Entrevista a la editorial Applehead Team: `Lo mejor es lo que está por llegar´



¡Hola! Lo primero, daros la bienvenida a Chica Sombra. Contadme un poquito cómo es el día a día en la vida de un editor…

Frank: Dependiendo del punto en el que estemos. Cuando llega un proyecto nuevo, nos dedicamos a desarrollarlo, buscamos los posibles ilustradores, corregimos… Como te digo, es bastante complejo, depende del día.

Pedro: Tenemos mucho trabajo que hacer, así que tenemos que economizar el tiempo todo lo que podamos, y para ello es vital tener una buena organización. Unos días estás respondiendo correos, otros maquetando, otros corrigiendo, otros leyendo manuscritos, etc. Pero, como dice Frank, depende del momento en el que nos encontremos dentro del proceso de cada libro. También vamos contando con más amigos que se van sumando a la familia Applehead, como Álvaro Pita, que se encarga de la corrección de algunos libros. Y estamos empezando a trabajar también con otros maquetadores, porque no damos abasto.

¿Qué os resulta más difícil como editores: la creación de la editorial, o luego ya mantenerla?

Frank: El comienzo, porque aprendes dándote contra la pared. Aunque mantenerse también es complicado, para sostener la línea que has creado, mantener el ritmo, publicar novedades que funcionen bien. Son complicaciones diferentes, pero ambas lo son. Nunca puedes confiarte, aunque estés arriba y todo te vaya bien, porque puedes caer muy rápido.

Pedro: Si echamos la vista atrás, parece mentira que tengamos ya a nuestras espaldas casi treinta libros publicados. Para otras editoriales puede que sea una cifra muy baja, pero para nosotros, teniendo en cuenta lo poco que sabíamos sobre el mundo editorial cuando empezamos, seguir aguantando cinco años después supone todo un logro. Aunque lo mejor es que lo que está por llegar pinta tan bien o incluso mejor que lo que hemos hecho hasta ahora.

¿Cómo es todo el proceso editorial desde la recepción del manuscrito hasta su publicación?

Frank: Se lee el manuscrito, se mira si hay otros libros similares, si encaja dentro de nuestro catálogo… y ya, si se firma el contrato porque nos interesa, se hace la corrección, la maquetación, el diseño, la portada y adelante.

Pedro: También depende un poco de cada libro. Hay casos en los que encargamos a autores concretos un libro, o bien organizamos un volumen colectivo. En esos casos suele ser más fácil porque cuando hacemos eso solemos conocer a los autores y eso hace que ya lleves parte del trabajo hecho, puesto que hay una confianza previa tanto a nivel personal como profesional. Cuando recibimos manuscritos de autores que no conocemos todavía, intentamos ser bastante selectos, ya que nos gusta que todos nuestros libros tengan algo especial y nos representen de un modo u otro, que no sea simplemente publicar por publicar y ampliar catálogo. Así que hay libros con los que todo surge de manera muy rápida, porque ya vienen muy pulidos y porque los han escrito autores que ya son de confianza, y otros que requieren una dosis mayor de trabajo, de investigación, corrección…  Pero, en general, todo el proceso suele ser bastante fluido, independientemente de que se postergue más o menos en el tiempo.

¿Cuál es la próxima meta que os gustaría cumplir como editores?

Frank: Publicar mínimo uno o dos libros mensuales y tener más distribución. Eso es otra meta, que te conozcan, que te pidan libros.

Pedro: Una de las cosas más importantes a las que podemos aspirar es que alguien vea un libro y, por su temática y por el diseño de su portada, pueda pensar a simple vista que es un libro nuestro. Que alguien diga «esto tiene el estilo Applehead» es algo muy bonito que ya nos ha pasado en varias ocasiones, pero nos gustaría potenciar todavía más nuestra identidad como una editorial a contracorriente y con una manera muy determinada de hacer las cosas.

Ahora voy a barrer un poquito para casa… Acabáis de publicar Casa de sombras, de Tony Jiménez, y quiero saber qué fue lo que más os gustó del libro.

Frank: Encajaba perfectamente con la idea que teníamos de bolsilibro y, además, tiene la esencia de Tony y siempre nos ha gustado su trabajo. Tenía todo lo que buscábamos, el sello particular del autor.

Pedro: Y, al mismo tiempo, aun manteniendo el sello de Tony, es algo que resultaba fresco dentro de su trayectoria, y que además puede abrir vías interesantes a seguir en el futuro, quién sabe si en forma de secuelas…



¿Qué es lo más divertido y lo más aburrido de llevar una editorial?

Frank: Si te gusta, lo más divertido es sacar cosas, aprender de ellas, tanto como editor como lector. ¿Lo más aburrido? Aburrido no hay nada, porque aunque lleva mucho trabajo, si te gusta no te aburres.

Pedro: Bueno, aburrido, lo que se dice aburrido… sí puede ser el tema burocrático que requiere registrar los libros. Pero como es algo que se produce al final del proceso de edición, en realidad es un alivio cuando ya lo tienes todo maquetado y puedes colocar el ISBN, código de barras, etc., porque significa que ya tenemos otro libro hecho y podemos pasar al siguiente. Es un momento importante, porque nos gustan tanto los libros que publicamos que siempre estamos deseando ponernos a trabajar en el que viene a continuación. 

¿Es muy complicado combinar la vida laboral y familiar con la editorial?

