Ratolescencia, o cómo volver a creer


Ratolescencia
Áurea Poncelet
Ilustraciones: Diego Jiménez Manzano 
Babidi-bú libros
Páginas: 225
ISBN: 9788416777990





Sinopsis:

El protagonista de esta emocionante historia es Álex, hijo del Ratón Pérez, un «ratolescente» que lucha por ser aceptado tal y como es, y no como sus padres quieren que sea. 

Se enfrentará con uñas y dientes a su propio destino, a un legado impuesto que ha pasado de padres a hijos durante generaciones y cuyo futuro él no quiere continuar. Álex quiere hacer lo que le apetece, dedicar su tiempo a realizar sus sueños y tomar sus decisiones sin importarle lo que piensen los demás. Pero nadie dijo que la vida fuera fácil y a veces las obligaciones que recaen sobre nuestros hombros son más importantes y necesarias que nuestra propia felicidad. 

Alex tendrá que vivir una serie de aventuras hasta que pueda encontrarse a sí mismo y esas experiencias vividas lo ayudarán a crear ese hueco que tanto reclama en el mundo de los adultos, donde estos siempre tienen la última palabra. 

Por suerte, sus buenos amigos estarán con él para ayudarlo. Y también sus enemigos, porque... ¡siempre hay algo que aprender de las personas a las que no gustamos!


Opinión personal:

Fui una de aquellas niñas que eran demasiado espabiladas y se daban cuenta de todo, por lo que nunca creí en el Ratón Pérez. Ahora, tras leer Ratolescencia, soy una adulta que sí lo hace. Áurea nos presenta la historia de Álex, el hijo del famoso Ratón Pérez, que está harto de que le digan lo que tiene que hacer y quiere seguir su propio camino, y nunca jamás querrá sustituir a su padre en la asquerosa tradición familiar de recoger, cada noche, los ensangrentados dientes de los niños humanos. Álex se enfrentará a su padre y se encabezonará en que no acepta lo que le ha tocado, pero muy pronto se dará cuenta de que las cosas no son realmente lo que parecen.

Una (de muchas) de las cosas que me han gustado, ha sido lo friki que es la autora y, por ende, el libro. Las referencias a Las Tortugas Ninja o a los Gremlins se han ganado mi corazón para siempre, sobre todo por añoranza, pues me habría encantado leer una historia así con doce años. Otro de los puntos positivos ha sido la trama, pues es divertida, tierna, triste, a veces catastrófica... vamos, como la vida de cualquier ratolescente. Eso sí, iba a matar a la autora al final por la llorera que me provocó, pero también es bueno que los niños y adolescentes conozcan la parte real y no tan bonita de la vida. 




Se lee de un tirón, pues una vez que te adentras en la historia no quieres volver a salir jamás. Es mágica, disfruté como una enana con el recorrido que cada noche tenía que hacer el Ratón Pérez, con todas las aventuras que corre y con el don que posee. También he adorado las lecciones que da porque nos muestra, por ejemplo, lo crueles que a veces somos los humanos con los animales, muchas veces sin pretenderlo; o los prejuicios que siguen existiendo sobre temas como la transexualidad o el vestirse cada uno como le salga del mismo potorro. ¿Estos temas en un libro para niños? No es un libro para niños, es para personas que siguen siéndolo y, además, Áurea los adapta perfectamente a la trama.

Pienso firmemente que Ratolescencia tendría que estar como lectura obligada en todos los colegios, pues me parece necesario que los adolescentes lo lean, que se den cuenta de que los padres los comprenden (aunque ellos crean que no) y de que los quieren, sean como sean. Además, ayudará a que amen la lectura.

Ayer se lo comenté a Áurea y hoy lo digo por aquí: Chica, nunca dejes de escribir.

Lo mejor: todo.

Lo peor: se me quedó corto.


Tamara López

11 comentarios:

  1. ¡Hola, Tamara!

    Me ha gustado mucho lo que nos cuentas de este libro. Como bien dices, parece que una vez entras en la historia de Álex no quieres salir de ella y de la magia que le rodea.

    Además, si hay algo que valoro en una obra que se dirija sobre todo al público joven es ese mensaje y el trasfondo que pueda tener, pues cuanto más hagamos reflexionar a los más pequeños mejor será el futuro que nos espera.

    Espero leerte pronto.

    Un abrazo y que tengas muy buen día.

    ResponderEliminar
  2. También la disfruté mucho como niña grande que soy jajaja
    Besos

    ResponderEliminar
  3. ¡Ay siiiii, lo quieroooooo! tenía que haberme hecho ya con él, pero hija, tengo tantas cosas que hacer que se me va de la cabeza, ya sabes: tomar café con las amigas, desayunar con mis primas, no fregar ni limpiar porque tengo una lesión en la mano que me duele muuuuucho, pero muuuuucho, ver la tele, merendar con las amigas que no las veo desde el café....jajajajaja.

    Besitos cielo.

    ResponderEliminar
  4. No lo conocía pero me ha llamado mucho!! A mi me encantaba el Ratoncito Pérez >__< y la verdad es que por lo que comentas del libro pueden extraerse muy buenos valores. (Y si tiene guiños frikis, pues mejor!)

    ResponderEliminar
  5. Hola! He visto un par de reseñas de este libro y pese a que parece entretenido no termina de ser mi estilo y no se si me animaré a leerlo. Me alegra que lo hayas disfrutado. Gracias por la reseña.

    Un saludo!

    ResponderEliminar
  6. Hola,
    El mejor tipo de libro catalogado como infantil es el que es para todos los públicos. Tomo nota.
    Besos.

    ResponderEliminar
  7. Me parece una lectura muy original, ya lo tengo fichado por si me surge regalo ;)

    Besitos

    ResponderEliminar
  8. Hola preciosa!
    Ya había leído alguna que otra reseña sobre este libro y la verdad que siento mucha curiosidad, yo si que fui un poco más ilusa y creía en el ratoncito Pérez.

    −Fantasy Violet−
    Besotes! ♥ 

    ResponderEliminar
  9. Veo que esta historia está convenciendo a todos. Yo por ahora no me animo, más que nada por falta de tiempo.
    Besos

    ResponderEliminar
  10. Me resultó un libro muy acertado y recomendable.

    ResponderEliminar
  11. Hola.
    Justo ayer se le cayó un diente de leche a mi hijo, creo que este libro sin duda sería buenísimo para mí ahora mismo, y coincido que deberían de leer más de estos en el instituto.
    Muchos besos.

    ResponderEliminar

Susúrranos entre sombras lo que te ha parecido la entrada...