Gotham High, o cómo sobrevivir en Gotham



Autor: Melissa De la cruz
Colección: Novelas gráficas de DC Comics
Materia: Aventura, Acción, Superhéroes
ISBN: 978-84-18359-37-8
Páginas: 196

Sinopsis:

Antes de que se convirtieran en Batman, Catwoman y el Joker, Bruce, Selina y Jack fueron jóvenes en Gotham.

Tras ser expulsado de su internado, el joven Bruce Wayne vuelve a Gotham y se la encuentra muy cambiada, su hogar le parece un erial solitario asediado por el recuerdo del asesinato de sus padres. Selina Kyle es ahora la reina del instituto gracias a la ayuda del payaso de la clase, Jack Napier. Cuando un secuestro sacude el instituto, Bruce busca respuestas, pero ¿y si en lugar de un caballero oscuro no fuera más que un peón en el juego de otros? Nada es jamás lo que parece, y menos en Gotham High, donde todo el mundo es sospechoso.


Opinión personal de Tony Jiménez:

"Harley Quinn: Cristales rotos", "Teen Titans: Raven", "Wonder Woman: Warbringer" y "Mera contra la marea" son algunas de las novelas gráficas del universo DC, dedicas a un público joven adulto y publicadas por Editorial Hidra, que hemos reseñado en esta web. No son todas las que son, es cierto, aunque tampoco nos han faltado muchas más (nos pondremos al día con ellas; prometido). Como he comentado en anteriores análisis, contienen ciertos puntos en común que las acercan, al mismo tiempo que otros las alejan bastante. Sin embargo, esas conexiones son de lo más interesante, en especial, cuando tenemos en cuenta el mensaje de fondo y el tono con el que sus autores tratan a personajes que tienen, la mayoría de ellos, décadas a sus espaldas. También se les puede relacionar con otro detalle que es muy, muy importante a mi modo de ver, y es el de protagonizar historias autoconclusivas y para las que no son necesarios los cientos y cientos de cómics previos en continuidad que se han hecho con anterioridad. Por ejemplo, para disfrutar de "Wonder Woman: Warbringer", que ya provenía de una novela, no hace falta haber leído nada previo de la heroína, e incluso ni siquiera resulta necesario saber quién es. ¡Todo viene en el tomo! Esto ayuda a nuevos lectores a introducirse en el mundo del cómic, un universo que cada vez parece más distanciado de quienes deberían perpetuarlo, porque, al fin y al cabo, ni siquiera los lectores más veteranos somos eternos.


Como es evidente, hay varias formas de realizar un cómic de estas características, y una de ellas, la más socorrida, es la de reinventar, reiniciar o volver a contar los orígenes de los personajes. En los cuatro cómics mencionados, se nos presentan versiones adolescentes de heroínas que son ya iconos de la cultura popular, porque no sólo tocan el cómic, sino también el cine, la televisión, la literatura e incluso los videojuegos. En muchos de esos casos, además, asistimos a cómo esos personajes pasan de sus identidades "mundanas" a las superheroicas. Por ejemplo, en "Cristales rotos", Harley no se convierte en Harley Quinn hasta el final, lo cual ocurre casi de igual manera con Wonder Woman en "Warbringer" y con Raven en su propia historia. En reseñas anteriores comparé esta forma de actuar con la marveliana línea Ultimate, aunque, en este caso, no se trataba tanto de convertir en adolescentes a los superhéroes y supervillanos, sino de trasladar sus historias de los 60 al nuevo siglo, una especie de "¿Qué hubiera pasado si los Vengadores, Spiderman, los Cuatro Fantásticos y los X-Men hubieran nacido en el siglo XXI?". Un What if...? en toda regla. Aunque, ¿qué es exactamente un What if...? ? ¿Lo son las novelas gráficas de DC publicadas por Hidra? ¿Qué diferencia una reinvención de un What if...? ? Veámoslo, porque es un tema muy conectado con "Gotham High", la novela gráfica que hoy os traemos.


Como comentaba antes, un What if...? viene a ser una especie de "¿Qué hubiera pasado si...?". No se da solo en Marvel, ojo, porque es un término que aparece en infinidad de obras, pero si hablamos de cómics, no, la Casa de las Ideas no es la dueña del concepto, aunque en DC se trata más como "Elseworlds", o lo que es lo mismo "Otros Mundos", algo muy, muy similar que da lugar a realidades alternativas donde un suceso concreto ha cambiado, ofreciéndonos una versión muy distinta de la historia que ya conocemos. Si hablamos de Marvel, tenemos, por ejemplo "¿Qué hubiera pasado si la familia de Punisher no hubiera sido asesinada?" o "¿Qué hubiera pasado si la araña no hubiera mordido a Peter Parker?" o "¿Qué hubiera pasado si Magneto hubiese ocupado el lugar de Charles Xavier?". Las posibilidades son infinitas. Al igual que con los "Elseworlds" de DC, capaces de ofrecernos un mundo donde Aquaman nunca descubrió sus verdaderas habilidades, donde Wonder Woman se convirtió en una malvada dictadora, donde Superman nunca fue encontrado por los Kent y donde Bruce Wayne fue quien realmente asesinó a sus padres. Dejando de lado a Marvel, hay que reconocer que los "Otros Mundos" de DC han dado lugar a historias tremendas, algunas ya clásicos del cómic, como "Superman: Hijo rojo", con Superman como hijo de la URSS, "Batman: Caballero Blanco", con un curado Joker como principal héroe de Gotham y esa historia de "Flashpoint" donde Batman es, en realidad, Thomas Wayne, que siguió el camino de la venganza cuando el ladrón asesinó a Bruce y a Martha en vez de a esta y a él. Aun así, falla algo con "Gotham High". No termina de encajar en ninguno de estos conceptos. ¿Entonces?

