Pizzería Vesubio, o cómo sentirte italiano


Autor: Walter Riso.
Título: Pizzería Vesubio.
Editorial: Espasa.
Páginas: 328







Sinopsis:

Receta para una novela inolvidable.

Tómese una masa familiar, trabajada a mano y añádanse los siguientes  ingredientes en abundancia, sin escatimar: amor, humor, secretos, traiciones, disparates, pequeños dramas y grandes alegrías… Debe cocerse a fuego vivo, riendo, cantando y dando voces. Imprescindible el acento napolitano.

Querido comensal… es decir, querido lector: aquí te sirvo los avatares de una humilde familia napolitana trasplantada a América a comienzos de los años cincuenta. 

Un plato…, o sea, una historia sencilla pero irresistible contada en primera persona por Andrea, el hijo de la familia, quien tendrá la difícil tarea de conciliar los mundos en los que le tocará vivir: Buenos Aires, Nápoles, Barcelona… 

Tras infinitas peripecias, idilios, aciertos y errores, Andrea descubrirá que su auténtica patria sigue estando en la modesta Pizzería Vesubio en el corazón del barrio de su infancia.


Opinión personal:

No sé por qué, pero le tenía unas ganas tremendas a este libro, y ni siquiera me había leído la sinopsis ni sabía de qué iba. La mezcla de esa portada fabulosa, lo especial del título y la ambientación en la pizzería me atraía irremediablemente. Así, lo he leído totalmente a ciegas.

La trama empieza en Nápoles, pero Andrea, siendo apenas un bebé, emigra junto a su madre a Buenos Aires, donde su padre los está esperando para darles un mejor futuro. Sus tíos también acabarán allí, donde la Pizzería Vesubio será prácticamente el negocio familiar. Un lugar donde añorarán un poco menos su tierra, llevando sus sabores y sus costumbres hasta la Argentina. Andrea crecerá entre harina, queso, aceitunas... y con una familia algo complicada, viéndose también en medio de una situación política algo movida. Tendrá que emigrar a Barcelona, donde formará su propia familia, pero las raíces siempre acaban tirando y Andrea tendrá siempre la espinita de su patria. 

"Yo necesitaba a Dios, pero allí, junto a la tumba de mi madre, creía en él menos que nunca".

Lo primero que tengo que reconocer es el hambre que he pasado durante toda la lectura. Madre del amor hermoso, entre vinitos, pizzas, pasta, empanadas... Las recetas, encima, están descritas con tanto amor que, incluso, a veces las podía oler. Recomiendo encarecidamente leer este libro tomando una copa de vino y con un plato de un buen queso, porque si no estarás todo el rato con ganas de comerte hasta las solapas.

Los personajes me han parecido reales, pues es una familia que nunca sabes por dónde te va a salir, con sus manías, sus peleas, sus desavenencias... En fin, una familia como todas: imperfecta. Es cierto que a veces he odiado a alguno de sus miembros, como al padre de Andrea por el maltrato hacia él siendo solo un niño, o a su tío Giovanni, por su forma de "educar" a sus perros a palos. Me ha tocado justo en los dos puntos donde más me duele: el maltrato infantil y el animal. En algunas escenas lo he pasado francamente mal, a pesar de que no están detalladas, mi imaginación no puede evitar volar y ver claramente lo que están nombrando sin detalles.

Me ha gustado también cómo se plantea en la novela el tema de la emigración, pues está bien que todos sepamos que nunca sabemos en qué país vamos a acabar, si nos van a echar del nuestro, si la falta de comida nos hará coger las maletas y a nuestros niños, igual que ya hicieron antaño nuestros abuelos. Está bien que sepamos que los humanos no somos ilegales en ninguna maldita parte.

Tenía las expectativas muy altas y, aunque me ha gustado, no ha terminado de cumplirlas. Es una de esas historias para leer despacio, saboreando cada capítulo, cada suceso. Una historia que se va quedando en el lector a fuego lento, exactamente igual que sus recetas. Eso sí, para mí no pasa de lectura entretenida. 

Lo mejor: las recetas. La enseñanza sobre los emigrantes.

Lo peor: no ha cumplido mis altas expectativas.


Tamara López

5 comentarios:

  1. Hola!
    No lo conocía, pero tampoco me llama demasiado.
    Besitos :)

    ResponderEliminar
  2. Hola! No conocía este libro pero sin duda no es para mi así que lo dejo pasar. Gracias por la reseña.

    Un saludo!

    ResponderEliminar
  3. ¡Hola!

    No tenía ni idea de este libro aunque no me llama nada la atención, aunque sea entretenido pero no creo que lo lea.
    Muchas gracias por la reseña <3

    ¡Un besito!

    ResponderEliminar
  4. No me termina de llamar. Y viendo que no ha cumplido tus expectativas...
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  5. Ahora os salen en las entradas la etiqueta a la que corresponde..... ¡mola!
    La verdad que el argumento no está mal, pero si uno se queda con esa sensación de frío, al final se siente un poco como si le hubiesen tomado el pelo.
    Besos.

    ResponderEliminar

Susúrranos entre sombras lo que te ha parecido la entrada...