Teatro: Leona




Sinopsis:

Transitando entre la comedia y el drama, el realismo y la ensoñación, María Miguel encarna en este cabaret cómico-musical varios personajes que son uno: la adolescente asturiana y soñadora, la madrileña recién llegada, la leona devorahombres a la que engaña un listo… Y la mujer sola a la que se le ha pasado el arroz que se reafirma en su lucha. 


Opinión personal de El señor Darth:

El teatro El Montacargas es uno de mis espacios favoritos para evadirme y poder disfrutar de unas maravillosas veladas teatrales, siempre elegidas con acierto y originalidad.

En esta ocasión y continuando con la celebración del XVIIIº Festival de Clown en Madrid, he asistido a el espectáculo Leona, interpretado por la simpatiquísima María Miguel, que interpreta un show  rebosante de  ingenio, transgresión y humor, en un formato que evoca a tiempos cabaretescos e infames, algo que para para mí es delicioso y sublime.

Leona juega con muchas disciplinas teatrales, en las que uno es consciente y se ve inmerso en una suerte de cabaret, monólogo y musical, magníficamente interpretado por esta artista que, además, rompe la cuarta pared e interactúa con el público de una forma realmente divertida. 

Pero no solo es humor e irreverencia lo que rezuma esta obra, sino que si analizas su actuación con detenimiento, puedes encontrarte con planteamientos y reflexiones muy desalentadores, puesto que esta historia trata sobre la desolación y frustración que sufrimos los seres humanos cuando vemos que nuestros sueños o nuestros anhelos se diluyen en el retrete paulatinamente con el paso del tiempo.

Leona trata sobre una mujer asturiana que quiere ser artista y triunfar en la gran ciudad, pero que ve cómo su vida se convierte en una suerte de desgracias y desilusiones, sobre todo en uno de los aspectos que, en mi opinión, es el motor principal de la vida: el amor. 

A lo largo de esta función nos encontraremos con varios diálogos desternillantes de la vida de esta mujer, intercalados con actuaciones musicales y muy surrealistas con un claro toque o estilo muy kitch. 

En términos generales, me ha parecido un show realmente divertido, creado para evadirnos de nuestros problemas, sueños rotos o frustraciones, y que conecta muy bien con el espectador, ya que he sido testigo de una evidente sintonía entre María Miguel y su público, algo que realmente es difícil de conseguir cuando uno se sube a un escenario.

Sin duda, esta actriz posee todas las facultades necesarias para crear un espectáculo poderoso y lleno de fuerza, mezclado con patetismo y un esperpento que a mí tanto me gusta. Solo me queda darle la enhorabuena a ella y a la organización de este teatro, del que siempre salgo  con una sonrisa radiante. 

El festival Clown de Madrid puede estar abocado, lamentablemente, casi a la clandestinidad o el destierro, puesto que esta disciplina no parece estar disfrutando de su época mas gloriosa o con más asistencia de público, principalmente la más transgresora, pero está claro que, en cuanto a arte y autenticidad, hay muy pocos espectáculos que los superen.  

Tamara López

3 comentarios:

  1. Hola! Tiene muy buena pinta. Gracias por la crítica.

    Un saludo!

    ResponderEliminar
  2. Hola, gracias por la entrada no tenía conocimiento de ella.

    Besos desde Promesas de Amor, nos leemos.

    ResponderEliminar
  3. Oye, pues no tenía ni idea de este festival, investigaré un poco
    Besos

    ResponderEliminar

Susúrranos entre sombras lo que te ha parecido la entrada...