En serie: iZombie (T.3)



Sinopsis:

Gira en torno a una estudiante de medicina que se convierte en zombi y coge un trabajo de médico forense para tener acceso a los cerebros que debe comer para mantener su humanidad. Pero con cada cerebro que consume, hereda recuerdos del cadáver. De ahí que, con la ayuda de su jefe médico forense y un detective de policía, empiece a resolver casos de homicidio con el fin de callar las voces inquietantes de su cabeza.

Opinión personal:

La temporada arranca cuando Liv descubre que, no solo hay más zombies de los que ella pensaba en Seattle, sino que, además, han creado un pequeño ejército para estar preparados cuando los humanos los descubran. Las relaciones están algo moviditas, Liv tiene nuevo novio, Major se une al ejército ocultando que vuelve a ser humano, y Peyton y Blaine (supuestamente amnésico) se acercan cada vez más. Mientras, Ravi sigue luchando por encontrar la cura. 

Si Peyton no me gustaba, cada vez lo hace menos. Me parece una egoísta que solo piensa en sí misma, mientras juega con Ravi y con Blaine (aunque este tampoco sea un santo), y mientras pasa de Liv, su mejor amiga. De verdad, a ver si se la cargan de una puñetera vez. Blaine es, sin duda, el bipolar de iZombie, pero aun así es un personaje que de mucho juego, por lo que sus capítulos desmemoriado no me han logrado de gustar. Este chico mola mucho más cuando hace maldades.  A mucha gente no le gusta Major porque es muy sensible, pero a mí me encanta, y  me terminó de ganar en esta temporada por todo lo que hace por Nathalie. Si es que este chico es un amor 💟. Por otro lado, la pareja profesional formada por Liv y Clive me sigue fascinando, sobre todo porque él ya lo sabe todo y es un apoyo fundamental para nuestra albina favorita.


Aunque creo que los personajes han caído un poco esta temporada, la trama avanza tras la anterior, que fue un poco como de transición. Ya era hora de que los zombies saliesen a la luz pública, porque era extraño que siguieran manteniéndose ocultos. La guerra que se avecina entre humanos y zombies se veía venir, pues si algo falta en el mundo es tolerancia. Las personas prefieren disparar primero y preguntar después. Por eso me gusta tanto Ravi, que sigue siendo mi personaje favorito. El chico es altruista y tiene un corazón enorme, como se demuestra en el capítulo final, poniéndome los pelos de punta mientras se me escapaban las lágrimas. No me extraña que él y Major se hayan hecho tan amigos.

Por otro lado, me gusta que los casos policíacos que van resolviendo Clive y Liv ya no sean siempre irrelevantes para la trama, sino que muchos están relacionados con el virus zombie y el tráfico de cerebros.



El último capítulo es genial, pues vemos que la cuarta temporada va a ser de órdago. Nos dejan caer que habrá un campo de concentración para zombies...

Lo mejor: Ravi y Major. Liv y Clive. 

Lo peor: Peyton, sin duda. Algunos capítulos de relleno.


Tamara López

4 comentarios:

  1. No me animo con ella. Ya tengo el cupo de series.

    ResponderEliminar
  2. ¡Hola! ^^
    Yo empecé a ver esta serie el verano pasado, pero la dejé porque la trama procedimental de resolver un caso por capitulo no me convenció, y no me terminaba de enganchar del todo. No sé cómo serán el resto de capítulos, pero de momento no creo que le dé otra oportunidad. Quizás más adelante.
    Besos!

    ResponderEliminar
  3. Me encanta!!!! La sigo desde el principio 👏👏👏👏

    ResponderEliminar
  4. ¡Hola!

    No he leído toda la reseña porque vas por la temporada 3 y la tengo pendiente desde hace tiempo lo que aún no ha sido el momento por tantas series que tengo por ver. Aún así me haría ilusión verla este año, así que me iré organizando porque me has devuelto las ganas ^^

    ¡Un besito!

    ResponderEliminar

Susúrranos entre sombras lo que te ha parecido la entrada...