Exposición `Mad About Hollywood´ en Madrid



La década de los 50 y 60 supuso para Madrid la irrupción e invasión de la industria cinematográfica norteamericana. La capital de España era barata e interesante para los productores de Hollywood, viendo en ella un lugar magnífico en el que rodar sus grandes superproducciones, recibiendo el testigo principalmente de la ciudad eterna, Roma, que había sido anteriormente una de las principales localizaciones de la industria del cine, confirmando al mundo que ahora la Dolce Vita pasaba de moda para ser la España cañí un nuevo punto de referencia

Madrid, al igual que el resto de España, poseía esa influencia tan esperpéntica como nuestra, puesto que a pesar de que por esas fechas, y lamentablemente, los ciudadanos vivían bajo el yugo de la dictadura franquista, nuestros país seguía poseyendo ese atractivo nuestro tan peculiar. 

Nuestra ciudad por esas fechas seguía haciendo gala de su arte, su glamour o su maravilloso y hedonista estilo de vida, en contraposición de las vicisitudes y carencias que a su vez procesaba gran parte de la población, siendo esta situación un fiel reflejo de las luces y las sombras que ha representado nuestra historia. 

A finales de la posguerra más dura y rancia, empiezan a llegar los rodajes de grandes producciones como las de Alejandro el Grande de Robert Rossen, y Orgullo y Pasión de Stanley Krammer, dando un pistoletazo de salida a una simbiosis maravillosa que nos evoca a tiempos de elegancia y de noches de bohemia por nuestras calles. Lugares como El Chicote o La Gran Vía se convirtieron en zonas de referencia para la jet set y la prensa rosa.

El punto decisivo para la llegada masiva de directores y actores a la capital,  fue la aparición de Samuel Broston, productor y director que se afincó en la ciudad y que rodó auténticos clásicos del cine, además de fundar y construir unos estudios propios de la ciudad.

Hasta el 14 de octubre dispondremos de una exposición que recopila 150 fotografías y revistas con la finalidad de repasar y darnos a conocer esta insólita época, titulada  como Mad About Hollywood que está ubicada en la Sala El Águila, situada concretamente en la zona sur de Madrid, muy cerca de la estación de metro y cercanías de Delicias. 



La Sala El Águila es un espacio muy a reivindicar y maravilloso, puesto que tanto su estructura como contenido ofrecen un espacio cultural de primera línea, además, os recomiendo tomaros un café o una caña en las terrazas de su cafetería.  El lugar se llama así debido a que era la antigua fabrica de cervezas de esta conocida marca, que ahora comparte espacio junto a una sala de exposiciones, además de acoger el Archivo y la Biblioteca regional de la comunidad. 

La muestra está dividida en dos partes, una que recoge toda la cotidianidad y el costumbrismo del star system, centrado principalmente en la estrella de cine Ava Gadner, quien por fortuna de sus vecinos, vivió en la ciudad entre los años 1954 y 1968. Este punto tiene fotografías y testimonios maravillosos donde somos testigos de los elementos tanto cotidianos como de glamour que figuraban dentro de la vida de este personaje que se enamoró por completo de nuestro país. La otra parte abarca toda una  muestra visual sobre  la presencia de todos los actores y directores que pasaron por aquí, además de importantes muestras visuales sobre el rodaje de estas grandes producciones. 

Durante  mi visita, he alucinado con fotografías realizadas durante el rodaje de Doctor Zhivago, ubicadas en el barrio de Canillas; he presenciado fotos evocadores de Sofía Loren en una Iglesia; a Charlon Heston firmando su votación de los Oscars junto a un guardia civil; he sido testigo de la recreación de la impresionante ciudad de Pekin en la sierra Madrileña; además, he sabido que el estanque del retiro se vació para recrear El fabuloso mundo del circo que protagonizó John Wayne; 
o me he maravillado con las imágenes del rodaje de una de mis películas favoritas de siempre: Espartaco. 

Sinceramente, me parece una iniciativa realmente interesante a la que ir, que además es gratuita, y que posee un trasfondo muy ilustrativo y educativo que nos hace conocer una parte interesante de nuestra historia. 

La mezcla de elementos tan bizarros con el de figuras tan glamourosas como las de Audrey Hepburn o Cary Grant, o disfrutar de cómo eran esas veladas en el Chicote o en la residencia de los Flores, sinceramente, hacen de esta exposición que sea realmente evocadora. 



Tamara López

4 comentarios:

  1. Buenas retrospectiva ¡ya está anotado en mi ruta! 💋💋💋

    ResponderEliminar
  2. Hola, que buena exposición, lástima que me pille tan lejos.

    Besos desde Promesas de Amor, nos leemos.

    ResponderEliminar
  3. ¡Hola! Me pilla lejos pero si la tuviera más cerca es muy posible que me acercase a verla. Un besote :)

    ResponderEliminar
  4. Con lo cinéfilo que soy, me encantaría poder visitarla. Se ve bastante curiosa.

    Un abrazo ;)

    ResponderEliminar

Susúrranos entre sombras lo que te ha parecido la entrada...