La premisa del tomo es genial, la verdad. Sencilla, que no simple, y magistral. Nos sitúa en una Gotham en la que el Joker, Catwoman y Batman son, en pocas palabras, compañeros de instituto, adolescentes a años luz de las personalidades superheroicas que conocemos, lo que da lugar a que no tengamos al Joker, a Catwoman y a Batman, sino a Jack Napier (la identidad más usada para el Joker en los cómics desde el "Batman" de Tim Burton), Selina Kyle y Bruce Wayne. Precisamente, es este triangulo ¿amoroso? el que mueve la trama principal, donde los secuestros, las traiciones, los celos y los enfrentamientos van en aumento página a página. Todo comienza con un rebelde Bruce Wayne que, empeñado en proteger a los inocentes y a quienes no pueden protegerse a sí mismos, es expulsado del Colegio Masculino Arkham (sí, los guiños al universo de Batman son continuos en el cómic) por meterse en demasiados líos. Es entonces cuando aterriza en el llamado Gotham High, lo que vendría a ser el instituto público de Gotham. Allí, pronto recupera a Selina, su amiga de la infancia, a la vez que conoce a Jack Napier, con quien congenia rápidamente. Todo se vuelve extraño cuando el secuestro del joven Harvey Dent (sí, también tenemos cameos de versiones adolescentes de muchos secundarios y villanos del universo Batman, como Dent y cierta amante de las plantas) indica que hay criminales que también se equivocan, ya que el objetivo siempre fue Wayne. La cosa empeora cuando es Selina la secuestrada. Es entonces cuando Bruce y Jack deben unir fuerzas, al mismo tiempo, que tratan de quedarse ambos con el corazón de la joven. ¿A qué ya no parece tanto un "Elseworlds" y sí más una reinvención? 


"Gotham High" se sitúa así como una obra diferente a las mencionadas de Hidra y DC por dos grandes motivos, a pesar de que su tono de novela gráfica de joven adulto, indicada para quienes no sepan nada de nada sobre los personajes, invada cada página. El primero es que, lamentablemente, los temas sociales se tocan mucho menos aquí que en los otros tomos, y aunque es cierto que tenemos representación étnica, mujeres fuertes y a un Alfred homosexual, no deja de dar la sensación de que todo lo que se explotaba en los otros volúmenes aquí se queda en eso, sepultado bajo una trama de secuestros que navega entre el suspense, los superhéroes y los amoríos adolescentes; el segundo se centra en la continuidad del tomo, porque, veamos, aunque no sea oficial, la mayoría de las otras novelas gráficas de DC daban para que el lector fantasease con un universo compartido por esas nuevas y jóvenes versiones de los héroes y villanos de siempre, algo que se rompe en "Gotham High", porque, al fin y al cabo, ni el Bruce Wayne de aquí es el de, por ejemplo, "Harley: Cristales rotos", ni el Joker, ni... Algo obvio, coherente y lógico, pues lo que se intenta con estos cómics es ofrecer historias autoconclusivas de fácil acceso para el lector no versado en personajes con décadas de existencia. En esto "Gotham High" funciona a la perfección, siendo toda una de las más agradables sorpresas de la unión entre Hidra y DC, sobre todo, en las partes que comparten Jack y Bruce (geniales los ataques de ira del primero unidos a su obsesión con una amistad con el segundo) y el juego de Selina con ambos, argumentos muy propios de los cómics tradicionales. Si el guion de Melissa de la Cruz es una gozada, dejando con ganas de más al acabar el tomo, el dibujo de Thomas Pitilli no tiene nada que envidiarle, mostrando un acabado gráfico muy en sintonía con el resto de las novelas gráficas del mismo estilo. ¿Y qué decir de la edición de Hidra? Magnífica y deliciosa. Otro gran acierto que, además, sube bastante el nivel con respecto a los anteriores volúmenes. ¡Y ya es decir!




Tony Jiménez

8 comentarios:

  1. Hola! Esta vez no es para mí pero se ve entretenido. Gracias por tu reseña.

    Un saludo!

    ResponderEliminar
  2. Hola! tiene muy buena pinta, las ilustraciones me encanta. Besos

    ResponderEliminar
  3. No es para mí esta vez.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  4. Hola wapa! Sabía que había una película sobre Gotham, pero no un libro y me llama la atención
    bsss

    ResponderEliminar
  5. P.D.: Como tienes varios blogs, ya no se cual sigo y cual es el que no, así que he visto que este no y te acabo de seguir, jejeje
    bsss

    ResponderEliminar
  6. No me va este tipo de lectura.
    Besos.

    ResponderEliminar
  7. Creo que no es para mí pero es, cuanto menos, original.
    BEsos.

    ResponderEliminar
  8. Tengo que leer más de este género siempre lo digo y al final nunca me animo a ver si esta vez me has convencido de verdad para no posponerlo más

    ResponderEliminar

Susúrranos entre sombras lo que te ha parecido la entrada...