Los besos que no se dan, o cómo el pasado a veces nunca se va


Tapa blanda: 188 páginas
Editor: Eride (6 de febrero de 2018)
ISBN-10: 8416947694








Sinopsis:

Jorge es un adolescente de 40 años, tímido, cobarde y dubitativo, en plena crisis existencial. Según Silvia, su expareja con la que acaba de romper tras 15 años de relación, un “puto Peter Pan”. En medio de un mar de dudas, decide que el mejor modo para volver a ser feliz es recuperar a su primer amor, Amalia. Para ello recurre a Facebook, donde la encontrará y tratará de reconquistarla, sin importarle que ella tenga ya una vida aparentemente estable, casada y con hijos.

Viviremos en paralelo su historia de (des)amor con Amalia en el presente y en el pasado. Dos relatos de “quiero y no puedo” y “puedo y no quiero” donde la nostalgia, el humor y el patetismo adolescente cobrarán protagonismo. Ocuparán también un papel destacado en esta aventura la mejor amiga de su hermana, Carmen. Ella, tan presente y tan invisible en los mejores momentos de su vida, parece conocer a Jorge mejor que él mismo, y tratará de enseñarle que la renuncia puede ser la forma más madura de vivir el amor verdadero.


Opinión personal:

Cuando Éride me ofreció leer este libro antes de su publicación no lo dudé ni un momento, pues tanto la sinopsis como la portada me llamaron mucho la atención. En él vemos cómo Jorge, tras una ruptura con su novia de toda la vida, decide buscar a Amalia, su primer amor de verano. Él es un Peter Pan, un adulto que sigue teniendo quince años y que se enamora con un parpadeo... sea quien sea la mujer que tenga delante.

La historia está dividida, digamos, en tres partes. En la primera se alternan capítulos escritos por un Jorge adolescente y por un Jorge ya adulto, permitiéndonos conocer de una manera brutal al protagonista. La parte del pasado es de lo más divertida, llevándome en ocasiones varias a la carcajada. La parte del presente es la complicada, cuando Jorge se da cuenta de que, por muchos años que hayan pasado, él todavía no ha crecido.  La segunda parte nos permite conocer a los demás personajes. Silvia, la mujer de Jorge; Amalia, la del presente; Iñaki, el marido conformista de esta; Carmen, la mejor amiga de Jorge, y Riki, el amigo picaflor del grupo. Esta parte es, por decirlo de alguna forma, la gran familia española. Sí, sí, esa parte donde todo lo que se puede liar se lía. Luego, por último, está la parte del desenlace, escrita, ahora sí, en tercera persona.

"Estábamos ya en la década de los 90, yo había encontrado mi droga y ella había encontrado su mono"

Me ha pasado una cosa muy extraña con Jorge. Es un hombre que en cualquier situación yo acabaría odiando. Es infiel, inmaduro, inestable y cobarde. Es un hombre que no sabe lo que quiere y, tratando de descubrirlo, no le importa dañar a quien sea por el camino. Es un hombre que necesita estar enamorado, sea de quien sea, y que se desenamora con la misma facilidad. Pero a pesar de ello, es un hombre cómico que ha hecho que sonría hasta con situaciones en las que normalmente me hubiese gustado partirle la cara. Amalia es la típica mujer atrapada en un matrimonio sin amor, pero con mucha moralidad y un par de hijos, el típico personaje al que animamos a que busque su felicidad, sin pararnos a pensar que no todas harían lo mismo. Carmen, Riki y Silvia han pasado, para mí, sin pena ni gloria, exceptuando la escena final del teatro, donde la situación cuando Amalia sale a escena me ha parecido absolutamente sublime como colofón para resolver la historia.

He leído la novela de un tirón, pues las miserias de los demás siempre nos atrapan, aunque esté feo decirlo. Engancha por ser real, por tener personajes que podrían ser nuestros vecinos, nuestra familia e, incluso, nosotros mismos.

