Mera contra la marea, o cómo tomar el control de tu vida



Autor: Danielle Page
Colección: Novelas gráficas de DC Comics
Materia: Aventura, Acción, Superhéroes
Idioma: Castellano
ISBN: 978-84-18359-36-1
Páginas192

Sinopsis:

Heredera del trono de Xebel, una colonia controlada con mano de hierro por Atlantis, Mera recibe el encargo de matar al heredero del trono, Arthur Curry, que actualmente vive no en el mar, sino en tierra, en la superficie, sin conocer lo que le depara el destino: ser Aquaman. Mera deberá decidir si seguir adelante con su misión y convertirse en villana, o dejarse llevar por unos inesperados sentimientos y tomar el control de su destino.


Opinión personal de Tony Jiménez:

Es cuanto menos curioso que uno de los personajes elegidos para una de las fantásticas, populares y magníficas novelas gráficas de DC, destinadas al público joven adulto, haya sido el de Mera. Si hacemos un repaso rápido, hemos tenido a Harley Quinn, a Raven de los Jóvenes Titanes, a Batman y a Wonder Woman. Como podemos observar, en realidad, no hay una pauta, más allá del hecho de reivindicar la parte femenina de los cómics de DC, que nunca viene mal y siempre le da cierto toque de originalidad y cambio a las publicaciones de la editorial (no todo va a ser Batman y Superman, por más que estos aseguren unas ventas concretas). Batman y Wonder Woman son dos de los grandes iconos de DC, forman parte de la llamada Trinidad junto con el Hombre de Acero; Raven siempre ha sido un personaje más secundario, muy querido y de culto, pero con mucha menos importancia, aunque no menos calidad; y la doctora Harleen Quinzel es uno de los más potentes iconos de la cultura popular, sobre todo, si hablamos de aquellos surgidos del mundo de las viñetas. Entonces, ¿cómo encaja Mera en todo esto?


Si atendemos a los orígenes de Mera, en tiempos en los que las superheroínas eran más comparsas de los superhéroes que personajes independientes tan o más interesantes que sus homólogos masculinos, descubrimos que durante años no ha sido mucho más que la novia de Aquaman. Fin. Bueno, en eso sí que coincide, por ejemplo, con nuestra querida Harley Quinn, quien no ha dejado de ser la novia del Joker, o la Joker femenina, hasta hace bien "poco", ¡y eso que nació en la década de los 90! Sin embargo, a Mera, por fortuna, hace mucho que le tocaron autores que supieron sacar su más que evidente potencial para ir más allá de ser la novia/esposa/compañera de Arthur Curry y pasar a ser su propia heroína, dejando de lado incluso ese tono de Aquaman para mujeres, o Aquaman femenina. Mera ha ido adquiriendo tanta importancia en el entramado de DC que ha llegado a formar parte de la Liga de la Justicia sin que el famoso Aquaman tuviera nada que ver con dicha decisión. A ratos ha demostrado ser incluso más interesante que un personaje que ha tenido que ir quitándose de encima la losa de parecer una broma viviente, peso que, curiosamente, le ha desaparecido a base de autores que se lo han tomado en serio, y no desde hace mucho, ojo. Al igual que Mera, sólo que esta lo ha tenido el doble de difícil al navegar en un océano de héroes, en su mayoría masculinos. 

Subrayando la importancia de Mera en los últimos años de DC, la vemos aparecer incluso en dos de las principales películas del universo cinematográfico de la editorial: "Liga de la Justicia" y "Aquaman". En ambas, curiosamente, es ella el motor que ayuda a Arthur Curry a descubrirse a sí mismo, lo que no solo nos señala el nuevo uso que se le da al personaje (ya no es la comparsa, el jarrón de porcelana, la estatua, la compañera sin más, sino el epicentro del terremoto que tambalea la vida de Arthur Curry hasta derribarla entera y levantarla después ya como Aquaman), sino también la idea de que sin Mera no puede haber rey de Atlantis, o lo que es lo mismo, sin Mera no puede existir Aquaman. En "Mera contra la marea" ese concepto se hace grande hasta volverse gigantesco, de tal manera que, al finalizar el cómic, nos quedamos más que nunca con la sensación de que sin la heroína acuática es imposible que haya un héroe acuático amigo de Batman y Superman. En pocas palabras, se le da la vuelta a todo lo que conocemos sobre Mera y, aunque no es algo nuevo, la obra de Danielle Paige y Stephen Byrne ahonda en ello, cimentando así una especie de origen moderno para Aquaman. En este sentido, el volumen finaliza con una puerta muy abierta para una secuela donde Mera ayude todavía más a Arthur a transformarse en el futuro rey de Atlantis, mientras ella se encuentra todavía más a sí misma. Pero me estoy adelantando.


