Teatro: La cantante calva



Director
Luis Luque
Texto
Eugène Ionesco
Intérpretes
Adriana Ozores
Fernando Tejero
Carmen Ruiz
Joaquín Climent
Helena Lanza
Javier Pereira


Sinopsis: 

Hace sesenta y siete años Eugène Ionesco estrenaba la que, podría decirse, se convertiría automáticamente en una obra culmen del teatro del siglo veinte y una de las obras más representativa del llamado teatro del absurdo, 'La cantante calva'. Una gran comedia que es en sí misma una gran tragedia. Así la calificó su autor, todavía perplejo por escuchar las risas del público de París en la noche del estreno. Una obra que nació a partir de las sentencias reveladoras de un manual para aprender inglés y que rebelan nuestro automatismo colectivo, una obra que a través de sus sinsentidos es un fiel reflejo de las sociedades modernas y muestran el absurdo de nuestras acciones que llenan nuestro día a día. Una obra de amplia visión de futuro.


Opinión personal de María Pizarro:

Como todos sabéis, y seguramente hayáis experimentado alguna vez en vuestra vida, las mudanzas son caóticas y tremendamente estresantes. Por suerte, el día tiene muchas horas, y es agradable poder invertir un poco de tiempo en algo que consiga no hacerte pensar si embalaste ya los vasos, o te toca beber en platos hondos. 
En esas me encontraba yo, dispuesta a desconectar en el teatro Olympia y ver “La cantante calva”.

Dirigida por Luis Luque, y con texto de Eugène Ionesco, esta obra cuenta con un magnifico reparto, representado por Joaquín Climent como marido, y Adriana Ozores, como esposa. Más tarde se unirán en escena la sirvienta, interpretada  por una alocada Helena Lanza, y otros tres desternillantes personajes más, caracterizados por Fernando Tejero, Carmen Ruiz y Javier Pereira.

Todo transcurre en un señorial salón que aparentemente pretende simular una mansión británica, donde un majestuoso reloj preside el centro de la estancia. Me veo incapaz de poder resumir la trama, ya que intentar entender esta obra no sólo es un esfuerzo inútil, sino que impide disfrutarla en su plenitud. La falta de comunicación entre los personajes, así como las situaciones ilógicas, te llevan a pensar los sinsentidos sociales a los que muchas veces nos vemos expuestos.

El humor de lo absurdo supone un desafío a la mente, que intentará racionalizar constantemente qué están viendo exactamente tus ojos. Por ello, en más de una ocasión, me encontraba a mí misma con la boca abierta, o riéndome tontamente. 

La cantante calva, bajo mi punto de vista, es una obra para ver con la mente abierta y sentir  la liberación de apreciar algo que carece de total sentido.

Solo me queda puntualizar el estupendo trabajo de los actores y actrices, por la tremenda  capacidad de defender unos diálogos llenos de subidas, bajadas y vueltas, que nos hacían sentir a los espectadores como si nos encontráramos en una atracción de feria, sentados en una montaña rusa.


Tamara López

8 comentarios:

  1. Hola! No conocía la obra pero la verdad es que pinta muy bien. Muchas gracias por darla a conocer.

    Un saludo!

    ResponderEliminar
  2. Hola, pues no pinta del todo mal pero eso del aburdismo no va mucho conmigo jajaja

    ResponderEliminar
  3. He leído dos veces esa obra de teatro, desternillándome ambas. Me encantaría verla representada
    Besos

    ResponderEliminar
  4. Hola! me gustaría verla precisamente por lo ilógica y absurda que parece ser. Besos!

    ResponderEliminar
  5. Que pintaza y tiene y menudo plantel de actores. ME encantaria verla

    ResponderEliminar
  6. Me encantaría que me gustara el teatro, pero opr desgracia de momento no es así. Seguramente si mi ciudad traería tantas obras me llegase a gustar.
    ¡Nos leemos!

    ResponderEliminar
  7. Gracias por descubrírnosla, pinta interesante aunque donde vivo poco de esto llega.

    Besos =)

    ResponderEliminar
  8. ¡Hola!
    No soy una asidua del teatro, pero cuando voy es para esto, para comedias que me hagan partirme XD
    Además, el reparto es una maravilla.
    ¡Un saludo!

    ResponderEliminar

Susúrranos entre sombras lo que te ha parecido la entrada...