23 de Abril: Día Internacional del Libro



El famoso escritor y traductor argentino Jorge Luis Borges, solía decir que el Paraíso debía ser alguna especie de biblioteca. Y si estás aquí, seguramente estás de acuerdo con nosotros en que no hay nada como el aroma de un libro nuevo, el redescubrimiento de algún ejemplar en casa y las ganas de mucho más cuando terminamos uno.
Es por ello que hoy en día celebramos la fecha de aquellos pequeños portales que inspiran sueños, ideas y que evocan tantas emociones como sensaciones: los libros. Pero, ¿desde cuándo se celebra y de quién fue la brillante idea de rendirle culto a uno de los mejores inventos en la humanidad después de la rueda?


Imagen: Pixabay.com

 La idea de celebrar el día del libro empezó en España, en la región de Cataluña por el año 1923, gracias al escritor valenciano Vicente Clavel Andrés, quien propuso la celebración ante la Cámara Oficial del Libro en Barcelona.
No fue sino hasta el año 1926, el día 6 de febrero, que sería instaurada la festividad por el Real Decreto del Día del Libro del Rey Alfonso XIII de España. Años después, se supo que el decreto estuvo redactado por el propio Vicente Clavel.
Además de la proclama de la fiesta, el decreto ordena la instalación como ampliación de las bibliotecas a nivel nacional en aras de motivar el habito de la lectura en la población española. Inicialmente, el 7 de octubre fue el día elegido durante tres años para después consagrarse de forma definitiva en una fecha tan emblemática como es el 23 de abril.


Imagen: Pixabay.com

Como si la historia lo intuyera, dicha fecha marca el principio como el fin de la vida de grandes escritores de la humanidad como lo fueron Shakespeare, Nabokov, Cervantes, Garcilaso de la Vega, Druon entre otros grandes autores. Vale destacar que esta festividad también comparte fecha con la celebración de los derechos de autor.
Tal es la coincidencia, que la conferencia general de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO) lo eligió como fecha para rendir homenaje no sólo a tan prolíficos autores sino también a los libros, declarándola como una festividad mundial en el año 1995. Algo que seguramente Vicente Clavel nunca se hubiera imaginado.


Imagen: Pixabay.com

Esta iniciativa ha ganado relevancia en los últimos años como una fiesta especial para promover la lectura, en especial en los jóvenes, a través de iniciativas solidarias y culturales de diferentes empresas, instituciones y organizaciones a nivel mundial, en los 5 continentes en donde más de 100 países visten las calles y plazas, las cuales se convierten en bellas bibliotecas con flores.
Muchas son las tradiciones que conlleva esta fiesta que coincide con el día de Sant Jordi en España. Por ejemplo, en algunas regiones y países de Europa (especialmente en la región catalana en España) se tiene la costumbre de intercambiar o regalar ese día un libro acompañado de una rosa roja, a nuestras parejas, familia, amigos y cualquier amante de un buen libro.


Fuente: Pixabay.com

Si bien muchos alegan que la rosa roja es para simbolizar la pasión por la lectura, pero la tradición de regalar una rosa data cerca del siglo XV en la región catalana, durante una feria de rosas en los aldeanos del Palau de la Generalitat a finales de abril. Cuando se instauró el día del libro en 1926, ambas costumbres se fusionaron.
Sin embargo, existe otra leyenda mucho más antigua que el cuento anterior. La misma cuenta que un dragón tenia atemorizado a un pueblo cerca de Tarragona y para evitar un mal mayor, ofrecían como sacrificio a dos corderos diariamente, pero al parecer el dragón no estuvo satisfecho. Pronto se cambió el sacrificio por una persona diaria que se escogía por sorteo.
Esto continuó por un tiempo, hasta que finalmente llegó el turno a la hija del Rey. En el momento en el que estaba a punto de morir, aparece Sant Jordi, quien rescata a la joven princesa y mata al dragón. Entonces dicen que, de su sangre, salió un hermoso rosal y Sant Jordi tomó la rosa más bella que encontró en él, obsequiándosela a la princesa.
Pese que es un día laborable en todos los países donde se celebra el día del libro, la fiesta tiene una asistencia notable. Además, es un día donde las actividades culturales están por doquier en espacios emblemáticos de las ciudades donde asisten periodistas, historiadores, escritores que puedes conocer.
Así que es muy probable que te encuentres en algún centro cultural o librería a algún escritor firmando sus obras, ¡imagínate si te topas con tu autor favorito para que te firme el ejemplar de su libro!
Por si fuera poco, se consiguen muy buenas ofertas en librerías o ferias al aire libre. Uno de los mejores lugares en España es la famosa Cuesta de Moyano de Madrid, donde podrás conseguir no sólo los ´best-seller’ del momento sino también verdaderas joyas y antigüedades literarias. Lo mismo sucede si visitas La Rambla de Barcelona.


