Teen Titans: Raven, o cómo saber quién eres



Escritor: Kami García

Colección: Novelas gráficas de DC Comics

Acción, Superhéroes

EAN9788418002779

ISBN978-84-18002-77-9

Páginas176

Sinopsis:

Superventas del New York Times, Kami García y Gabriel Picolo nos presentan la historia de uno de los principales personajes de Teen Titans.

Comenzar de nuevo no es fácil. Raven recuerda todos los días cosas aleatorias como la forma de resolver ecuaciones o el mejor modo de cocer pasta, pero es incapaz de recordar su canción favorita ni quién era antes del accidente. Y cuando cosas imposibles comienzan a suceder, Raven deberá decidir si está dispuesta a enfrentarse a su pasado... y a la oscuridad que comienza a crecer en su interior. 

La autora superventas número 1 del New York Times Kami Garcia y el sensacional artista Gabriel Picolo nos presentan esta excepcional historia sobre cómo hallar fuerzas para volver a confiar en los demás... y en uno mismo.


Opinión personal de Tony Jiménez:

Todavía no nos hemos recuperado de la excelente "Harley Quinn: Cristales rotos" y ya nos viene Editorial Hidra con otro cómic (novela gráfica en este caso) destinado a convertirse en uno de los mejores títulos del año y, además, con varios puntos en común con la redefinición de las aventuras de Harleen Quinzel. En esta ocasión no nos vamos a adherir a la estructura habitual de nuestros análisis y reseñas, sino que vamos a darle una pequeña vuelta, señalando los grandes aciertos de la edición de Hidra mucho antes de llegar al final de las presentes líneas. La editorial da en el centro de la diana con esta serie de novelas gráficas para adultos centradas en famosos (y no tan famosos) personajes de DC, en especial, en sus heroínas y ¿villanas? Porque, sí, Raven tiene algo de villana, al igual que Harley Quinn, aunque no tanto, rozando generalmente el concepto de antiheroína en sus momentos más oscuros. El tono de "Teen Titans: Raven" es tan similar al de la obra de Harley Quinn que podrían pertenecer a un mismo universo (creo que todavía estamos muy verdes para poder asegurarlo), siendo un volumen tan reivindicativo, actual, feminista, moderno, potente y juvenil como aquel, aunque enfatiza su fuerza adolescente, entrando más de lleno en los terrenos del origen clásico de los héroes que descubren sus habilidades, su destino, en esa etapa vital. "Harley Quinn: Cristales rotos" sí se movía por senderos más lúgubres, pesimistas e incluso adultos en muchas de sus páginas. "Teen Titans: Raven" es mucho más colorido, optimista y dado a deslizarse por caminos más luminosos. También es cierto que no nos encontramos en Gotham, claro.

Pero, ¿de dónde viene la tal Raven? ¿Quién es exactamente? Nunca viene mal un rápido recordatorio, y en él también podemos hallar ciertas similitudes con Harley Quinn, más estéticas y mercadotécnicas que conceptuales, en el sentido de que tenemos a dos personajes femeninos muy fuertes, que nacieron ligados a personajes masculinos villanos que apenas los dejaban avanzar y que han ido adquiriendo popularidad gracias a obras más allá de los cómics. Se hace imposible negar que gran parte de la fama actual de Raven se deba a la divertida serie de animación Teen Titans Go! (puede parecer sólo para niños, pero ni mucho menos) y a la adaptación televisiva del equipo al que pertenece, la notable "Titanes", donde la violencia y la falta de edulcoramiento están a la orden del día. En los cómics, pese a que Raven ha tenido etapas en solitario (no muchas, ojo), es más bien conocida por pertenecer al equipo de los Titantes, o mejor dicho, de los Jóvenes Titanes, o mejor dicho todavía, los Nuevos Titanes. Precisamente, son uno de los grupos de superhéroes más populares y queridos de DC (del mundo del cómic en general, si nos ponemos puntillosos), uno de los que han contado con más relanzamientos y, sobre todo, de los más reconocidos a partir de la década de los 80, cuando el concepto alcanzó el éxito que merecía, en esa ocasión, como Nuevos Titanes, o Nuevos Jóvenes Titanes. Fue por entonces que lo que nació como una especie de Liga de la Justicia Junior (en sus primeros días como grupo no oficial fueron conocidos así, por cierto) evolucionó hasta lograr personalidad propia, aunque nunca ha sido de extrañar que se les considerase así. Tengamos en cuenta que algunos de los miembros más o menos fijos de los Titanes han sido Robin (una especie de Batman ¿adolescente?), Kid Flash, Wonder Girl, Red Arrow, Superboy y Aqualad, en pocas palabras, versiones teen de los más famosos e importantes héroes de DC. Sin embargo, fue durante la etapa de los Nuevos Titanes (o Nuevos Jóvenes Titanes) cuando esto empezó a cambiar con la incorporación de personajes como Chico Bestia, Cyborg, Starfire y, sí, Raven. A partir de ahí su leyenda no hizo más que aumentar. Ahora, "Teen Titans: Raven" forma parte de ella, y con mención de honor.


