Una de cine: Hereditary (2018)


Título original: Hereditary
Año: 2018
Duración: 126 min.
País: Estados Unidos 
Dirección: Ari Aster
Reparto:
Toni Collette,  Gabriel Byrne,  Alex Wolff,  Milly Shapiro,  Ann Dowd
















Sinopsis:

Cosas extrañas comienzan a suceder en casa de los Graham tras la muerte de la abuela y matriarca, que deja en herencia su casa a su hija Annie. Annie Graham, una galerista casada y con dos hijos, no tuvo una infancia demasiado feliz junto a su madre, y cree que la muerte de ésta puede hacer que pase página. Pero todo se complica cuando su hija menor comienza a ver figuras fantasmales, que también empiezan a aparecer ante su hermano. 


Opinión personal de El señor Darth:

Desde hace unos años, estamos siendo testigos de un cambio latente en relación a mi amado género, el cine de terror. Películas como The Witch, The VoidA Dark Song, Crudo o El sacrificio de un ciervo sagrado, entre otras, están cambiando el paradigma de cómo contarnos una historia o aterrorizarnos. Poniendo como ejemplo esta selección de films, además del que vamos a reseñar en este artículo, apreciamos que ya no se están utilizando recursos que en su día fueron muy efectivos, como por ejemplo la utilización de sustos, con rápidos cambios de cámara y del volumen del sonido o la explotación de varios subgéneros como pueden ser el slasher, gore o found footage, entre otros. 

El desarrollo de una buena historia con mucho trasfondo, utilizando una atmósfera realmente inquietante y turbia, en un contexto pausado y revisitando temas como el paganismo, la mitología o la vuelta al expresionismo, añadiendo también fragmentos con contenidos de realismo mágico, hacen que, en la actualidad, aparezcan verdaderas joyas del género. Posiblemente sean más complicadas de digerir, debido a que la sensación de terror no es inmediata, puesto que el mensaje va dirigido directamente a tu subconsciente, donde seguramente, con el paso del tiempo, recordarás pasajes o conceptos que te helarán la sangre.

Ayer acudí a ver la ópera prima de Ari Aster, Hereditary, una película que vuelve a sorprendernos por su originalidad, reafirmando lo argumentado anteriormente. Lo primero que quiero advertir es que este film no es de sustos, pero el desarrollo de la historia es brutal, bizarro y oscuro a más no poder. 



El argumento es extraño, donde partimos como base de la historia el momento del fallecimiento  de la abuela de los Graham, un personaje lleno de misterio y oscuridad, donde apreciamos que ha practicado el ocultismo y que durante su vida ha ido dejando un legado de desgracias y locura para el resto de su familia. Su atormentada hija, Annie Graham, una artista que diseña maquetas, es quien ha heredado su casa, donde vivirá con su inquietante niña, su hijo adicto a la marihuana en el momento de su despertar sexual y su marido, protagonizado por Gabriel Byrne, que parece no querer enterarse del marrón en el que está metido.

El film jugará con el espectador desde varios prismas que nos dejarán paulatinamente con el culo torcido. Por un lado, tenemos la historia de esta familia disfuncional, donde la hija pequeña, que parece sacada de Twin Peaks, tiene un fuerte vínculo con su abuela, además de una percepción por el mundo velado, muy presente en la historia. Desde otro prisma tenemos el personaje de  Annie, protagonizado magistralmente por Toni Collette (la madre de El sexto sentido, aunque para mí siempre será Muriel), que se llevará la palma en cuanto a personaje inestable y con magnetismo, ya que su madre le ha dejado fuertes secuelas psicológicas y es la que tendrá que lidiar contra todos los acontecimientos que van ocurriendo en esta familia de locos. 

A partir de un suceso importante y trágico que afectará a este clan, la película será un viaje lento pero brutal hacia el caos y la  densa oscuridad, donde quizás no sepamos qué está ocurriendo realmente, pero que nos mantendrá con la inquietud y la duda durante toda la película. Habrá momentos en los que el film nos parecerá un thriller psicológico, en otras ocasiones, una película sobre casas encantadas y, en otras, nos recordará a La semilla del diablo o La profecía, y eso es lo positivo que tiene el film, que no sabemos exactamente qué narices está pasando.