Imagen: Glem Onojeghuo

Puedes regalar cualquier tipo de libro como a los grandes y chicos. Libros sobre historia, fantasía, ciencia, viajes, cuentos de hadas, académicos y, en fin, un mundo de infinitas posibilidades para cada gusto.
Últimamente está muy de moda la tendencia de regalar libros en diferentes idiomas (sobre todo entre los jóvenes universitarios debido al intercambio cultural) y cada vez son más aquellas personas que tienen como iniciativa no sólo leer si no coleccionar libros de diferentes lenguas.


Imagen: Pixabay.com

¿Te han regalado un libro en un idioma que te gustaría comprender o quieres obsequiar un libro a tu ser querido en otro idioma como un detalle original pero no sabes cómo? Puedes contactar con una agencia de traducción rápida como es ProTranslate para que tengas la traducción del escrito en tiempo récord.

Sin lugar a dudas, el Dia Internacional del Libro es una fiesta que no debes dejar pasar por alto. Anímate a participar en las diferentes actividades culturales, impulsa más tu pasión por la lectura descubriendo cosas nuevas y comparte con tus seres queridos.


Artículo Patrocinado por la agencia de traducción ProTranslate


Tamara López

12 comentarios:

  1. ¡Qué post tan interesante! Había muchas cosas que desconocía
    Besos

    ResponderEliminar
  2. Hola ^^

    Había cosas que no sabía jajaja y no tenía ni idea de lo de regalar en otros idiomas O.O
    Muy interesante la entrada ^^

    ResponderEliminar
  3. Hola!!
    Hoy me llevo cosas nuevas que no sabía.
    Un besin :)

    ResponderEliminar
  4. Para mí es la excusa perfecta para comprar libros especiales, por su edición, peculiaridad...y sin que mi pareja se cabree por el gasto extra 😂😂😂

    Besitos cielo 💋💋💋

    ResponderEliminar
  5. Hola! Me encanta ese día, es mi favorito del año, en Barcelona es espectacular pasear por el centro.

    Un saludo!

    ResponderEliminar
  6. Hola!
    Muy interesante todo lo que cuentas :D
    A mí me encanta ese día.
    Un beso!

    ResponderEliminar
  7. Hola!
    Pues aun siendo catalana y muy de celebrar el dia de Sant Jordi, no sabía el origen exacto. Quizás sé más sobre la leyenda de Sant Jordi que es la que da nombre a la celebración. Pero me ha parecido muy interesante.

    Saludos!

    ResponderEliminar
  8. Hola.
    Que entrada más increíble, me ha encantado. Aquí también ponen una feria pero de 5 puestos que había cuándo pequeña se ha quedado en solo uno y siempre son los mismos. Me da envidia esas zonas de Madrid y Barcelona, ojalá pueda ir alguna vez este año iba a ser pero ya no, a ver el año que viene.
    Muchos besos.

    ResponderEliminar
  9. Un post muy interesante. Me encanta leer y regalar libros. :-)

    Besos

    ResponderEliminar
  10. Hola corazón
    Madre mía, cuántas cositas interesantes nos cuentas. Me encantaría conocer esa Cuesta en Madrid e ir a Barcelona, sería mi perdición también.
    Y sí, el paraíso puede ser una biblioteca, jeje.
    Besos.

    ResponderEliminar
  11. Gracias por el aporte, una pena que por donde vivo no hagan gran cosa... recuerdo un año que fui tan ilusionada y resulta que la celebración fue poner los libros pochos (golpeados o rotos) de una librería en unas mesas en la puerta con un poquito de descuento, tampoco gran cosa. Eso sí un año fuimos a Córdoba y hubo mucho que ver y había actividades para niños.

    Besos =)

    ResponderEliminar

Susúrranos entre sombras lo que te ha parecido la entrada...