"Mera contra la marea" nos presenta a una joven y rebelde Mera que es tratada como la típica princesa de cuento. Pese a la popularidad y fama que ostentaba su madre, tan madre como guerrera, parece que nadie espera de Mera más que el que se case con el príncipe Larken, del reino de la Fosa, para formar una alianza con el reino de Xebel, de donde procede Mera, un territorio cuyos habitantes viven bajo el yugo de Atlantis. Mera vive un continuo conflicto consigo misma, pues no quiere decepcionar a su padre, y mucho menos a su reino, pero se niega a servir de moneda de cambio para un futuro conflicto, pues prefiere hallar su propio destino, y ese no es el de ser una simple princesa. Rebelde e independiente, Mera hace gala de su animadversión hacia Atlantis en forma de pequeños altercados y protestas contra todo lo que significa el reino que domina al suyo. Sin embargo, todo cambia el día que Mera descubre que su padre ha localizado al futuro heredero de Atlantis. Vive en la superficie y se hace llamar Arthur Curry. Entonces, Mera pretende dar antes con él y asesinarlo para demostrar a todos que puede elegir su propio destino, aunque eso la convertiría en una villana. Sin embargo, lo que no espera Mera es que Curry sea todo un héroe... y que desconozca sus orígenes.


Como el resto de novelas gráficas de DC, publicadas por Hidra, destinadas a un público joven adulto, "Mera contra la marea" nos presenta a unas versiones jóvenes de los personajes que conocemos, e incluso físicamente distintas como en el caso de Arthur Curry (moreno, por ejemplo, y solo cercano a Jason Momoa en los diseños descartados de Byrne, los cuales se nos muestran al final del volumen). Este modo de revitalizar las personalidades de héroes y villanos con décadas de existencia se puede comparar perfectamente con la popular línea Ultimate de Marvel, cuyo objetivo era presentarnos a los personajes de Stan Lee, Jack Kirby y Steve Ditko en un entorno moderno, logrando que incluso el maravilloso concepto fuera más allá. Recordemos que Miles Morales, el Spiderman protagonista del filme "Spider-Man: Un nuevo universo" nació en la línea Ultimate. Todo esto puede llevar a pensar, ¿a qué está esperando DC para confirmar que los personajes de estas novelas gráficas se hallan en un mismo universo en el que puedan acabar encontrándose? ¿Y si lo han hecho ya y todavía no nos hemos dado cuenta? Por ahora, disfrutemos de aventuras tan refrescantes como esta obra, perfecta, siguiendo la línea de las anteriores, para quienes no sepan nada del personaje, pues es una historia con principio o final, donde no es necesario haberse pasado años y años inmerso en la continuidad oficial de DC para entenderla y, mucho menos, disfrutarla. ¿Y si sois de estos últimos? "Mera contra la marea" tampoco puede faltar en vuestras bibliotecas personales. Imprescindible si adoráis al personaje. Vale, y a Aquaman también.


Tony Jiménez

3 comentarios:

  1. Como siempre te digo, aunque la novela gráfica me gusta, la de super héroes no me llama nada la atención
    Besos

    ResponderEliminar
  2. No me termina de llamar esta vez, que es un género que ahora me da pereza.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  3. Hola! Esta vez no es para mí pero las ilustraciones son chulas. Gracias por tu reseña.

    Un saludo!

    ResponderEliminar

Susúrranos entre sombras lo que te ha parecido la entrada...