Estamos ante una obra muy intimista, y yo me atrevería a afirmar, artística en cuanto a su realización, ya que se utilizan recursos brillantes y preciosistas, que juegan mucho con el mundo velado o la percepción de la realidad, véase el caso de los planos con las maquetas o pequeños detalles lumínicos manejados a la perfección que me parecen verdaderas joyas de puro arte cinematográfico.

Visitar este film es claustrofóbico, y sentiremos que esta familia está encerrada en otra maqueta más, manejada por los hilos de deidades remotas y paganas que intentan manipular nuestro mundo y someter nuestro destino. Pero lo más terrorífico del film es que es una historia llena de costumbrismo que trata sobre una familia aparentemente normal, que descubre que existe una amenaza latente y poderosa que les pone en peligro.

Sinceramente, creo que estamos ante un director que va a dar mucho que hablar y en el que he visto mucho de Hitchcock, pero utilizando su propio estilo. Aster ya sorprendía al espectador con sus cortos,  pero su ópera prima esta cuidada al detalle, donde cada plano ha sido trabajado meticulosamente, algo que personalmente a mí me encanta, porque enseñándote muy poco, consigue que tu imaginación te destruya. 

Estoy deseando visualizar el making off del film, ya que el trabajo realizado con la recreación de la casa es sublime, llena de rieles, grúas, habitaciones desmontables, creando casi una casa de muñecas a escala real. 

Me gustaría advertir a quien se aventure a verla que tenga paciencia y lo haga con la mentalidad abierta, ya que estamos ante algo diferente y novedoso, por lo que puede que en un primer visionado no conectemos del todo con el film.

Lo mejor: la ambientación, la técnica, el desarrollo de los personajes, el argumento y la originalidad del film.

Lo peor: la publicidad que se le está dando, ya que puede hacer que la gente no la llegue a disfrutar, véase el caso de The Witch. 


Tamara López

16 comentarios:

  1. He leído varias criticas muy positivas y entusiastas, como la tuya, y creo que podría gustarme mucho.

    ResponderEliminar
  2. No la conocia pero sin dudas me gustaria verla.

    ResponderEliminar
  3. Hola! No la conocía pero no es mi género así que la dejo pasar. Gracias por la crítica.

    Un saludo!

    ResponderEliminar
  4. Hola, sintiéndolo mucho no me apetece nada ver esta película, no soy del cine de terror, pero de vez en cuando veo algún que otro film, pero este no creo que la vea porque ya de entrada me supera.
    Besos desde Promesas de Amor, nos leemos.

    ResponderEliminar
  5. ¡Hola! Esta creo que no es para mí así que supongo que la dejaré pasar. Un besote :)

    ResponderEliminar
  6. HOla preciosa!
    No me importaría verla.

    −Fantasy Violet−
    Besotes! ♥ 

    ResponderEliminar
  7. Estoy deseando verla, la verdad
    Besos

    ResponderEliminar
  8. Me encantan las películas de terror así que Hereditary se encuentra entre mis pendientes. Tendré en cuenta lo que comentas sobre la publicidad y la mente abierta, creo que la voy a disfrutar bastante.
    Besos!!

    ResponderEliminar
  9. Hoy mismo voy a verla, a ver qué tal ;)

    ResponderEliminar
  10. Hola.
    A mí también me encanta el cine de terror, me quedo con que ésta es más bizarra y sin sustos, así voy para poder disfrutarla más.
    Muchos besos.

    ResponderEliminar
  11. No me importaría verla. Aunque iré con reservas.

    ResponderEliminar
  12. Esta peli está por todos lados, no creo que sea para mí pero tengo curiosidad por descubrir eso que la hace diferente.

    Besos =)

    ResponderEliminar
  13. Hola! no es un género que me guste demasiado y esta parece una película que podría darme más de un susto así que no creo que la vea. Besos!

    ResponderEliminar

Susúrranos entre sombras lo que te ha parecido la entrada...