El tomo nos presenta, en general, lo que nos cuenta la sinopsis. Tras un trágico accidente, Raven se queda sola en el mundo al morir su madre adoptiva en él. Sin embargo, al no ser la única familia con la que contaba, no tarda en sentirse de nuevo protegida por un nuevo hogar, a pesar de que sus recuerdos se han fragmentado; tiene memoria acerca de algunos temas, pero otros se pierden en las tinieblas provocadas por el incidente, lo que causa que no sepa ni siquiera quién es realmente. Poco a poco, mientras trata de recuperar su vida anterior, descubre que es capaz de percibir lo que los demás piensan y sienten, además de poseer la habilidad de provocar ciertos sucesos sólo con desearlo. Por si eso no fuera nada, de repente oye unas extrañas voces y tiene unas raras impresiones que parecen conectadas con su nueva familia, que le guarda no pocos secretos. Por fortuna cuenta con Max, su hermana adoptiva, y con la amistad de Tommy, un chico del instituto que la acepta tal y como es, ayudándola a recordar lo que le gusta y lo que no a la vez que la apoya en quien se quiere convertir. Como se puede ver por la trama principal, la búsqueda de la identidad perdida coincide, precisamente, con una etapa vital donde ya de por sí se hace complicado saber quién se es y hacia dónde se va. Raven tiene que lidiar con las vicisitudes propias de una adolescente sumadas a los problemas que sufre debido a su origen sobrenatural, del cual no voy a desvelar nada para aquellas lectoras y lectores que se acerquen a la historia sin saber casi nada del personaje. Y es que en eso también coinciden "Teen Titans: Raven" y "Harley Quinn: Cristales rotos".

En tiempos en los que para subirse uno a una colección regular de cómics debe esperar a que termine una etapa y se inicie otra (y, aun así, hay que tener en cuenta los centenares de historias anteriores que entran en continuidad) o elegir algún tomo autoconclusivo, estas novelas gráficas se sienten como esenciales, tanto para atraer a las nuevas generaciones hacia personajes con décadas de edad como para ir reconstruyendo las fórmulas que funcionaron en el pasado a su alrededor. En pocas palabras, hay que ir creando nuevos lectores, y eso es complicado de hacer con propuestas que no estén cercanas a tomos como "Teen Titans: Raven". Por ejemplo, en el terreno cinematográfico ¿es más fácil adentrarse en Marvel Studios tras ver "Spider-Man: Lejos de casa" o más sencillo ver "Joker" de DC y Warner? De este modo, el tomo supone una reinvención de Raven, al mismo tiempo que respeta por completo su esencia (personaje femenino repleto de claroscuros que lo sitúan en eterna lucha entre su luz y sus tinieblas) y recuerda de dónde viene, colocando multitud de referencias al mundo de Raven (la presencia de cierto Slade), e incluso dejando un final abierto que deja con ganas de más, con la firme promesa de que Raven, esta Raven, regresará dentro de muy poco. Una historia imprescindible para quienes sean completistas del personaje y perfecta para aquellos que se acerquen por primera vez a él, aunque sea después de haber disfrutado de alguna de sus contrapartidas televisivas. "Teen Titans: Raven" es una visión fresca de un personaje con décadas a sus espaldas, el material con el que se crean nuevos adictos al mundo del cómic. Que Editorial Hidra siga trayéndonos estas joyitas, por favor.


Tony Jiménez

5 comentarios:

  1. Hace tiempo que vi la serie de los Titans (aunque tengo que continuarla) El dibujo no está mal, como no sé mucho del personaje, seguro que me sirve para conocerla más.
    Saludos!

    ResponderEliminar
  2. No soy muy de cómics. Lo que sí he visto es la serie y este personaje me gustó bastante.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  3. Encantadisima de enterarme de este género por tu blog y experiencia a full que tienes.
    Gracias y felicitaciones.
    Eres una excelente referente para conocerlo.

    ResponderEliminar
  4. Hola! La novela gráfica no es lo mío aunque las ilustraciones son muy chulas. Gracias por tu reseña.

    Un saludo!

    ResponderEliminar
  5. Hola ^^

    Tengo que reconocer que estoy algo perdida con esto porque hasta que no vi hace poco Titanes, no conocía de nada al personaje jeje Y con Dc me pasa que nunca sé por donde meterle mano porque no me queda claro si alguien novato y que no sabe del tema puede enterarse agh!

    ResponderEliminar

Susúrranos entre sombras lo que te ha parecido la entrada...