Entrevista a Amor Prior: `Quiero ser yo a pesar de mis carencias´



Amor Prior nace en Almería en 1983 y desde muy pequeña siente una gran atracción por las artes en general. No es hasta que tiene quince años que descubre el teatro, su amor definitivo. Empieza a formarse en su ciudad natal en varias disciplinas teatrales como interpretación, dirección, escritura o vestuario y a trabajar con grupos de teatro locales hasta que en 2006 ingresa en la ESAD de Valencia para estudiar Arte Dramático en la especialidad de Interpretación Textual.

En 2014 se traslada a Madrid y descubre la narración oral. Se forma con distintos maestros y escuelas en la capital y crea varios espectáculos donde mezcla su nuevo aprendizaje con su experiencia teatral y su pasión por la escritura.

¡Hola, Amor! Lo primero, bienvenida a Chica Sombra. Cuéntame, ¿cómo es un día normal en tu vida?
¡Muy buenas, Chica Sombra! Gracias por invitarme a tu espacio. En este momento trabajo de lunes a viernes en algo que no es propiamente artístico, aunque está relacionado. Supongo que podría intentar dar el salto a trabajar sólo de  mis oficios artísticos, pero creo que finalmente para mantenerme tendría que aceptar trabajos que si bien estuvieran más relacionados con mi formación no serían de mi verdadero interés. Al final no sé que es peor. Por ahora me decanto por mantener esta media jornada que si bien me quita mucho tiempo y energía me da seguridad. Las tardes trato de aprovecharlas para escribir, ensayar, hacer trabajos relacionados con la promoción y la distribución, leer y seguir formándome. Los fines de semana actúo y trato de no hacer nada, no siempre es posible, más bien casi nunca. Se podría resumir todo a una lucha por arañarle tiempo a las obligaciones diarias para dedicárselo a la creación, cosa que me resulta muy difícil.

Tras el éxito de "El sexo de Ana", estrenas "El sueño de Aurora", ambas obras protagonizadas por mujeres fuertes. ¿De dónde nació la idea?

No fue algo premeditado. Yo escribo sobre lo que me interesa y sobre mis experiencias y estas tienen que ver con las mujeres. Me encantan las mujeres, amo a las mujeres y me parecen muy fuertes, así, en general. Después, tratando de saber que es lo que he hecho para poder etiquetarlo, el mundo necesita etiquetas, me di cuenta que eran historias de mujeres, cosa que no me sorprendió, pero que me agradó mucho, en mi caso no podía ser de otra manera.

¿Qué importancia tienen para ti los sueños?

Para mí mucha. La capacidad de imaginar algo distinto a tu presente, de proyectarte en un futuro que te ilusione, me parece algo extraordinario que puede salvarnos y hacernos vivir cosas que de de otra manera no conseguiríamos. Es algo que caracteriza al ser humano y que tiene su vertiente negativa, el miedo, y la positiva, las ilusiones, la esperanza. La esperanza es muy necesaria para intentar avanzar hacia un mundo mejor, individual y colectivo.

Hablando de sueños... ¿cuál es el más grande que te queda por cumplir?

Mi sueño más grande quizás sería poder vivir de mi labor artística puramente. Poder dedicar toda mi energía a escribir e interpretar, a tratar de crecer y hacer obras de mayor calidad. Estoy cansada de que todas mis energías se vayan en tratar de sobrevivir en lugar de crear.

Además del teatro, amas la escritura. ¿Cuándo tendremos el placer de leer un libro tuyo?

Por ahora no pienso en eso. Para mí la escritura se queda en un paso previo encaminado hacia la puesta en escena. Me apoyo en la escritura para crear, pero mi fin último no es un producto literario, es un producto escénico. Podría publicar, como una suerte de dramaturga, pero aún no ha llegado ese momento, ese trabajo requiere de mucho tiempo y energía y yo estoy centrada en la escena.

¿Qué tres libros te hubiese encantado escribir?

La verdad es que ninguno. Hay libros maravillosos, pero un libro y más si es bueno, es algo personal e intransferible, es un pedazo de alguien.  Puedo amar a ese alguien, a su mundo, pero no quiero ser él. Quiero ser yo a pesar de mis carencias.

Para terminar, darte mil veces las gracias y hacerte una última pregunta: ¿eres feliz?

Gracias a ti, vaya eso de antemano. Y respecto a ser feliz, te daré la misma respuesta que daba un personaje de una breve pieza teatral que no he podido olvidar. “Hombre, feliz, feliz, lo que se dice feliz, no soy”. No me considero feliz, tengo algunos momentos de satisfacción o de amor, incluso de felicidad, donde respiro plenamente y parece que todo está en orden, pero también tengo muchos alejados de la paz que tanto ansío. Pero aún así tengo que decir: ¡Y todavía agradecida, siempre agradecida!



Tamara López

12 comentarios:

  1. Siempre es un placer conocer más de cerca a los artistas. Gracias por traerla!!

    Besukis 💋💋💋

    ResponderEliminar
  2. Qué bonitas sus ideas! Me ha gustado conocer a Amor ;)

    Besitos

    ResponderEliminar
  3. Hola! No la conocía así que gracias por la entrevista.

    Un saludo!

    ResponderEliminar
  4. Hola!!
    No la conocía, gracias por compartir la entrevista.
    Un besin :)

    ResponderEliminar
  5. Gracias, guapa, por acercarnos a esta artista. Besos

    ResponderEliminar
  6. No la conocía! Gracias por la entrevista!
    Un beso!

    ResponderEliminar
  7. Hola! No la conocía y me ha gustado mucho saber de ella, aparte de que la entrevista ha sido muy interesante. Gracias por ella!
    Besos!

    ResponderEliminar
  8. Interesante entrevista, no la conocía. Un besote :)

    ResponderEliminar
  9. Gracias por la entrevista, no la conocía.

    ResponderEliminar

Susúrranos entre sombras lo que te ha parecido la entrada...