Microteatro: The Walking on Sunshine (Por Nia)



Sala 1
Texto: Vicente Aparicio y Sergio Escribano
Reparto: Vicente Aparicio y Sergio Escribano
Sinopsis: Dos zombies con mucha vidilla encuentran una manera de sobrevivir a su condición de no muertos.
Género: Comedia
Edad: +7
Cover: Pau Vercher



No Shadow, esto no es una reseña, esto es ¡UNA ADVERTENCIA!

He tardado once días en poder escribir estas palabras, me dieron el alta en el hospital el lunes después de ocho transfusiones y coserme cual bufanda navideña. Aún me tiemblan las rodillas cuando recuerdo el suceso, pero soy mujer y fuerte y nada me detendrá de contar mi incidente.

El sábado 2 de Julio fui al Microteatro con toda la ilusión del mundo: Vicente Aparicio había co-escrito una obra con Sergio Escribano, aquí la foto de ambos implicados:




A primera vista diréis “Mira que cara de buenas personas tienen”. Y lo eran, eran buenas personas, pero eso quedó en el pasado, en un pasado que ni ellos mismos recuerdan. Ahora se hacen llamar Joe y Nas y que no os engañe su verborrea animada y coloquial, este par no es de fiar. Pero no adelantemos acontecimientos, sigamos con mi sábado...
Llegue allí después de comerme un bocadillo que medía dos centímetros más que yo, así que mis reflejos muy rápidos tampoco estaban. Saqué mis entradas y me senté a esperar que la pantalla nos diera la señal para atravesar la cortina roja.



Hasta ahí todo normal, pero entonces cruzamos el visillo y apareció Noelia, la chica simpática del Microteatre que siempre nos indica que apaguemos el móvil y la sigamos en silencio por el pasillo hasta  una de las tres salas. Nada más verla ya me di cuenta que algo no andaba bien ¿Dónde estaba su sonrisa? ¿Y ese buen rollo que siempre nos transmitía? Nada, solo una tremenda cara de circunstancia esperando a que todos estuviésemos listos para oír las malas noticias:
“El jueves 30 de Junio una horda zombie invadió el Barrio de Ruzafa de cabo a rabo. El Microteatre disponía del único búnker que podría mantenernos a salvo”.
En otras circunstancias habría salido a la calle como loca a aniquilar zombies, pero me pesaba el estómago y no llevaba mi hacha matazombies en el bolso, así que decidí resignarme al búnker.
No veas que mal rollito por el pasillo, llamadme supersticiosa pero yo intuía que ahí había algo raro y que muy a salvo no estábamos. Cuando nos encerraron en un cuarto oscuro con un cadáver en medio (con el que tropecé al escapar), mis sospechas se elevaron a pocos milímetros de la histeria. Cinco segundos después se produjo un alboroto enorme y uno de los espectadores gritaba aterrado que no podía morir, que aún no había visto un concierto de la Beyoncé en directo. Mira chato, supéralo, yo nunca veré a Freddie Mercury y casi no lloriqueo por ello. Dos segundos más y aparecieron Joe y Nas, el dúo del que os hablé al principio.
¡Ole, nos habían encerrado en un búnker para “protegernos” con dos zombies totalmente pirados, un fiambre y lo que quedaba de un pie!
Nos quedamos muy quietos ilusionándonos con que ni nos veían ni nos oían. Y allí estuvimos, presenciando la vida cotidiana de dos zombies muy colgaos hasta que uno de ellos vislumbró mi pelambrera roja y se me echó encima. Salté en menos que tarda una ardilla en tirarse un pedo, brinqué sobre mi chico que es tercer dan en taekwondo y de vez en cuando suelta rayos láser por los ojos a lo Cíclope. Tal vez fue eso lo que me salvó la vida o tal vez no tenían mucha hambre, igual yo aun olía a pimientos verdes fritos y eran alérgicos, el caso es que logré salir con vida, pero ahora estoy escribiendo con la mano izquierda porque en la derecha solo me quedan tres dedos.
...no os voy a contar más del episodio, lo dejo aquí, no puedo, que no puedo continuar, al final aún no estoy preparada para dar más detalles de esta horrible experiencia...

Qué he aprendido de todo esto:

No os fiéis de chicas que se llaman Noelia y tienen carita dulce porque os dirán que vais a estar a salvo y TODO ES MENTIRA.
Y los zombies, por mucho que se sepan los pasos de Thriller, que canten o se crean graciosos u ocurrentes, al final son zombies y si tienen dientes o garras no son trigo limpio. PUNTO.

Y ahora en vuestras manos lo dejo, estáis mas que advertidos, si aun así queréis arriesgaros a ir al Micoteatro de Valencia, cualquier cosa que os pase será bajo vuestra única responsabilidad.


       Se despide cariñosamente de vosotros,
 Nia Ochodedos.


Tamara López

11 comentarios:

  1. ¡Que buena pinta tiene! Además con zombies^^^
    ¡Un beso y felices lecturas!

    ResponderEliminar
  2. Uy guapi, hoy no me lo llevo. Los zombies y yo no casamos bien.
    Besos

    ResponderEliminar
  3. ¡¡Que pasada!! Me encanta el género.

    Besos =)

    ResponderEliminar
  4. Hola! Mira que yo no soy mucho de zombis pero me ha encantado lo que cuentas. No me importaría ir, aunque sé que después me pasaría días sin dormir, si salgo de allí claro, jajaja.
    Besos!

    ResponderEliminar
  5. jejejejje Gracias por la advertencia.
    Besos

    ResponderEliminar
  6. Pues qué quieres que te diga, la verdad es que tiene bastante buena pinta :D

    ResponderEliminar
  7. Donde haya historias de zombies que contar, ahí es donde debo estar :3

    ResponderEliminar
  8. Hola!
    Me ha encantado la manera es que nos haz contado tu experiencia y estaría increible poder asistir al microteatro a este evento.
    Besos

    ResponderEliminar
  9. Jaja Es una entrada muy buena, al principio me había asustado. Un besote :)

    ResponderEliminar
  10. Pues ya me venían faltando tus historias Nia!
    A mí lo más sacado de foco que me parece, es que no puedas tener una hacha destrozazombies en tu bolso!! -cómo es posible?!-, o un bate de beisbol bañado en púas de hierro. Mira que ahora nos estamos llenando de zombies pokemon go, y parece que el virus es fatal! de esos no hay que dejarse ni tocar un pelo! Yo me ando con una espada de acero Valyrio parecida a Garra :D
    Y esa advertencia final, pues habría que escribirla en el muro de facebook de Luis Fonsi jaja xP

    ¡Besoabrazo

    ResponderEliminar

Susúrranos entre sombras lo que te ha parecido la entrada...