Cuernos, o cómo el diablo puede ser mejor persona que tú


Título: Cuernos
Autor/a: Joe Hill
Número de páginas: 456
Editorial: Suma de letras (PRH)







Sinopsis:

La vida de Ig Perrish es un verdadero infierno desde que su novia Merrin fuera asesinada un año atrás, en un episodio que si bien le fue ajeno tendió sobre él un manto de sospechas que nunca pudo sacudirse. Una mañana, después de una fuerte borrachera, se encuentra con unos cuernos creciendo en su frente. Con el pasar de las horas descubrirá que tienen un extraño efecto en la gente: les hace contarle sus más oscuros deseos y secretos. Así, Ig se entera de que todo el pueblo, incluso sus padres, creen que él fue quien mató a Merrin. Tras el desconcierto de los primeros momentos, Ig aprenderá a sacar ventaja de ser el mismísimo diablo…


Opinión personal:

Ya sabéis todos que soy muy fan de King, así que hace tiempo que tenía ganas de leer a su hijo. El otro día, Tony cogió Cuernos y me dijo: "Toma, léetelo". Le hice caso y aquí estoy, reseñando una de las mejores lecturas de lo que llevo de año. Todo comienza cuando a Ig le salen cuernos, así, literalmente. Su vida es un infierno desde que, un año atrás, su novia Merrin fue brutalmente violada y asesinada. Él es inocente, pero ante pruebas que lo demuestren, siempre ha sido sospechoso para todo el mundo, incluso para sus familiares y amigos. Desde entonces, su vida ha ido de mal en peor y, tras una borrachera y una noche de la que no recuerda nada, a Ig le salen cuernos. Lo peor llega cuando se da cuenta de que funcionan como antenas para la sinceridad, pues todo aquel que los ve, le cuenta sus más oscuros secretos y, peor todavía, todo lo que piensa sobre él y su implicación en el asesinato de Merrin.

Quiero escribirte una carta, una muy bonita acerca de lo tanto que tu padre y yo te amamos y de lo bueno que sería para ambos que simplemente te fueras.

Ig es uno de esos personajes que no caen bien y que, solamente por eso, gustan. Me explico. Es humano, ha cometido errores, está pagando las consecuencias y, aun así, sigue cometiendo más. Vamos, como todos y cada uno de nosotros. Con su familia pasa igual, se supone que nuestros padres tienen que querernos, seamos como seamos, y mola ver que Ig se da cuenta de que, aunque lo hacen, no lo aceptan como es. Me ha gustado también que la trama no sea lineal, que vayamos conociendo el pasado de los personajes, comprendiéndolos (o no) y llegando, a la vez que ellos mismos, al presente. 

Por otro lado, Lee es uno de los villanos más odiosos con los que me he encontrado. Un ciudadano aparentemente ejemplar, con un pasado que podría convertirlo en víctima a ojos de los demás, pero con un comportamiento totalmente de verdugo. Ha habido pasajes que me ha costado leer, que se me han hecho muy complicados de digerir, como los "cuidados" que Lee dispensaba a su madre mientras esta se encontraba a las puertas de la muerte. Es un personaje al que odias, al que matarías con tus propias manos... y eso hace que sea un personaje maravilloso, pues cuando un escritor consigue hacerte sentir eso es porque algo está haciendo bien.

Más personas matan por amor que por odio.

Sí que el libro tiene una carga religiosa del bien sobre el mal, del cielo y el infierno, de Dios y el Diablo, pero es sutil y no molesta en absoluto a aquellos que esos temas no interesan. Sí que resulta interesante ir descubriendo que hasta el padre de familia dedicado y abnegado, tiene oscuros pensamientos de vez en cuando. El final me ha dado coraje, sobre todo porque la justicia divina, a mi parecer, no lo ha sido tanto, pero aun así me ha parecido una novela redonda.

Joe Hill demuestra que, a veces, el demonio puede ser mejor persona que tú. Lo recomiendo muchísimo.

P.D: Me ha encantado encontrar mucho de King en la novela, como la mención a Carrie, o algunos guiños a It.


Tamara López

10 comentarios:

  1. Pinta genial!! Lo tengo pendiente pero creo que pasa a la lista de prioritarios.
    Genial reseña, solete ❤️

    ResponderEliminar
  2. Me lo regaló un amigo hace un montón, y no lo he leído. EN mi caso porque justamente ya sabes que no soy de Terror, ni de King, y no sé si lo disfrutaré con las mismas ganas que tú.
    Puede que pruebe, y si veo que me gusta sigo, y si no, ya veré.
    Besitos.

    ResponderEliminar
  3. Me gustó mucho. Creo que fue el año pasado cuando lo leí. Es lo único que he leído del autor, pero quiero seguir leyendo más obras suyas. Totalmente de acuerdo, el villano en este libro es pura escoria bajo esa fachada de ciudadano ejemplar; por otro lado, uno de los grandes aciertos de la historia.

    Un beso ;)

    ResponderEliminar
  4. Creo haberlo visto, estupenda reseña. Un beso

    ResponderEliminar
  5. No he leído nada de Hill, pero este libro me lo apunto, que me ha encantado lo que cuentas de el.

    ResponderEliminar
  6. Hola guapa!

    Yo aluciné cuando me enteré de que este escritor era el hijo de King =O No he leído nada suyo pero estoy interesada en varios de sus libros. Este en su momento me llamaba, las historias que hablan del bien y el mal en clave religiosa me dan un poco de mal rollo, pero me hermana vio la película y me dijo que no valía nada, así que me dejó con la duda xD No sé, si me animo te cuento ;P

    Muchos besitos corazón! =)

    ResponderEliminar
  7. Hola! No lo conocía pero no creo que sea para mi. Gracias por la reseña.

    Un saludo!

    ResponderEliminar
  8. ¡Hola bonita! no conocía este libro, y por más de que tu reseña me ha dado picazón por leerlo.. no creo que sea para mi.

    Nos leemos ❤

    ResponderEliminar
  9. Con Joe Hill me estrené con El traje del muerto, absolutamente fascinante. Luego me compré Fantasmas pero no me lo llegué a leer. Antes leería esa. Besos

    ResponderEliminar
  10. Pues yo tenía en casa el libro de Nostradamus también de él y lo acabé regalando porque sabía que no me lo iba a leer, de momento con este tampoco me animaré.

    Besitos

    ResponderEliminar

Susúrranos entre sombras lo que te ha parecido la entrada...