Teatro: Aguacates



Intérpretes
Juanjo Artero
Jesús Cabrero
Lucía Ramos
Ricardo Saiz

Dirección
José Saiz

Sinopsis: 

Mariano es un político conservador, que puede convertirse en el próximo Presidente del Gobierno. Si en lo profesional, está ascendiendo como la espuma, en lo personal, presenta bastantes más problemas. Se acaba de divorciar y no sabe cómo comportarse con su única hija, para parecer un padre moderno y enrollado.
Silvia, su hija, tiene 18 años recién cumplidos y unas ganas tremendas de experimentarlo todo en la vida. Tal experimentación le llevará a tener un lío con Toni, el mejor amigo de su padre, aventurero de profesión, que atraviesa un bache económico y personal, del que sólo puede salir gracias a una futura plantación de aguacates.
Durante unas vacaciones en común, las mentiras y los sueños de nuestros protagonistas se entrelazarán ofreciendo un divertido enredo en donde nada es lo que parece.


Opinión personal de María Pizarro:

Corre que te corre, y llegando por los pelos al segundo día tras del estreno de “Aguacates” en el teatro Flumen de Valencia, por fin pude poner el broche a la semana con una comedia dirigida por José Saiz.
Cabe destacar el buen trato que tienen las chicas y chicos de la taquilla, siempre con una sonrisa y dispuestos a informarte y facilitártelo todo con tal de que puedas disfrutar al máximo de las obras que allí se representan. Desde aquí gracias por la fantástica labor que desempeñáis. 

Con un decorado de una casita en la playa, Aguacates ya presagiaba que iba a ser una comedia cálida y típica de enredos veraniegos. 
Comienzan a aparecer en escena los personajes, y es entonces cuando vemos a Jesús Cabrero, interpretando al padre, Juanjo Artero como amigo, Lucia Ramos como la hija enamorada del amigo del padre y, por último, a Ricardo Saiz como amigo de la hija. Todos ellos son bastante dispares, pero tienen un mismo objetivo común: disfrutar del verano y que este sea un punto de inflexión en sus vidas.

No puedo adelantar mucho de la historia, ya que lo bueno es poder verla y dejarse enredar por los líos que en ella van apareciendo conforme avanza la trama. Pero sí quiero hacer una especial mención al actor Juanjo Artero, ya que lo he visto actuar en distintas obras, y es impresionante la versatilidad que tiene este hombre. Lo mismo te llega a lo más profundo del corazón con trágicas obras o, como en este caso, consigue sacarte una absurda carcajada.
Por lo que pude observar, los asistentes al teatro (que se encontraba lleno), estaban enganchados a la historia, y alguno que otro tenía una risa peculiar que contagiaba al resto de la sala. También vi a padres con hijos, en este caso no recomiendo que asistáis con niños, puesto que la trama es para adultos y los pobres se perderían mucho sin entender las bromas sexuales que en ella aparecen.

Aguacates es una obra fresca, que conseguirá que por unos instantes despejes la mente de tus preocupaciones diarias. Comedia muy recomendable, donde cada uno de los personajes defiende a la perfección su interpretación y transmite un buen rollo que te llevarás de vuelta a casa.


Tamara López

2 comentarios:

  1. Seguro que ha sido una obra que realmente habrá merecido la pena ver. Yo estoy algo perdida con las obras que se hacen actualmente por mi pueblo de Castalla... pero, me encantaría que se hiciesen más como allí.

    Un beso,

    Noa

    ResponderEliminar
  2. No la conocía para nada. Un saludo!

    ResponderEliminar

Susúrranos entre sombras lo que te ha parecido la entrada...