Frank: Es complicado, pero como con todo. Tienes que dedicarte a las cosas, te tiene que gustar.  Si lo hace, aunque no tengas tiempo, aunque tengas familia… lo harás bien. Si no hay ganas ni motivación, no hay nada.

Pedro: Suscribo las palabras de Frank. Lo más importante es saber hacer que cada minuto cuente. Y en ese sentido nos hemos vuelto mucho más productivos con el paso de los años, porque ya tenemos una rutina y unos conocimientos basados en la experiencia que nos ayudan a hacer mucho más en menos tiempo, que es algo que no nos ocurría al principio, como es lógico. 

Si os diesen la oportunidad de reeditar un clásico, ¿cuál sería?

Frank: No sé yo si tiramos mucho para los clásicos (Risas).  Nos gusta tener nuestros propios libros.

Pedro: Si hablamos de clásicos de la literatura, hay otras editoriales como Valdemar mucho más veteranas y con más medios para sacar reediciones de lujo, aunque no descartamos la posibilidad de rescatar algo en el futuro. Lo que pasa es que tendría que ser algo más cercano a nuestro rollo, no grandes clásicos reconocidos a nivel mundial, sino una literatura más cercana al mundo del pulp, del bolsilibro, que es una literatura que también conviene rescatar y que también están recuperando otras editoriales afines. De hecho, puede ser que haya algún proyecto en la recámara que tire por ahí, pero todavía no podemos confirmar nada al respecto… Y si hablamos de ensayos, hay libros de las editoriales Midons y Glenat de los 90 que para muchos de nosotros son obras de referencia. Quizá alguno se podría recuperar, actualizar y ampliar.

¿Qué próximas publicaciones tenéis en el horno?

Frank: Tenemos una novela, La forja negra, muy retro, muy diferente a lo que ya hemos publicado. También una colección sobre libros de cine de terror, Noche de lobos. Sus tres primeros títulos serán  sobre Pesadilla en Elm Street, Demons y La noche de Halloween. Por último, la colección Zapping seguirá con un libro sobre la mítica serie española “Manos a la obra”.

Pedro: También continuaremos la Colección Temblores con otro libro de terror que podría ser el más atrevido que hemos publicado desde “Violeta en el jardín de fuego”. Seguirán también las colecciones Cineclub y La Generación del Videoclub. Y puede que algún día termine los otros dos libros que estoy escribiendo, aparte del de Demons (Risas). Aún así, nos guardamos cosas que desvelaremos en el momento oportuno. 

¿Qué pregunta que no os haya hecho os hubiese gustado responder?

Frank: Si estoy contento…

Esa viene después, te lo iba a preguntar al final…

(Risas)

Frank: Pues te la respondo ahora. La felicidad yo creo que son momentos, pero se basa en tener metas a corto plazo e ir intentando alcanzarlas.

Pedro: Estoy muy de acuerdo con eso. La vida está hecha de una serie de retos que hay que ir superando, y hay pocas cosas que te puedan hacer más feliz que un reto conseguido, el beso de la persona a la que quieres, la sonrisa de tu hija, el ronroneo de tus gatos o abrir una caja con libros nuevos.

¿Os animaríais a escribir un libro?

Frank: No, yo escribir no (Risas). Mi compañero Pedro, que escribe muy bien, sí que se atreve.

Pedro: De hecho, si no escribo más es porque también tengo que editar (Risas). Por mi parte, siempre he escrito, desde pequeño. Recuerdo que, en el colegio, había una profesora que me preguntaba de dónde copiaba los cuentos que escribía. ¡Pero yo no copiaba nada! Aunque sí es verdad que me inspiraba en todo el cine que veía, obviamente. Luego seguí escribiendo relatos y guiones, aunque de un tiempo a esta parte escribo casi exclusivamente sobre cine, tanto para proyectos personales como para medios como Imágenes de Actualidad o El Antepenúltimo Mohicano.

¿De qué ensayos haríais una secuela?

Frank: Bueno, no es un ensayo, pero…  a mí me gustan los libros largos, y el más extenso ha sido Tormenta sangrienta, de Tony Jiménez.  Una segunda parte de esta novela sería genial.

Pedro: Si hablamos de ensayos, tenemos pendiente cerrar la trilogía sobre la Cannon. Aunque parezca mentira, todavía quedan cosas por decir, solo que esta vez contaremos además con las voces de los que vivieron (e hicieron) ese cine en primera persona, además de nuevos colaboradores y otros que repiten de los dos primeros volúmenes.

¿Cómo veis el panorama  editorial en España?

Frank: Lo veo bien, porque si no, no seguiría haciéndolo. Creo que los mercados cambian y las formas de hacer las cosas también, pero no desaparecen. Es como el videoclub, que ahora es Netflix (Risas). No es que no se alquilen películas, es que se ven de otra forma. Con los libros pasa lo mismo y, aunque está el formato digital, yo creo en el papel. Hay muchas editoriales pequeñas que están apostando fuerte.

Pedro: Es un fenómeno muy interesante el de las editoriales independientes, ya que gracias a ello estamos publicando libros que de otro modo no verían jamás la luz, porque editoriales más grandes no se atreverían con ellos. Así que hay un panorama muy estimulante del que nos gusta formar parte.

¡Muchas gracias, chicos!



Tamara López

1 comentario:

  1. Hola, una entrevista muy interesante, muchas gracias por compartirla con todos nosotros.
    Besos desde Promesas de Amor, nos leemos.

    ResponderEliminar

Susúrranos entre sombras lo que te ha parecido la entrada...