La noche de Walpurgis, o cómo pertenecer a un aquelarre


Autor: Ismael Contreras Carmona
ISBN13: 9788416764525
Colección: Thule
Fecha de impresión: Marzo 2018
Encuadernación: Rústica con solapas
Páginas: 587
PVP: 22€




Sinopsis:

Lo he visto todo antes de que suceda,
porque ese fue el don que se me concedió.

Sé que el mundo se encarroñará, se marchitará como
se marchitan las flores con las primeras heladas del invierno.

Y no erraré.

Os creeréis dueños de un mundo
que ni siquiera os pertenece,
una tierra que vosotros mismos corromperéis
con vuestros delirios de poder.

Crearéis un mundo injusto.
Injusto para los justos.
Injusto para los buenos.
Injusto para los pobres.
Injusto para las mujeres y, a veces, también para los hombres.
Injusto para las futuras generaciones.
Injusto para los demás seres que lo habitan.

Si supierais que las injusticias solo traen odio
y que nadie está a salvo de él...
Ni ricos ni pobres. Ni buenos ni malos. Ni mujeres ni hombres.
Todos sucumbirán al odio y todos se pudrirán.

Y entonces, en La Noche de Walpurgis,
solo uno podrá purificar el mundo.


Opinión personal:

Soy muy fan de Ismael y me han encantado todos sus libros. Por eso me llevé una alegría tremenda cuando me seleccionó como la bruja Lujuria en esta novela de la que vengo a hablaros. Precisamente yo, Escorpio y sexual, la bruja Lujuria. Tras la alegría inicial, llegó la emoción cuando recibí el libro en casa y vi la preciosa edición que tenía, sobre todo por dentro, ya que las páginas están llenas de detalles relacionados con la historia. Por supuesto, no puedo dejar de nombrar la significativa y hermosa ilustración final, que me ha parecido un broche de oro perfecto.

Than es un chico huérfano que vive en Ebania, una de las ciudades de Terranova, y que sobrevive como puede gracias a lo que roba, para él mismo o, incluso, por encargo de otros. La única persona que tiene en su vida es Alea, su mejor amiga, que se dedica a la prostitución para salir adelante. Un buen día (o malo, según cómo se mire), el chico es encontrado por Síbila, que le confiesa que en realidad es un mago y que lo necesitan para una importante misión que salvará el destino del mundo. Quienes lo buscan son en realidad las siete brujas que representan a los pecados capitales, y que necesitan de su imprescindible ayuda para cambiar el planeta durante la noche de Walpurgis.

"Las ajusticiarían si existiese la justicia. Pero la justicia no existe, existe el poder. Si eres un noble la justicia te perdona, si eres un mendigo la justicia te mata. A ellas simplemente las van a asesinar"

Than y Alea me han encantado, pues aunque acaban amándose, por encima de todo lo demás está su amistad y el cariño que se tienen. Eso me ha gustado, que no hay un instalove de manual, sino que la pareja antepone otras muchas cosas más importantes antes que su relación. Las brujas también me han encantado, aun siendo tan diferentes comos son. Odea, Lujuria, hace con los hombres y con las mujeres lo que da la real gana, si ella quiere sexo, nadie es capaz de negárselo. Eso sí, esconde un traumático pasado que la hace sacar su corazoncito. Elcer, que encarna a Gula, me ha parecido muy sencilla y divertida y, mientras tuviese comida, no había problema con ella. Levi, la Envidia, es super adorable, sobre todo por la relación que mantiene con Neko. Ífer, la Soberbia, es la que peor me ha caído durante toda la novela, no ha habido ninguna sola página en la que haya conectado con ella. Belf, Pereza, tampoco me ha caído muy bien. Vale que el autor tiene que "exagerar" estos pecados, pero a veces me daban ganas de meterle un petardo en el culo a ver si cogía un poco de ritmo la muchacha. Y, por último, la bruja que encarna la avaricia, Amon, que es bastante injusta con los demás para cosechar más y más riquezas. Eso sí, ninguno de estos personajes ha sido mi favorito, sino que me decanto por Barbarrada, el pirata que amaba el mar, las olas y que tenía un corazón que no le cabía en el pecho. 

La novela es maravillosa y, si algo tiene, es una tremenda crítica social hacia la maldita humanidad. Los humanos somos los mayores monstruos, es algo que tengo muy claro, e Ismael lo vuelve a demostrar en esta novela. Críticas políticas y sociales se dan la mano en esta historia que nos fascina desde el principio hasta el final. Tiene también algún capítulo que se sale un poquillo de la fantasía épica y oscura de los demás, y nos sume, literalmente, en el terror. Es el caso de Villa Silencio, donde me habría quedado a vivir para siempre. Un lugar terrorífico que para mi gusto tiene muy poca presencia en la novela, y que me gustaría tuviese una propia en un futuro. Ahí lo dejo caer.

"Lo hemos maltratado durante mucho tiempo sin darnos cuenta de que maltratar al amor es maltratarnos a nosotros mismos, pues son las personas quienes lo sufren. El amor se gasta y te desgasta"

Como ya habéis imaginado llegados a este punto, la novela me ha encantado. La pluma del autor es poética (aunque escriba en prosa) y escribe muy, muy bonito, a pesar de la oscuridad de la historia. Me ha gustado también el final, porque a veces los héroes también la cagan y se equivocan y no todo acaba con final feliz, por lo que uno agridulce también nos trae a la realidad de vez en cuando. A veces es cruel y violento, pero no más que poner el telediario cada maldito día de nuestra realidad. Recomendadísima.


Tamara López

11 comentarios:

  1. ¡Hola!

    Pues tiene muy buena pinta, y normal que te hiciera ilusión ser la bruja Lujuria :D

    ¡besos!

    ResponderEliminar
  2. Hola! No es mi estilo pero parece entretenido.

    Un saludo!

    ResponderEliminar
  3. Hola! Es la primera vez que veo este libro y pinta bastante bien. Lo voy a tener en cuenta para un futuro :)
    Besos!

    ResponderEliminar
  4. Qué peculiar... Desde luego, original y auténtico sí parece.
    Te habrás sentido orgullosísima de ser la Bruja Lujuria...
    Besos.

    ResponderEliminar
  5. Hola, no es mi estilo de lectura, pero que bueno te gustara mucho el libro.

    ResponderEliminar
  6. Me parece recordar una peli antigua del mismo título o casi el mismo título...no es mi género favorito pero se puede anotar porque nunca se sabe...

    Besitos cielo.

    ResponderEliminar
  7. Tiene buena pinta que suerte ser la lujuria personificada :)
    Haré por hacerme con él, que las conclusiones que has sacado del libro sobre que las personas somos los monstruos y que no hay que ver más que los telediarios, me ha gustado.
    Curiosidad.
    B7s de una nueva seguidora

    ResponderEliminar
  8. Hola, me alegra que te haya gustado tanto la novela, la verdad es que no es muy de mi estilo, por lo que voy a dejarlo pasar.
    Besos desde Promesas de Amor, nos leemos.

    ResponderEliminar
  9. Para los que disfrutais de este género tiene que ser una pasada encontrar una historia tan original, y un honor formar parte de ella ;)

    Besitos

    ResponderEliminar
  10. Hola! de Ismael he leído un libro y un relato así que no me importaría leer este que pinta tan bien. Besos!

    ResponderEliminar
  11. ¡Hola!
    Me ha llamado sobre todo por lo que comentas de la crítica social tan bestia que hace.
    ¡Un saludo!

    ResponderEliminar

Susúrranos entre sombras lo que te ha parecido la entrada...