Teatro: Malas hierbas



Reparto:
Carmen Mayordomo, Joan Bentallé y Lidia Navarro

Sinopsis:

¿Hasta dónde estaríamos dispuestos a llegar para no perder lo que más queremos?

Malas hierbas nos habla del amor, la ambición y el poder, y también de lo difícil que es renunciar. Una comedia que honra lo mejor y lo peor de cada uno de nosotros. Una obra divertida, llena de intriga y misterio, con giros inesperados, tortazos, mucho prozac y unos cuantos coñacs bien cargados.


Opinión personal:

Domingo. Madrid se despertó con el cielo azul, sin adornos pintados por aviones… ni nubes que le acompañaran. El sol me da un tortazo en la cara y me quedo quieto, intentando aprovechar cada golpe, cada rayo con los ojos cerrados, sin ningún disimulo. Hoy iré a una de mis “casas teatrales”, el Teatro Lara, y podré disfrutar de “Malas hierbas”, escrita y dirigida por Carlos Be e inspirada en ‘La Muralla’ de Joaquín Calvo-Sotelo. 

Suena música Jazz de fondo en el salón de una casa de clase alta. Cortinas con toques dorados, un sillón de piel marrón en el centro del escenario y el suelo tapizado de moqueta marrón claro. Al fondo del todo, encima de una chimenea, unos vinilos de Ana Belén y el retrato de una señora mayor. Todo está listo, la sala está casi llena, ¡que comience el espectáculo!

Un matrimonio llega a casa después de ver el regalo de cumpleaños de la señora. Todo parece más o menos “normal” en este matrimonio, hasta que una llamada lo cambia todo. Una noticia sale en la televisión, un empresario con problemas ocultos y el descubrimiento de una amante que cambiará el transcurso de esta historia. 

Una historia con toques actuales y llena de vida, con tintes de “cine clásico” y comedia burguesa, donde el ambiente corrupto de fondo y la ambición de los personajes no te dejará pestañear ni un segundo. Carlos Be nos divierte con este texto rápido, alocado, con una excelente dirección. Al triángulo artístico solo puedo dedicar elogios, están impecables. Desde un gran Joan Bentallé y Lidia Navarro hasta la gran Carmen Mayordomo… que está como nos tiene acostumbrados, magnifica. 

Una obra perfecta para pasar una buena tarde de domingo es la Sala Lola Membrives del Teatro Lara, ¡no os la perdáis! Es una opción segura. 


Víctor Gómez Pino

6 comentarios:

  1. Pues no solo acumulo libros por leer, si no obras teatrales por ver. En nada me voy a ver a los Ronlaleros y ya tengo entradas para ver mañana "Por los pelos" y la siguiente semana " Non solum", aún tengo que comprar las entradas para " La cantante calva" y " La edad de la Ira"

    No me da la vida, no me da la vida!!!

    ResponderEliminar
  2. Qué pena que siempre me pillen lejos!
    Un beso!!!

    ResponderEliminar
  3. Hola! Tiene buena pinta pero me queda lejos!

    Un saludo!

    ResponderEliminar
  4. Si no voy al teatro más veces es por falta de dinero. Esta es de esas obras que me gustarían mucho.
    Un besito :D

    ResponderEliminar
  5. Pinta muy bien!
    La pena es que la oferta donde yo vivo es más limitada y Madrid me pilla muy lejos :(

    Un besote ^_^

    ResponderEliminar
  6. Yo como me he mudado... ahora estos teatros me pillan lejos. Pero bueno, que me alegra un montón que otras personas puedan disfrutar de ellas, qué menos.

    Está claro que te ha transmitido muy buenas sensaciones.

    Un abrazo muy grande,

    Noa

    ResponderEliminar

Susúrranos entre sombras lo que te ha parecido la entrada...