Quiero hacer mención especial a la pluma del autor, pues no la conocía y me ha encandilado. Tiene un vocabulario muy rico, una forma cómica de escribir aun en escenas dramáticas o serias y una soltura que no te permite soltar el libro hasta el final. Muy recomendada.


Tamara López

20 comentarios:

  1. Estos libros no me van mucho pero tengo una amiga que es estilo con el amor, se enamora y se desenamora con la misma facilidad. Besos

    ResponderEliminar
  2. No lo veo para mí y eso que el título, yo soy muy fetichista para esto, me ha encantado.
    Besos.

    ResponderEliminar
  3. Hola! La portada me llama mucho la atención y lo que cuentas parece divertido. Quizá me anime a leerlo.
    Besos

    ResponderEliminar
  4. ¡Hola! ^^
    Parece un buen libro, y puede que lo lea algún día, pero de momento creo que voy a dejarlo pasar.
    Besos!

    ResponderEliminar
  5. No es título que me llame mucho...
    Besos.

    ResponderEliminar
  6. Pues a mi me encanta el título, jajajaja, debo ser un bicho raro pero me lo llevo del tirón, por título y por contenido, y eso que el género no me va mucho, pero la nostalgia... ay.
    Besos.

    ResponderEliminar
  7. Hola :)
    La verdad es que no me llama la atención, no es mi estilo de lectura aunque el título es original.
    Nos leemos
    Kiss for you

    ResponderEliminar
  8. Pues no me importaría leerlo =)

    Besotes

    ResponderEliminar
  9. Hola!!
    La portada es muy bonita, pero no creo que llegue a leerlo.
    Gracias por la reseña.
    Un besin :)

    ResponderEliminar
  10. A mí me encantan las historias que hablan sobre los primeros amores...aunque veo que a Jorge le iba a odiar bastante también jajaja Me lo llevo ;)

    Besitos

    ResponderEliminar
  11. Hola! No conocía el libro y pese a que no es mi estilo no lo descarto del todo. Muchas gracias por la reseña.

    Un saludo!

    ResponderEliminar
  12. Hola.
    No conocía el libro pero no me llama mucho la atencion.

    ResponderEliminar
  13. Hola!! igual le daría una oportunidad a ver que tal está. Besos!

    ResponderEliminar
  14. Hola! No lo conocía pero tiene buena pinta, así que no lo descarto para más adelante.
    Besos!

    ResponderEliminar
  15. Me siento un poco raro entrando aquí a comentar, como si me (entro)metiese en un corrillo de gente que está hablando sobre mi hijo. No sé si es lo normal...
    Pero esta es mi primera novela, y esta es mi primera reseña de un lector(a) desconocido(a). Muuuuuy especial. Además es buena... qué más puedo pedir. Si tuviera despacho de escritor, la imprimiría, la enmarcaría y le daría un sitio privilegiado en la pared. Como no es el caso, la añadiré a favoritos, y la releeré un día de esos en que me pregunto si merece la pena madrugar tanto para encontrar un hueco para escribir. En serio, muchísimas gracias. Una pequeña reseña para ti, pero una gran reseña para el hombre (que escribió la novela)
    Gracias también a los que mostráis por aquí la intención de leerla.
    Gracias a los dudosos, por si sirve de algo, os diré que mi seña distintiva como persona (y por tanto como escritor) es el humor.
    A los que no os atrae... también muchas gracias. Los que además de leer, dedicáis un ratito a comentar sois los que hacéis que el mundo de las letras siga girando (en especial el mundo de la letra "o" que es muy de girar por si sola)

    ResponderEliminar
  16. ¡Hola! Ahora mismo no me planteo leerlo pero la verdad es que parece interesante por las cosas que comentas. Es cierto lo de las miserias jaja Un besote :)

    ResponderEliminar
  17. Tiene una pinta muy buena, me lo apunto

    ResponderEliminar
  18. Hola! Pues tiene muy buena pinta. De vez en cuando hay que leer desgracias, en parte también para valorar lo que tenemos.
    Un beso

    ResponderEliminar

Susúrranos entre sombras lo que te ha parecido la entrada...