad es que no he ido nunca a ver ninguno, pero leyéndote me apetece mucho ver este. Si tengo oportunidad, por supuesto lo haré.
    Besos!

    ResponderEliminar
  5. Hola guapa,
    Nunca he asistido a un ballet y este me encantaría verlo.
    Besos y nos leemos.

    ResponderEliminar
  6. Llamame garrulo, pero con el ballet, por mucho que disfrute de la música, la coreografía y la escenografía, nunca termino de conectar. Aún así me gustaría mucho verlo.

    ResponderEliminar
  7. 🎵 Eres tú, el principe azul que yo soñé... 🎵 tras El Cascanueces y El lago de los cisnes es el ballet que más veces he visto. Me encanta! 💋💋💋

    ResponderEliminar
  8. La verdad que tengo ganas de ver un espectáculo de esto, debe ser fascinante.

    ResponderEliminar

Susúrranos entre sombras lo que te ha parecido la entrada...