La hija del fotógrafo, o cómo los amores perduran en el tiempo


Titulo: La hija del fotógrafo
Autor: Víctor Navajo
Editorial: CALIGRAMA
Número de páginas: 492
Fecha de publicación: 2017






Sinopsis:

Sebastián, nacido en 1941, es un adolescente reflexivo y observador que descubre, con solo diez años, el poder de las palabras. Desde entonces, se esfuerza en aprender a usarlas adecuadamente con un solo objetivo: compensar su escasa valentía y fuerza física. Para ello, las colecciona en carpetas etiquetadas por sabores, sentimientos, colores, etcétera, logrando conseguir el respeto de sus compañeros del instituto. «No tendré músculos pero tengo palabras», reflexiona tras su éxito. Amelia es la hija de un fotógrafo combatiente de la División Azul, hecho prisionero por los rusos en 1942, pocos meses después de que ella naciera en Berlín. Repatriado a España tras once años de cautiverio, recupera a su hija y ambos se establecen en Jarana, el pueblo de Sebastián. El joven se enamora de la muchacha y en su diario va describiendo las inquietudes y zozobras que ese sentimiento provoca en él, así como las entrañables relaciones con sus dos amigos, la vida del pueblo y los conflictos físicos y religiosos que le causa su incipiente sexualidad. Dos años más tarde Amelia se traslada a Madrid. Sebastián no soporta la separación e intenta localizarla, emprendiendo una serie de aventuras que somete a prueba su tenacidad e ingenio. En la segunda parte, dos acontecimientos inesperados ponen al descubierto una intriga sorprendente. 

Opinión personal de María Pizarro:

En esta novela podemos encontrar las vivencias de un joven apasionado por el mundo de las letras, al que le regalan un pequeño diario donde decide contar las cosas importantes que le suceden en su día a día. 

En la primera etapa, conoceremos al protagonista, su entorno, y su primer amor. Esta creo que es mi parte preferida del libro, ya que el escritor Víctor Navajo, nos hace preguntarnos si esas páginas realmente están escritas por el puño y letra de un niño, ya que consigue enganchar al lector al plasmar a la perfección los miedos, aventuras y desventuras de Sebastián, con el que empatizamos y reímos con sus ocurrencias desde el minuto uno. 

La  segunda etapa, la de su madurez, ya no la contará a través de su diario, por lo que permite al lector ver dos estilos distintos a la hora de narrar una misma historia.
La trama gira impulsada por la amistad y el amor que siente el protagonista por la chica de la que se enamoró cuando el era bien pequeño, y esto le llevará a mover cielo y tierra por estar a su lado. 
La ambientación transcurre en un pueblo de la España franquista, en una época marcada por la posguerra, donde la religión, política y los chismorreos típicos de pueblo estaban muy presentes, impidiendo así vivir la libertad que ese primer amor merecía.

Llama la atención cómo el escritor cuenta pequeñas historias dentro de otras. Consigue dotar a los distintos personajes que en el libro aparecen, de una solidez tal como si de personas reales se tratasen.

La hija del fotógrafo es una historia lenta que está escrita para ser leída sin prisas, de primeros amores que perduran en el tiempo, a pesar de las adversidades. Cuenta con una exquisita narración donde, bajo mi parecer, el peso fuerte recae en la construcción de cada uno de los personajes que aparecen. 
Si tuviera que resumir en una palabra esta obra, sin duda sería entrañable.


Tamara López

16 comentarios:

  1. Hola!
    Pues tiene buena pinta, me lo apunto.
    Besitos :)

    ResponderEliminar
  2. Es de esos libros que no me importaría leer si no tuviera tantos pendientes.
    Un beso ,)

    ResponderEliminar
  3. De momento me anoto el título para más adelante, a ver si lograse hacer hueco en mi lista de pendientes. Besos

    ResponderEliminar
  4. Hola.
    Me ha encantado lo que comentas, no lo conocía pero lo tendré en cuenta.
    Muchos besos.

    ResponderEliminar
  5. ¡Hola!

    Pues no es la primera reseña que veo y la verdad es que tiene muy buena pinta, además esos amores que perduran en el tiempo a mí es que me encantan.

    ¡besos!

    ResponderEliminar
  6. Publique una entrada informando sobre el libro pero ahora que tengo poco tiempo no quiero saturarme de lecturas aunque sin duda pinta genial y parece muy interesante por lo que leo en tu reseña.

    Besos =)

    ResponderEliminar
  7. Hola
    No lo conocía, gracias por tu reseña.
    Besos.

    ResponderEliminar
  8. Ahora mismo no me apetece una novela lenta y las reseñas coinciden en eso
    Besos

    ResponderEliminar
  9. Con este calor estoy leyendo otro tipo de libros ahora mismo, pero para más adelante sí que la veo interesante ;)

    Besitos

    ResponderEliminar
  10. Esta sí me apetece, fíjate, es una de las que tengo pendientes y quiero ponerlas de las primeras, le tengo ganas.

    Besitos 💋💋💋

    ResponderEliminar
  11. Me parece una historia bonita, delicada, intimista y con pequeño toque de metaliteratura... Me gusta!! ;)

    ResponderEliminar
  12. Hola! Coincidimos bastante con la opinión, a mi me pareció lenta en algunos momentos pero con una historia y unos personajes bien elaborados.

    Un saludo!

    ResponderEliminar
  13. Al final me vais a hacer anotarla. La verdad es que también creo que la disfrutaría.
    Besos

    ResponderEliminar
  14. La tengo pendiente de lectura así que me quedo con tus conclusiones finales. Besos

    ResponderEliminar

Susúrranos entre sombras lo que te ha parecido la entrada...