Entrevista a Silvia Sancho, la autora que aprendió a volar



Antes de nada, darte la bienvenida a Chica Sombra. Cuéntame, ¿cómo es un día normal en tu vida?

¡Hola! Muchas gracias por la bienvenida y por darme espacio en vuestra web.
Mi día a día se divide entre la rutina familiar, la escritura y las horas que robo para mí. 

Me ha resultado curioso, por razones personales, que uses tu segundo apellido exclusivamente como autora. ¿Podemos saber a qué se debe este detalle?

Es una especie de homenaje. Mi madre falleció ocho semanas antes de que me contactara la editorial y me pareció que, usando su apellido, de alguna manera ella podría ser partícipe de esta aventura.

Cuéntanos, Silvia, ¿cómo comenzó tu afición por las letras y el animarte a escribir?

Las letras, en general, han formado parte de mi vida desde que tengo memoria; también escribo desde hace mucho, pero, novelas de ficción en concreto, solo desde 2014. Empecé una noche tonta, por impulso, y ya no he podido dejarlo.

Hablemos un poco de tu novela, El verano que aprendimos a volar. Sabemos que es una novela romántica con toques eróticos, pero ¿qué podemos encontrar exactamente en ella en palabras de su autora?

Para mí “El verano” es una novelita, en diminutivo. Es una comedia rápida, de esas que me gusta leer con el único fin de entretenerme. Me divertí muchísimo escribiéndola y rezo para volver a encontrarme con un proceso creativo tan fluido. 

En ella hablo de un Madrid un poco más desconocido: el de la sierra, la naturaleza y la falta de oportunidades; un Madrid que puede ser hostil o, en palabras de la protagonista, Lara, jodidamente especial si se descubre con la persona adecuada. 

Es una historia de amor, humor y sexo con fecha de caducidad; lo que pasa cuando te enamoras a lo grande, pero las circunstancias solo te ofrecen un verano para vivirlo.

Muchos de tus seguidores destacan lo bien que describes a los personajes y cómo éstos son los que enganchan a la historia. ¿Cómo es el proceso de creación para dar vida a estos personajes? ¿Los vas creando poco a poco o son ellos los que van apareciendo?

Esos seguidores que citas tienen unas cañas pagadas donde quieran ;)

Los personajes, generalmente, aparecen cuando planteo la historia. Algunos, vienen con la mochila cargada de experiencias y solo tengo que preguntarles para que las compartan. Otros, como Natalie (secundaria de “El verano” y protagonista de la próxima novela que publicaré), me obligan a utilizar los recursos que he ido aprendiendo para averiguar qué hay detrás de su apariencia. Todos tienen su ficha correspondiente con soporte audiovisual y su playlist personal. Procuro conocerlos muy a fondo para evitar incongruencias y bloqueos.

¿Te consideras una autora de género, romántica en este caso, o te animarías a juguetear con otros géneros?

Nunca se puede decir de esta agua no beberé, pero dudo mucho que cambie de género. Las relaciones humanas es el tema que más me interesa y la romántica me permite desarrollarlo. Además, engloba los suficientes subgéneros como para no tener que limitarme.

¿Tienes algún/a ídolo o referente que te haya inspirado en tus rasgos creativos?

Supongo que tengo muchos más de los que soy consciente. Ante todo, soy lectora; mi forma de narrar debe de estar inspirada, a la fuerza, por los autores que leo. Por ser un poco más concreta, sé que empecé a escribir ficción después de terminar “Persiguiendo a Silvia” de Elísabet Benavent, y con ello ya te digo quién tiene mucha culpa de que le dé a la tecla…

¿Qué es lo que más te gusta de El verano que aprendimos a volar?

Que siempre que pienso en el camping, en los personajes y en la historia, sonrío. Es una novela que me transmite alegría y vitalidad, buena vibra. De hecho, creo que estoy trabajando en la segunda secuela porque me niego a renunciar a esa positividad contagiosa.

¿Puedes hablarnos un poco de futuros proyectos que tengas en el tintero?

Ahora mismo tengo tres: la historia de Natalie y Dani, que ya está en fase editorial; la tercera parte de la serie, que estoy escribiendo; y el manuscrito del fondo del cajón, que me está permitiendo poner en práctica técnicas “nuevas” y tomar perspectiva de los otros proyectos.

¿Qué consejo darías a alguien que quiere empezar en el maravilloso mundo de la literatura?

No me siento capacitada para dar consejos, me falta mucho oficio para poder hacerlo.


Para terminar, darte mil veces las gracias y hacerte una última pregunta, ¿eres feliz?

Gracias a vosotros por el interés y por darnos visibilidad, algo imprescindible para continuar publicando.
Soy feliz la mayor parte del tiempo, y también debo dar las gracias por ello.


Tamara López

5 comentarios:

  1. El título es precioso, y me gusta eso de ponerse el segundo apellido. Me parece original y de libertad femenina. Oleee.
    Besos.

    ResponderEliminar
  2. Hola! Muchas gracias por la entrevista no conocía el libro.

    Un saludo!

    ResponderEliminar
  3. Hola!!
    El libro lo tengo pendiente de leer desde que lo vi en las novedades.
    Gracias por la entrevista.
    Besitos :)

    ResponderEliminar
  4. Hola!!
    Reconozco que aún no he leído la novela, pero la tengo en mi punto de mira desde que salió, ya que las reseñas que he ido leyendo han dicho cosas buenas :D
    Gracias por la entrevista, me ha gustado conocer a la autora!!
    Besos :33

    ResponderEliminar
  5. Hola! Me encanta el buen rollo que desprende esta autora. No la conozco en persona pero me resulta muy natural. Su libro me encantó y estoy deseando que publique de nuevo.
    Un beso
    Marta

    ResponderEliminar

Susúrranos entre sombras lo que te ha parecido la entrada...