Teatro: El príncipe de Maquiavelo



Autor
Nicolás Maquiavelo
Dirección 
Juan Carlos Rubio
Intérprete
Fernando Cayo

Sinopsis:

Tras su paso este verano por los mejores festivales de teatro clásico de este país, donde ha cosechado tanto el éxito de la crítica teatral como las ovaciones del público que ha agotado todas las localidades, llega El Príncipe de Maquiavelo, la primera adaptación al teatro de este ensayo filosófico que firma el prestigioso y reconocido dramaturgo Juan Carlos Rubio, quien además de convertir el texto político en una dramaturgia teatral se ha encargado de la dirección escénica del espectáculo.
Basado en fragmentos de 'El Príncipe', 'Discursos de la primera década de Tito Livio', 'El arte de la guerra', 'La Mandrágora' y la correspondencia personal de Maquiavelo, esta obra de teatro creada y dirigida por Juan Carlos Rubio recorre la cara oculta y oscura del poder político y económico puesto al servicio de la permanencia. La corrupción, cómo elegir a un buen ministro, el uso de la crueldad, los impuestos, la fidelidad a las promesas, doblegarse o utilizar a los poderosos. Vayan poniendo ejemplos actuales a todos estos dilemas universales y entenderán que las palabras de Maquiavelo, por boca de Fernando Cayo, parecen escritas pensando en el día de hoy.
El príncipe de Maquiavelo funde obra y autor dando voz a un fascinante personaje al que demasiados han condenado a la oscuridad moral sin concederle siquiera la oportunidad de explicarse. Ahora la tiene. Y debe ser escuchado para, de paso, demostrarnos que el poder, de cualquier ideología y en cualquier época, obedece siempre a las mismas reglas, sea cual sea el fin, sean cuales sean los medios.


Opinión personal de María Pizarro:

Ayer hacía día de videojuego y manta, de esos que da pereza pisar la calle porque de una ventolera se te podían helar las ideas. Pero claro, saber que en el Teatre Talia estaba “El príncipe Maquiavelo”, hizo que le diera varias vueltas a mi bufanda y me armara de coraje. Solo puedo decir que, tras ver la obra, me alegro de haber tomado esa decisión.

Basado en el tratado político que escribió Niccoló di Bernardo dei Machiavelli, mientras estaba encarcelado por la acusación de haber conspirado en contra de los Médeci. El director Juan Carlos Rubio nos muestra una nueva versión, donde los textos de las obras “El arte de la guerra”, “Discursos sobre la primera década de Tito Livio”, “La mandrágora y correspondencia personal de Maquiavelo”, son de nuevo puestos a la palestra, de una forma exquisitamente actual. 

El actor Fernando Cayo se pasea por el escenario y, ataviado con un pulcro traje, comienza a destripar los entresijos socio-políticos, que a lo largo de la historia han seguido siempre un mismo patrón. Tan solo su despacho y su grabadora serán conocedores de su angustiosa situación personal.

La obra comienza suave, dejando que el espectador vaya poco a poco conociendo al personaje, que finalmente consigue meterse en el bolsillo a los asistentes gracias a una estupenda interpretación del actor.
Maquiavelo deja en el aire la frase “el fin justifica los medios”, y es en ella donde comprendemos que, ni la moral, ni la ética importan cuando de poder hablamos. Por eso mismo el éxito de cualquier gobernante podía estar justificado a pesar de que para conseguirlo, traicionara, manipulara e incluso asesinara a cualquiera que interfiriera en su ascenso personal.

Es asombroso ver como escrituras del año 1513 pueden aplicarse a la situación en la que hoy nos encontramos en nuestro país. Lo fácil que puede ser manipulado un pueblo, que como becerros apoyamos ciegamente a un líder, a pesar de que este nos mienta, nos robe y, en definitiva, nos someta.

Muy recomendable para todo aquel al que le interesen los entresijos de la política, y que como a mí, les guste que una obra les haga reflexionar.


Tamara López

6 comentarios:

  1. ¡Qué buena pinta! Además, me encanta Fernando Cayo.
    Besos.

    ResponderEliminar
  2. He tenido la suerte de verlo, esta vez no me dais envidia, jajajaja.

    Un besito.

    ResponderEliminar
  3. Hola
    Pues gracias por compartir tus impresiones, se ve una obra digna de ir a verse

    ResponderEliminar
  4. ME encanta este hombre, sobre todo cuando hace de malo malote.
    Besos.

    ResponderEliminar
  5. La anoto, creo que podría resultarme muy interesante. Un besote :)

    ResponderEliminar

Susúrranos entre sombras lo que te ha parecido la entrada...