Teatro: Don Gil de las calzas verdes


REPARTO:

Sara Moraleda/ Doña Juana
Natalia Erice Quintana / Doña Clara
Dani Llull / Jorge Muñoz Caramanchel / Don Diego
María Besant / Ana Vayón Doña Inés
Jonás Alonso Don Juan / Don Pedro / Celio
Carlos Jiménez-Alfaro Don Martín















Sinopsis:

Doña Juana se ha trasladado de Valladolid a Madrid disfrazada de hombre para buscar a don Martín, quien, después de darle palabra de matrimonio, se fue a Madrid con el falso nombre de don Gil de Albornoz, para casarse con doña Inés. Doña Juana, para recuperar a su prometido, toma el nombre de don Gil (que siempre va vestido con calzas verdes) e intenta enamorar a doña Inés, prometida de don Gil de Albornoz (en realidad, don Martín). La comedia se complica, pues doña Juana tiene que hacer el papel de hombre, como don Gil, y de mujer, como doña Elvira, otra falsa identidad que se crea ella misma para poder congeniar con doña Inés, esta vez de mujer a mujer. Doña Inés va a enamorarse de don Gil… pero el enredo no acaba aquí.


Opinión personal de El señor Darth:

El festival del Corral Cervantes nos trae un clásico entre clásicos de la dramaturgia española, Don Gil de las calzas verdes, que seguramente es una de las obras más emblemáticas del dramaturgo Don Tirso de Molina. 

Presenciar esta representación es encontrarse con una comedia de enredos tan española como maravillosa.  Fray Gabriel Tellez o más conocido bajo el seudónimo de Tirso de Molina, sobrenombre que utilizaba para firmar sus obras, quiso crear en este trabajo, la mayor conjunción de líos, enredos y diálogos ágiles de entre todas las comedias que se realizaban dentro de este género, con el resultado de crear esta gran y alocado espectáculo, capaz de sacarle una sonrisa hasta al más serio y desdichado. 

La Compañía Ensamble Bufo se encarga de realizar esta adaptación, donde introduce,  principalmente, un elemento indispensable para rescatar al teatro y conectar con el público, que es la utilización de la cultura popular, totalmente indispensable para que el arte trascienda a algo más que una simple representación para unos pocos ¨ilustrados¨.
Este recurso consigue que, aunque la obra esté ubicada a comienzos del siglo XVII, todas la intercalación de frases o expresiones actuales que se utilizan y que se mezclan con el lenguaje utilizado en el siglo de oro, consiguen que el espectador no pierda en ningún momento el hilo de la historia.



Me gustaría destacar en esta obra la importancia que tuvo en su momento el dar el papel de protagonista a un personaje femenino, algo bastante novedoso y original para esta época. Además, debemos también señalar que este protagonista se viste de hombre, situación que, aunque fue un recurso ya utilizado anteriormente, como por ejemplo en  algunas de las comedias de Lope, esto no quita que nos topemos con escenas totalmente desternillantes. 

Don Gil de las Calzas Verdes es una obra siempre a revindicar, puesto que desde este tipo de representaciones se fue conformando una comedia española única y muy característica en la que sin ella, no nos hubiéramos acercado posteriormente ni a los sainetes, la zarzuela,  las revistas o tampoco a las obras de Miura o Poncela, y mucho menos a películas como las que nos regalaba el maestro Berlanga. 

Si esto no fueran motivos para acudir a verla, dentro de esta corrala improvisada que se ha construido en medio de la mítica cuesta de  Moyano, os informo que los actores están de diez, donde noto algo importante e indispensable para que un espectador pueda conectar con ellos durante toda la obra, que es sentir como se divierten al representarla. Prueba de ello es que esta adaptación fue nominada a los Premios Max en este mismo año.



Otro enfoque que me ha encantado de esta representación, es el constante uso de coreografías e interpretaciones de instrumentos músicales por parte del reparto, algo que funciona a la perfección y que hace que la obra se acerque mucho a un musical o a una alocada película producida en Boollywood. Respecto a este recurso, me ha llegado la idea de que se podrían realizar más adaptaciones musicales para esta obra o, en su defecto,  para algún que otro clásico del siglo de oro.

Si os gusta el humor, los enredos, los engaños amorosos, la picaresca y el casticismo, os aseguro que este título es para vosotros, así que no os lo penséis más y acudir ya al teatro. 



Tamara López

1 comentario:

  1. Hola! La verdad es que parece divertida. Gracias por la crítica.

    Un saludo!

    ResponderEliminar

Susúrranos entre sombras lo que te ha parecido la entrada...