Una de cine: Alpha (2018)


Año: 2018
País: Estados Unidos
Director. Albert Hughes
Reparto: Kodi Smit-McPhee, Jóhannes Haukur Jóhannesson, Leonor Varela, Natassia Malthe, Mercedes de la Zerda, Marcin Kowalczyk, ...
Género: Aventuras | Prehistoria. Supervivencia. Perros/Lobos
















Sinopsis:

Una aventura épica y una historia de supervivencia ambientada en la Europa de hace 20.000 años, durante la última glaciación. En mitad de su primera cacería con el grupo de élite de su tribu, un joven es herido y dado por muerto. Al despertar se encontrará débil y solo, y deberá aprender a sobrevivir y abrirse camino ante la dura y cruel naturaleza. Acompañado a regañadientes de un lobo abandonado por su manada, los dos aprenderán a confiar el uno en el otro, convertirse en aliados y superar los innumerables peligros para intentar encontrar el camino a casa antes de que llegue el letal invierno. 


Opinión personal de El señor Darth:

Alpha ha sido de las sorpresas positivas dentro de los estrenos acaecidos durante este tiempo estival.
Uno de los principales motivos es porque esperaba muy poco de ella, donde por suerte y en ocasiones, se nos presentan títulos como estos en los que al tener muy poca información al respecto, el elemento sorpresa juega favorablemente durante su visionado. 

La prehistoria es compleja y casi inabarcable, donde un simple descubrimiento puede ocasionar que un periodo o contexto se modifique por completo. 
El Mesolítico es un periodo histórico enorme, que abarca la transición entre el Paleolítico y el Neolítico, donde nos encontramos con las últimas sociedades de cazadores y recolectores. En esta Era, el continente Europeo se enfrentaba antes los últimos coletazos de su glaciación más reciente. Los humanos se enfrentaban en esta región ante un clima y unas condiciones extremas, donde nosotros todavía no éramos  la especie dominante en la Tierra, por lo que teníamos que sobrevivir y desafiar los elementos con nuestra inteligencia, destreza y nuestras pequeñas sociedades o clanes, ante todo tipo de enemigos o vicisitudes.

Tenemos motivos y vestigios para pensar que, durante este periodo y en plena Europa Occidental, aparecieron las primeras domesticaciones de perros, seguramente descendientes de la especie del lobo gris. 

La forja de esta ancestral alianza  supuso un enorme paso evolutivo para las dos especies que, por suerte, todavía se mantiene, aunque lamentablemente existen ciertos humanos que no la respetan. 



La película que voy a  reseñar se ambienta en este contexto y trata de esa primera alianza entre un humano (un joven miembro de una de estas tribus, quien además es el hijo del jefe del clan y que está protagonizado por Kodi Smit-McPhee, un actor al que guardo mucho cariño por su buena interpretación en la versión norteamericana de Déjame entrar y por su trabajo en Slow West) y un lobo gris, cuando los dos se quedan solos en medio de una tierra inhóspita y hostil.

El film se toma muchas licencias históricas y los efectos especiales dejan algo que desear, pero la historia y el trasfondo son maravillosos, por lo que si omites los dos aspectos anteriores, puedes disfrutar mucho con ella, y os aseguro que os enternecerá notablemente el corazón. 

Personalmente, soy muy fan del escritor Jack London, tanto por su vertiente más cercana a la ciencia ficción, donde por ejemplo citaría obras como El vagabundo de las estrellas o El talón de hierro, como por sus trabajos más centrados en la aventura y su vínculo con la naturaleza. 

La película bebe mucho de Colmillo Blanco o de La llamada de lo salvaje, algo que apruebo efusivamente, ya que para mí los valores que nos quiso inculcar este buen socialista utópico y  escritor, son algo por lo que siempre le estaré agradecido. 

La empatía entre el protagonista y el animal está muy bien llevada, algo difícil de realizar siempre en estos casos. También me gustaría afirmar que el aspecto técnico tiene momentos de una bella factura, destacando  principalmente  los planos y ejercicios de travelling con la cámara, donde nos muestran paisajes hermosos y evocadores que me han recordado a los que aparecían en el El señor de las Bestias cuando disfrutábamos de las visiones a través del águila amiga de su protagonista, Dar, interpretado por Marc Singer. 




Quizás le ha faltado un poco más de rodaje en exteriores y la inversión en otro tipo de efectos especiales, puesto que los animales digitalizados cantan un poco y no engañan al ojo del espectador.

Sinceramente, creo que es un buen trabajo de su director, Albert Hughes, quien ha tenido una carrera un tanto irregular, donde comenzó muy bien cuando trabajaba junto a su hermano realizando obras como Infierno en los Ángeles o Dinero para quemar, pero que posteriormente  no ha conseguido  realizar esa película definitiva que le encumbre. De esta última etapa me quedo con Desde el infierno, aunque el cómic de Alan Moore pienso que es mucho mejor. Con este gran film, estoy seguro que al igual que me ha ocurrido a mí, va a sorprender a muchas más gente.

Lo mejor: el desarrollo de la historia y su argumento que, aunque es simple, es muy poderoso y efectivo.

Lo peor: los efectos especiales y la ambientación, donde los trajes y los animales me han cantado bastante. 

Para finalizar, os dejo con un fragmento de la maravillosa novela de Jack London, La llamada de la selva:

Prevalecía en él la pura irrupción de la vida, la marea de existir, el perfecto goce de cada músculo, de cada articulación y de cada uno de sus tendones, por el hecho de que todo esto era la otra cara de la muerte, delirio y desenfreno expresado en el movimiento, en la carrera exultante bajo las estrellas... 

Tamara López

3 comentarios:

  1. ¡Hola!

    Uy, pues me han entrado ganas de verla, todo ese tema de la primera vez que se domesticó un lobo y el vínculo que se forma entre el humano y el animal me llama muchísimo, y si dices que bebe mucho de Colmillo blanco, ya lo que me faltaba.

    ¡besos!

    ResponderEliminar
  2. Hola! No conocía la película pero no creo que me anime con ella sobre todo viendo que tampoco es nada del otro mundo.

    Un saludo!

    ResponderEliminar
  3. Hola ^^

    Me gustó bastante jeje pero la ropa me chirriaba mucho la verdad jeje

    ResponderEliminar

Susúrranos entre sombras lo que te ha parecido la entrada...