Presentación `La desaparición de Stephanie Mailer´, de Joël Dicker




Ayer acudí a uno de los grandes eventos literarios de la temporada, organizado por el grupo editorial Penguin Random House. 

El Teatro Tribueñe de Madrid hizo de anfitrión para presentarnos la nueva publicación de Joël Dicker, La desaparición de Stephanie Mailer

El escritor suizo es, quizás, uno de los escritores con más éxito en la actualidad, donde a título personal, me aventuraría a afirmar que es casi considerado como una auténtica estrella de rock, siendo el  principal causante de una fuerte revitalización hacia el interés por la lectura. Su novela La verdad sobre el caso Harry Quebert, ha sido uno de los best sellers más influyentes de últimos tiempos, recogiendo el testigo de escritores anteriores tan afamados como pudo ser el escritor nórdico Stieg Larsson.

Aunque él se niegue a reconocerlo, su estilo podría caracterizarse por ser una brillante reinterpretación del noir, sumándole una buena cantidad de elementos novedosos, como la utilización de argumentos muy corales o la acción de desestructurar la línea temporal de la obra, manejando recursos muy efectivos, como introducirnos flashbacks o flashforwards durante toda la historia. La personas que se aventuran a leer sus novelas quedan totalmente enganchadas desde el principio y tienen una  fuerte sensación de agilidad en torno a la sucesión de los hechos que van ocurriendo.

El evento de hoy creo que se ha organizado de una forma magistral a la par de original, por lo que antes de nada me gustaría dar la enhorabuena a los organizadores por realizar una presentación tan  a la altura para el autor que iban a recibir. 

La jornada empezó con una simulación muy divertida de uno de los eventos que acontecen en la novela, que es la apertura del festival de teatro de Orphea, siguiendo de un interesante espacio que nos han ofrecido para poder disfrutar y leer, junto a los demás asistentes, las primera páginas de este nuevo trabajo. El éxtasis de la presentación ha ocurrido justo cuando, en medio de un fuerte tiroteo, ha aparecido Jöel Dicker, casi como si fuera un prestidigitador de antaño, con la consecuencia de llevarse un buen baño de aplausos por parte del público.

A continuación, el autor nos ha respondido a varias preguntas de las que me gustaría resaltar varios puntos: 

Lo primero que me gustaría indicar es algo que considero que será muy atrayente para el lector, ya que, además de quedar muy satisfecho con los primeros capítulos que he podido leer, se aprecia una gran pretensión por parte del autor por crear una gran obra, y ha afirmado él mismo que no ha buscado crear otro producto de gran éxito, sino más bien alcanzar el máximo nivel literario que él mismo pueda dar, lo que para mí ya es toda una declaración de principios. 

En varias de sus respuestas, Dicker ha declarado que para él, la literatura es sinónimo de libertad, tanto en el momento en el que él se inició en la lectura, como en el que escribe. También nos ha afirmado que no se considera un escritor descriptivo, sino que le gusta que sea el lector quien imagine con su mente la descripción de sus personajes o lugares.

En otra de la cuestiones efectuadas, se le ha preguntado si sus personajes poseen algún carácter autobiográfico, respondiendo  negativamente a esa cuestión, añadiendo que en esta novela ha realizado un exhaustivo  trabajo en el desarrollo de los personajes ya que, aunque considera que es una novela policíaca, lo importante de esta historia es el trasfondo de sus protagonistas, donde todos se encuentran en un momento existencial en sus vidas y cada uno tendrá que añadir las piezas necesarias para cubrir el vacío que tienen en sus vidas.

También nos han anunciado la adaptación que está a punto de estrenarse en formato de serie de La verdad sobre el caso Harry Quebert, que estará dirigida por el prestigioso director Jean-Jacques Annaud ( El nombre de la rosa, El oso o Enemigo a las puertas) y  protagonizada por Patrick Dempsey (Anatomía de Grey). 

En relación a esta cuestión, he apreciado que está muy contento con el resultado de la misma, y pienso que ha dejado trabajar con libertad a Jean-Jacques, por lo que estaremos atentos en cuanto se estrene en España.

Me quedo con una de sus frases: Para mí, la literatura es un juego. Durante toda la charla que hemos mantenido con él, se aprecia que es un autor apasionado y, en mi opinión, muy inteligente que, además, disfruta realmente con lo hace y creo que esto se acaba trasladando a la perfección en su obra.

Joël Dicker es un escritor del que ahora mismo no soy capaz de ver su techo, y esta nueva obra me interesa enormemente, creo que estamos ante un escritor de best-sellers muy interesante y, en mi opinión, de esos que dejan huella, como por ejemplo lo fue Umberto Eco. No siempre es fácil llegar a las grandes masas y obtener resultados literarios notables. 



Tamara López

6 comentarios:

  1. Muy afortunada tú por estar en esa presentación. Gracias por compartirla.
    Besos

    ResponderEliminar
  2. Qué suerte chaval!! Y qué envidia tengo yo 😋
    Besitos 💋💋💋

    ResponderEliminar
  3. Menuda suerte la tuya, yo hubiera dado lo que sea por poder asistir. Besos

    ResponderEliminar
  4. Que suerte poder asistir a estos eventos. Gracias por la crónica.

    Un saludo!

    ResponderEliminar
  5. ¡Hola! Yo no he leído nunca al autor pero le tengo ganas. Un besote :)

    ResponderEliminar
  6. ¡!Qué lujo de presentación!
    Yo ya tengo el libro y estoy deseando hincarle el diente
    Besos

    ResponderEliminar

Susúrranos entre sombras lo que te ha parecido la entrada...