Teatro: La velocidad del otoño



Autor: Eric Coble
Versión: Bernabé Rico
Dirección: Magüi Mira
Intérpretes: 
Lola Herrera
Juanjo Artero

Sinopsis:

Alejandra, una artista de 79 años de edad, se enfrenta a su familia por el lugar donde va a pasar el resto de los años que le quedan de vida. A su favor tiene su ingenio, su pasión por la vida y una barricada que ha creado en la puerta de su casa con suficientes cócteles molotov para hundir el bloque entero. Pero sus hijos tienen su propia arma secreta: su hijo más joven, Cris, que regresa después de 20 años de ausencia apareciendo a través de la ventana del segundo piso en el que vive Alejandra para convertirse en un mediador in extremis de la familia. Apenas pronuncia las palabras 'Hola, mamá' cuando las bombas emocionales comienzan a explotar. 


Opinión personal de María Pizarro:

Valencia amaneció lluviosa y, mientras me dirigía al Teatro Olympia, la rapidez del sonido de mis zapatos al esquivar y, en ocasiones, pisar algún que otro charco, me hacían ser consciente de las ganas que tenia de ver esta obra.

“La velocidad del Otoño”, está interpretada por la gran maestra Lola Herrera en el papel de madre, y  en representación del hijo nos encontramos una impresionante interpretación del actor Juanjo Artero. Ambos crean una atmósfera tal, que desde el minuto uno atrapa al espectador, que se ve incapaz de apartar la mirada del escenario.

La obra, dirigida por Magüi Mira, nos cuenta cómo una anciana se enfrenta a sus hijos por defender su hogar y el derecho de decisión sobre el rumbo que tomará su  propia vida. Tan solo uno de sus hijos, con el que siempre tuvo más afinidad, conseguirá al menos hacerla reflexionar sobre la locura que está dispuesta a hacer con tal de que no la metan en un asilo.

La nostalgia tiñe todos los recuerdos de la protagonista cuando empieza a ser consciente de la implacable batalla contra el paso del tiempo. Pero lo trágico de la historia reside en cómo los roles en la familia son invertidos, y la madre ahora se siente obligada a acatar las normas de sus hijos que imponen su criterio sobre ella, por el simple echo de verla mayor y desvalida. 

Los diálogos entre madre e hijo se van intensificando conforme avanza la trama, dejando la comedia a un lado y profundizando en la soledad y el vacío que los dos sienten, pero en distintas etapas de sus vidas.

Ternura y dureza componen esta historia, que emociona, hace reír y, en definitiva, sentir. 


Tamara López

5 comentarios:

  1. Hola! Pues la verdad es que tiene una pinta estupenda!

    Un saludo!

    ResponderEliminar
  2. Hola guapa,
    Parece interesante, no me importaría disfrutar de esta obra, por lo que gracias por la recomendación.
    Besos y nos leemos.

    ResponderEliminar
  3. Me gustan mucho los dos actores así que me gustaría verla si pasara por aquí. Un besote :)

    ResponderEliminar
  4. Lola herrera me encanta, por lo que estaria super dispuesta a ir a verla!!!!

    ResponderEliminar

Susúrranos entre sombras lo que te ha parecido la entrada...